Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | May 17, 2022

Scroll to top

Top

Martes 10 de junio de 2014

El mercado a la espera del USDA

El mercado a la espera del USDA

Es importante los datos de Estados Unidos pero las variables locales juegan un papel que nos lleva a tomar decisiones ahora. No dormirse con el trigo y el maíz

Mientras que los días pasan la evolución de los precios agrícolas en el mercado de Chicago muestran mayor volatilidad que se traslada al mercado local con condimentos propios.

Los futuros continúan mostrando bajas a pesar de algunas recuperaciones parciales en jornadas donde se generan compras de oportunidad a partir de las caídas anteriores. Asi los precios en las últimas semanas mostraron oscilaciones diarias, entre subas y bajas, pero con cierre negativo.

El mercado está siguiendo de cerca el avance de las siembas en Estados Unidos y las condiciones en la que se desarrollan los cultivos a partir del clima.

Este factor en las próximas semanas será determinante del comportamiento de los precios mientras que esta semana será clave la publicación del informe mensual del USDA que se conocerá el miércoles 11 a las 13 hora argentina.

Los datos que el mercado está esperando son los stocks estadounidense de maíz y soja de la campaña 2013/14 y ajustes a las cifras proyectadas para el ciclo 2014/15.

Para el maíz los analistas en promedio esperan un ajuste al alza en los stocks finales 13/14 a 29,57 millones de toneladas desde los 29,11 millones de mayo por ajustes en las exportaciones y en el consumo doméstico.

En el caso de la nueva campaña, en promedio, se espera un aumento de los rindes que proyectan una produccion de 354,1 millones de toneladas desde las 353,9 millones anteriores y de las 353,7 millones del ciclo actual.

Para la soja los analistas en promedio esperan un ajuste a la baja en los stocks finales 13/14 para llegar a 3,46 millones de toneladas desde los 3,54 millones anteriores. El dato, de confirmarse, sería el nivel más bajo de los ultimos 10 años, que alcanza a abastecer 14 días de consumo con un ratio stock/consumo en 3,8% frente al 4,3% de la campaña 2003/04 cuando tambien el balance estadounidense fue ajsutado.

Con un balance de cierre 13/14 ajustado, las expectativas están puestas en las cifras 14/15 donde con la proyeccion incial de mayo se muestra una recuperación de la producción y los stocks pero con dependencia de que dichas proyecciones se cumplan.

Para este informe los analistas esperan ajustes en los rindes nacionales levemente por debajo del valor de tendencia usado en el reporte anterior. A partir de los mismos la cosecha estadoundiense 14/15 podría alcanzar los 98,8 millones de toneladas, arriba de la producción actual y logrando el maximo històrico.

De cumplirse las estimaciones, algunos analistas hablan de hasta 102 millones de toneladas, la oferta se recuperaría a partir de setiembre y los precios actuales bajaríanpara reflejar esta situación. La relación entre los precios futuros de Chicago en la posición julio vs. los de posición noviembre muestran que los valores con la nueva cosecha serán más bajos.

Para el trigo el informe del USDA publicará las proyecciones de la cosecha de invierno con el detalle de las clases del cereal con expectativas previas de bajas en las producciones a partir del clima desfavorable que acompañó el desarrollo de los cultivos y los primeras números de cosecha en algunos estados.

En la semana que pasó la consultora Informa Economics publicó su estimación de cosecha de trigo de invierno por clase mostrando datos más bajos de su informe anterior por el impacto del clima en los cultivos.

Igualmente con cifas más bajas de la cosecha estadounidense, los precios del cerealmuestran más el balance global donde continúan siendo holgadas las existencias y la nueva oferta 14/15 supera la demanda.

El cereal es el producto que menos fundamentos alcistas encuentra para los precios. La oferta del hemisferio norte comenzará pronto a fluir y los resultados de países como Rusia, Ucrania y los del bloque de la Unión Europea mejoran sus pronósticos a partir del clima favorable.

Asi los precios del trigo son los que más presión tienen en las últimas semanas, con la aparición de ofertas competitivas en el mercado exportador de origen europeo o del Mar Negro que impacta en los valores estadounidenses.

