Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | August 18, 2022

Scroll to top

Top

Jueves 31 de agosto de 2006

Evaluaciones internacionales

Los alumnos argentinos vuelven a participar de las evaluaciones internacionales conocidas como PISA, que permiten comparar el rendimiento educativo de nuestros jóvenes con respecto a los de otros países.

Cada tres años, los países que así lo desean pueden participar en una evaluación de resultados educativos, aplicados a chicos de aproximadamente 15 años, en las áreas de lengua, matemáticas y ciencias. En concreto, esta evaluación se denomina PISA (Programme for International Student Assessment) y en cada oportunidad pone mayor énfasis en la evaluación de alguna de las tres áreas mencionadas.

Afortunadamente, el Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología decidió el año pasado que la Argentina volviera a participar de estos operativos internacionales de evaluación. El 15 y 16 de agosto, se tomó la evaluación a los casi 6.000 alumnos que debían participar de la muestra.

Si bien los resultados tardan bastante en ser procesados y publicados, permiten obtener información comparativa con las realidades educativas de otros países. Por supuesto, uno no puede quedarse exclusivamente con los resultados obtenidos sin aislar otras variables que influyen, pero sí es importante la “vocación” que está manifestando el ministro para ver dónde estamos realmente parados en lo que a educación se refiere. Toda información que uno obtenga ayuda a realizar un mejor diagnóstico y, si se tienen los criterios de juzgamiento correctos, poner los medios para solucionar los problemas.

En la ley que está gestándose, el tema de la continua evaluación del sistema educativo –a través de pruebas muestrales o censales elaboradas y aplicadas desde el Ministerio de la Nación– parece ser uno de los puntos donde habrá que poner mayor énfasis a la hora de aplicar la futura normativa.

Una cosa interesante para realizar (que no recuerdo que se haya hecho en la ocasión anterior que la Argentina participó en las evaluaciones PISA) es hacer un comparativo entre los resultados obtenidos internamente y los que nos lleguen del exterior. A modo de ejemplo: si los promedios en una determinada área de las evaluaciones internas de los 6.000 alumnos que participaron del PISA fuera de 7 puntos y en el PISA obtuvieran un equivalente a 4 o a 10, nos indicaría que, al menos comparado con los cánones internacionales, estamos fallando en la evaluación. Si, por el contrario, ambos evaluaciones arrojaran un promedio de 5, podríamos inferir que al menos tenemos claro dónde estamos parados y arbitrar los medios para mejorar. Es una tarea pesada por su volumen, pero sencilla por su factura: averiguar los promedios de lengua, matemáticas y ciencias de los alumnos participantes para compararlos cuando aparezcan los resultados de las evaluaciones PISA. Esto aportaría un interesante dato adicional con poco esfuerzo.

También habrá que ver, cuando aparezcan los resultados, si los países que se encuentran por encima de la Argentina en todas las áreas destinan más o menos del PBI al presupuesto educativo, si tienen más o menos horas y días de clases, si tienen más o menos años de educación obligatoria, para poder sacar conclusiones acerca de cuestiones que quizá afecten nuestro sistema educativo y que a veces se manejan “ideológicamente” (por ejemplo, “mayor inversión significa mejor educación”, “más educación significa mejor educación”, eslóganes éstos que no necesariamente se condicen con la realidad, pero que podremos ver en números una vez que aparezcan los resultados de las evaluaciones).

El Ministerio de Educación ha tomado una buena acción al decidir volver a participar del PISA. Esperemos que luego los resultados se utilicen para tomar acciones concretas que mejoren nuestra calidad educativa. © www.economiaparatodos.com.ar

Federico Johansen es licenciado en Ciencias de la Educación (UBA) y miembro del equipo de profesionales de la Fundación Proyecto Padres.


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)