Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | May 17, 2022

Scroll to top

Top

Jueves 12 de octubre de 2006

Maastricht, reverencia por el arte

La ciudad holandesa es la sede de la European Fine Arts Fair, donde piezas únicas en valor y en antigüedad se concentran cada año para asombro de especialistas y visitantes.

La ciudad más vieja de Holanda, Maastricht, capital provincial de Limburgo, atesora cada año una cita con las mejores expresiones en antigüedades de exquisito valor cultural y artístico. Se trata de la afamada TEFAF (The European Fine Arts Fair), que se ha convertido en un encuentro ineludible para coleccionistas, directores de centros culturales o simplemente amantes de lo bello, quienes desde todos los destinos del mundo se acercan para admirar y comprar los objetos más preciados.

Maastricht es el lugar ideal para contener semejante propuesta: situada junto a las fronteras de Alemania y Bélgica a lo largo del río Maas, los orígenes de esta urbe de fisonomía medieval se remontan a la época de los romanos (50 años a.C.), un legado que se siente a cada paso, cuando nos invaden por las calles los testimonios de tiempos lejanos.

Como sucede desde su creación, la feria tiene lugar en el palacio de congresos y convenciones. De concepción moderna y referencias clásicas, este edificio recientemente remodelado cuenta con una superficie de 27 mil metros cuadrados (algo así como cuatro campos de fútbol).

Ofreciendo más de veinte mil objetos con un valor total aproximado de entre quinientos y mil millones de euros, este encuentro se impone hoy como un universo de oportunidades que van desde manuscritos medievales hasta piezas de plata y obras etnográficas. También se exponen relojes, muebles franceses y cerámicas chinas y europeas, tapices y esculturas.

A cada paso se tiene la posibilidad de apreciar objetos raros y de valor inapreciable, procedentes de distintas culturas. Como no podía ser de otra manera, las artes plásticas están magníficamente expuestas en esta feria: además de encontrarse destacadas obras de maestros flamencos y holandeses de los siglos XVII y XVIII (en 1996 se vendió una pintura de Rembrandt en 4,8 millones de dólares), hay una sección de arte del siglo XX donde pueden verse pinturas y esculturas de maestros italianos, españoles, franceses, alemanes e ingleses. Asimismo, las principales obras de arte moderno se sitúan en un área especial, que conforma el 25% de la propuesta en arte.

Sin dudas, otro de los ítems que consagró a la TEFAF a lo largo del tiempo fue la implementación de sus normas de seguridad, una cuestión sumamente relevante si de antigüedades y artes se trata. Porque cada una de las piezas es sometida a un riguroso proceso de investigación realizado por 130 expertos internacionales en cada categoría artística. Ellos verifican la calidad, la autenticidad y estado de cada uno de los objetos, además de controlar la exactitud de la descripción y la procedencia de la obra, basándose en el registro de obras de arte robadas o desaparecidas.

Muy cerca de las fronteras con Bélgica y Alemania y a poco más de 200 km de Ámsterdam, Maastricht se manifiesta como una gema desde donde descubrir una parte fascinante de Europa. Mientras, con sus casi 120.000 habitantes, propone un clima de serena intimidad, ideal para apreciar y tentarse con obras de arte y piezas únicas. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)