La caída de los precios del trigo impactó en los precios futuros del cereal argentino. Los valores de la nueva campaña, luego de alcanzar los usd 210 en los mercados a término, bajaron hasta los usd 197.

Estos reflejan en parte la baja internacional, los precios FOB pasaron de usd 303 a usd 298, pero también las intenciones de siembra local y la poca demanda.

Fueron pocos los exportadores que compraron trigo forward con un importante descuento sobre la capacidad teórica de pago a partir de los precios FOB. Recordemos que no hay cupo abierto para exportar trigo 14/15 ni una apertura 13/14 mayor a las 1,5 millones de toneladas cuando la oferta es mayor a dicho volumen y representará un importante nivel de stock final.

Con estos números habrá trigo 13/14 en existencia más el trigo 14/15 que vendrá para presionar los precios si no aumenta la demanda, que no será interna porque está con abastecimiento asegurado.

Asi el contexto del trigo está para asegurar parte del precio de la proxima cosecha y seguir atento al disponible que mejora por la demanda del norte pero no despega para el sur.

¿Y los granos gruesos?

Tanto el maíz como la soja están dependiendo en gran parte de lo que sucede con la oferta. La cosecha todavía muestra demoras en relación a otros años y la demandamuestra necesidad, en especial en soja, que ayuda a sostener los precios.

Las bajas externas tuvieron menor impacto en el mercado local pero sólo por los factores antes mencionados. Al cambiar alguno de los anteriores, como mayor ingreso de oferta al circuito comercial o menor demanda, los precios pueden bajar.

¿Qué probabilidades hay de que lo anterior ocurra? Vemos con cada producto:

MAIZ: la oferta en el corto plazo será mayor por el avance de la recolección, especialmente de la cosecha tardía si acompaña el clima, y la demanda de exportación sólo estará en la medida que vuelvan los compradores externos.

El sector tiene comprado 8,8 millones de toneladas de maíz para hacer frente a Roes por 8,1 millones que fueron solicitados durante el 2014 mayormente bajo la opción 365 dìas.

La demanda externa para los próximos meses se verá deprimida por el ingreso de la oferta de Brasil y la espera de la cosecha de EE.UU. El ajuste es por precio y eso se nota en los valores futuros.

Es decir, que en el maiz hay altas probabilidades que se sumen los dos factores para bajar el precio.

SOJA: la oferta de la soja aumenta con la recolección pero no necesariamente ingresa al circulito comercial, mientras que la demanda de la indsutria necesita del grano para procesar y la exportación para embarcar.

La comercialización de la oleaginosa alcanza el 36,2% de la produccion estimada, debajo del año pasado a la misma fecha pero aumentando en las últimas semanas para llevar al mes de mayo a totalizar casi 5 millones de toneladas.

La diferencia entre las campañas se registra principalmente en las ventas anticipadasdonde el escaso volumen de la presente hará incentivar las ventas en los meses posteriores a la cosecha.

Sin embargo, el productor de soja sólo venderá lo necesario para responder a sus obligaciones y será este producto el refugio a pesar de los valotes más bajos que se proyectan.

Con los precios futuros actuales es recomendable vender la soja pero quedándose en dólares, sin pesificar, comprando insumos o con alguna alternativa de inversión similar y si esperamos algún problema climático en EE.UU. recomprar la mercadería en el mercado a término. Si no vendemos la cobertura a la baja es recomendable.

Igualmente es siempre la oleaginosa quien da más oportunidades en el mercado. Hay que vender parte de la cosecha para aprovechar los precios, pero por necesidad vendería más maíz y trigo.

Lo que viene…

El mercado agrícola continúa con la atención en el comportamiento externo pero las variables locales fue lo que permitió que las bajas de Chicago fueran menores en Argentina.

Para los proximos días será clave:

  •      Avance de las siembras en Estados Unidos
  •      Posicionamiento de los fondos en Chicago
  •      Informe mensual del USDA
  •      Avance de la cosecha en Argentina
  •      Ritmo de devaluación del peso
  •      Ventas del productor argentino

 

Fuente: Centro de Gestión Agropecuaria de Fundación Libertad