Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 26, 2022

Scroll to top

Top

Martes 14 de octubre de 2014

Fuerte presión del gobierno en los mercados

Fuerte presión del gobierno en los mercados

Según publicó El Cronista, una de las primeras acciones de Alejandro Vanoli, apenas asumió en el BCRA, fue llamar a los “corretas” para pedirles colaboración

Panorama argentino

La gran expectativa creada por los recientes cambios en las conducciones del BCRA y la Caja de Valores tuvo varias respuestas la semana pasada, aunque todas las medidas conocidas intentan sólo limitar la libre acción de los mercados en lugar de encarar las causas de los problemas que, así, seguirán creciendo y agravando aún más la complicada situación que padece la economía argentina. Al respecto, el economista Roberto Cachanosky, en su informe semanal, sintetizaba la actualidad así: Mientras tanto, sólo cabe esperar más regulaciones, autoritarismo, creciente deterioro económico, más descontento social y ver hasta dónde aguanta CFK sin recursos para calmar el malhumor social con otra fiesta de populismo”. Y el martes 7 de octubre resultó el día que produjo mayor número de novedades, aunque un adelanto de lo que podría pasar se pudo conocer al comenzar la semana a través de la publicación hecha por los intelectuales de «Carta Abierta», pidiendo una mayor defensa del dólar y de las reservas, la estatización del comercio exterior y la reforma de la ley de Entidades Financieras para tomar el control de los bancos. Según publicó El Cronista, una de las primeras acciones de Alejandro Vanoli, apenas asumió en el BCRA, fue llamar a los “corretas” para pedirles colaboración: «Quiero calma cambiaria. No me gustaría tener que escracharlos y clausurarlos» fue, palabras más, palabras menos, la forma en que los amedrentó. En rigor, agrega la nota, no hizo más que cumplir la orden que le dio la presidenta Cristina Fernández: «Tenés que achicar la brecha del dólar oficial con el blue, el MEP y el contado con liqui». Por su parte, funcionarios de varias empresas estadounidenses que producen en nuestro país se reunieron con Axel Kicillof y le pidieron acelerar el ingreso de importaciones de insumos y aquél les prometió que «evaluarán cada caso, pero no se cambiará este sistema que sirve para proteger la industria nacional y el empleo». En otra reunión con representantes de CIARA-CEC, que nuclea a los exportadores de cereales, Kicillof, Vanoli y Capitanich les pidieron que adelantaran el ingreso de USD 1.500 millones por ventas de soja, obteniendo sólo como respuestra un «no positivo«. Asimismo, después de las veladas amenazas del jefe de Gabinete de que el Gobierno podría forzar una liquidación de la cosecha en stock se conoció la noticia de que hubo hechos vandálicos en varias silobolsas en la región pampeana. Pero este panorama tan negativo llegó a su máxima expresión el miércoles, cuando las compañías de seguros recibieron llamados del Ministerio de Economía para exigirles, informalmente por cierto, que vendieran todo lo que tuvieran en cartera de títulos Boden 2015, Bonar 24 y Bonar X, para hacer bajar el tipo de cambio del “contado con liqui”, que se toma como parámetro en el mercado paralelo del dólar. Además, el Gobierno dispuso aplicar un impuesto del 35% en Ganancias a las ventas de acciones en el exterior y esto, agregado al virtual feriado decretado para aquéllas operaciones, dio resultado porque su cotización llegó a caer el viernes por debajo de los $ 13, aunque el dólar en el paralelo subió a $ 14,95. El MULC argentino siguió operando reducido a sólo dos horas de actividad real, por las demoras del BCRA para autorizar los pagos de importaciones, y así el volumen operado se redujo, una vez más, a un total entre bancos de USD 998 millones, con un promedio diario transado de USD 200 millones. El Banco Nación, según lo decidió el BCRA, informó el viernes su cierre vendedor de transferencia en $ 8,4660, mostrando un aumento semanal del 0,2%. En sus intervenciones, el ente regulador compró y vendió todos los días, menos el martes, con un saldo vendedor de USD 15 millones, y sus reservas cayeron unos USD 169 millones a USD 27.615 millones, sumando una pérdida en lo que va del mes de USD 251 millones. Los grandes exportadores de cereales liquidaron en la anterior semana un total de USD 223 millones, vendiendo un promedio de USD 45 millones por día. El peso/dólar a un año cotizó en New York a $ 12,7545 (51%).

Panorama internacional

Según las minutas de la reunión del FOMC de la Fed realizada el 16 y 17 de septiembre pasado, sus miembros se manifestaron preocupados porque la desaceleración del crecimiento de la economía global, en especial la europea, y la fortaleza del dólar podrían ser riesgos potenciales para la primera economía del mundo. El euro se depreció en los mercados de divisas en las últimas semanas, tras las últimas medidas del BCE, que bajó sus tasas a su mínimo histórico y anunció un programa de compra de activos con el fin de reactivar la economía de la eurozona. Así, la divisa europea cayó a mínimos de dos años, hasta los 1,25 dólares, y puede seguir cayendo aún más. También se planteó la preocupación de que la referencia a “un período considerable de tiempo» para el ajuste al alza de las tasas podría “ser malinterpretada como un compromiso en vez de ser dependiente de los datos», según se expresa en las actas. La Fed se volverá a reunir a finales de mes, en un encuentro en el que debería dar por finalizado al programa de compra de bonos y realizar un cambio en el lenguaje a los efectos de sugerir algo con relación a cuándo comenzará a subir las tasas de interés, ancladas entre el 0% y el 0,25% desde diciembre de 2008. Mientras, aumentan las preocupaciones por el crecimiento europeo y lo que más temen los inversionistas de la región es la situación en la Europa continental, donde varios países podrían  entrar en recesión. Además, Japón y China, dos gigantes, lidian con una débil expansión. Por su parte, el presidente del BCE, Mario Draghi, subrayó el jueves pasado, en un discurso en Washington, la necesidad urgente de aumentar el PIB en la eurozona a través de reformas. Por su parte, la presidenta del FMI, Christine Lagarde, llamó la atención sobre “el riesgo serio” de que la situación de recesión regrese a la eurozona y pidió a sus dirigentes que adopten “las políticas adecuadas para hacer frente a la baja inflación”. Al cierre del viernes pasado en el mercado de New York el euro cotizaba a 1,2650 dólares.

Fuente: http://www.abcmercadodecambios.com/