Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | March 2, 2024

Scroll to top

Top

lunes 21 de julio de 2014

Las reservas no alcanzan para los pagos a vencer

Las reservas no alcanzan para los pagos a vencer

El Gobierno se ha visto beneficiado por el desplome del precio internacional de la soja, que provocó una rápida venta al exterior del producto almacenado por parte de los grandes exportadores

Panorama argentino

El problema con los acreedores de la Argentina sigue concitando el mayor interés. Y ahora se espera el resultado de la audiencia que el juez estadounidense Thomas Griesa convocó para mañana martes a los bancos y demandantes involucrados en el caso, y especialmente por el pedido del Bank of New York Mellon, que tiene depositados los USD 539 millones que no se pagaron todavía a los acreedores. Al respecto trascendió que en las últimas horas gestores argentinos habrían conversado con abogados de los acreedores para sondear la posibilidad de que sean ellos los que le pidan formalmente al juez Griesa que reponga el «stay». Sin embargo, cuando faltan pocos días para el vencimiento del «plazo de gracia» con que cuenta el Gobierno antes de caer en cesación de pagos, aumentan las conjeturas sobre la posibilidad de un eventual nuevo default en el pago de la deuda pública. Mientras, al cierre del viernes pasado las reservas del BCRA sumaban, según cifras provisorias, USD 29.679 millones, mostrando al cabo de las cinco jornadas una subida de unos USD 39 millones y con un incremento en lo que va del mes de unos USD 393 millones, pero con una caída en el año de USD 928 millones. Además del fuerte “cepo” impuesto al pago de importaciones el Gobierno se ha visto beneficiado por el desplome del precio internacional de la soja, que provocó una rápida venta al exterior del producto almacenado por parte de los grandes exportadores, quienes durante el mes han liquidado ingresos por unos USD 1.800 millones. Pero los dólares así obtenidos por el BCRA todavía no son suficientes para cubrir los pagos que debe hacer, ni los que debió haber hecho y no pudo. Según el periodista Pablo Wende, entre los vencimientos de deuda que hay por delante en el segundo semestre, lo primero que aparece son los USD 650 millones de la primera cuota de pago al Club de París, que deberá cancelarse en los próximos días, y de los USD 9.700 millones de deuda total con aquel organismo el año próximo habrá que pagar USD 500 millones. En lo que resta del año también habrá que hacer frente a los vencimientos de intereses por más de USD 2.500 millones, entre el Boden 2015, Bonar X, Global 2017, además de los bonos Par y Discount. “A esos pagos hay que sumar, según Wende, la factura energética, que se está haciendo sentir desde principios de año, pero cuyo efecto sobre la balanza cambiaria será todavía más importante en estos meses de invierno. Por supuesto que el escenario cambia sustancialmente en caso de que se llegue a un entendimiento con los bonistas”. Finalmente, sorprendió el viernes una medida dispuesta por el ministro de Economía, Axel Kiciloff, por la que se extiende el plazo hasta 9 meses para ingresar por el MULC las divisas correspondientes a diversas exportaciones. Ahora se espera la correspondiente Comunicación del BCRA. También en la tarde de ese mismo día el BCRA firmó con el Banco Central de República Popular de China un nuevo acuerdo de swap de monedas locales, peso/yuan, por un monto equivalente a 11 mil millones de dólares. El plazo de duración del mismo es por 3 años y el objetivo, según se informó, es el de «mejorar las condiciones financieras para promover el desarrollo económico y el comercio entre ambos países». Asimismo, Cristina Fernández, firmó junto con su par de China, Xi Jinping, una serie de convenios por unos USD 4.800 millones, para inversiones en ferrocarriles, agro, industria naviera e infraestructura. Al respecto, el economista Carlos Melconián opinó que el «acuerdo financiero» entre la Argentina y China «es una absoluta fantasía» y el ex presidente del BCRA Aldo Pignanelli relativizó estos convenios al afirmar que «el yuan es una moneda que no tiene inserción internacional». Mientras, el MULC argentino continúa cayendo tanto en amplitud como en profundidad, por el freno inducido de los ingresos y pagos al exterior, como lo demuestra una nueva caída, esta vez del 26%, del volumen operado la semana pasada entre bancos, con un total de USD 1.008 millones y un promedio diario de sólo USD 202 millones, el más bajo desde marzo pasado. Por su parte, el Banco Nación fijó el viernes su cierre vendedor de transferencia en $ 8,1600, mostrando una subida del 0,1%, mientras que el valor del dólar billete “virtual” lo puso en $ 8,1700. En el mercado de futuros de New York el peso/dólar quedó operado el viernes en $ 11,1025(36%).

Panorama internacional

Sin dudas, el hecho más importante de la semana pasada resultó la comparencia ante la Comisión de Banca del Senado de los Estados Unidos, en la que la presidenta de la Fed, Janet Yellen, reconfirmó que la posible rebaja de las tasas de interés sigue dependiendo de los datos que se irán conociendo y de las consecuencias que produzcan en la perspectiva económica. En ese sentido, Yellen recordó que el FOMC se ha comprometido a mantener las tasas en sus actuales niveles durante un periodo «considerable», luego de que se disponga el fin del programa de compra de deuda, agregando que «Si el mercado laboral continúa mejorando más rápidamente de lo que cree el Comité, el incremento de los tasas de interés podría tener lugar antes y más rápido de lo que esperamos actualmente». Respecto a la situación de la economía estadounidense comentó que, aunque continúa mejorando, la recuperación aún no se ha completado y el desempleo sigue estando por encima de su objetivo y por eso se sigue esperando que la actividad económica se expanda a un ritmo «moderado» en los próximos años, apoyada por una política monetaria acomodaticia, un menor impacto de la política fiscal y un fortalecimiento del crecimiento internacional. Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), publicó sus indicadores económicos adelantados, los que permanecen sin cambios en el nivel de 100,6 y mostrando que los del Reino Unido y Francia tampoco registraron cambios, pero que el de los Estados Unidos e Italia mejoraron y el de Canadá empeoró. También indicó que el crecimiento económico probablemente se fortalecerá en la India en los próximos meses, aunque se desaceleraría en Alemania. Mientras, los líderes de los países BRICS, integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, llegaron a un acuerdo para ubicar en Shanghai al banco de desarrollo que acaban de fundar y designaron a un indio como el primer presidente de la institución. La entidad tendrá como objetivo financiar proyectos de infraestructura en el mundo emergente y tendrá inicialmente un capital autorizado de USD 100.000 millones y un capital suscrito de USD 50.000 millones, que será aportado por los cinco países. La semana pasada el euro se movió frente al dólar entre un mínimo de 1,3490 y un máximo de 1,3640, negociándose al cierre del viernes en New York a 1,3525 dólares.

Fuente: http://www.abcmercadodecambios.com/