Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | February 5, 2023

Scroll to top

Top

Jueves 10 de mayo de 2007

No sólo de pan vive el caimán

Las islas del Caribe Occidental son un paraíso especializado en recibir encuentros empresarios. Reuniones anuales, convenciones de ventas y viajes de incentivo son las especialidades para las que la infraestructura de las islas se ha preparado durante años.

En las calmas y transparentes aguas de color turquesa del Caribe Occidental, donde las temperaturas oscilan entre los 20 y los 30 grados, tres pacíficas islas le dan la bienvenida a grupos de empresarios en busca de un ambiente relajado con amenidades de primer orden: las islas de Gran Caimán, Caimán Brac y Pequeña Caimán.

Desde hoteles de primerísimo categoría a salones especialmente pensados para tener encuentros con vista al mar, las Caimán proveen salas de conferencias con una gran variedad de medidas y especificaciones, junto con servicios de planeamiento para asegurar que cada detalle de los encuentros que se llevan a cabo allí se cumpla sin fallas.

Las más modernas tecnologías de comunicación están a disposición. Salones para reunir desde 10 hasta 300 personas se han desarrollado especialmente en este soleado destino, que ofrece belleza, seguridad y una serie de actividades para el goce de los participantes.

El trío isleño ofrece algunos de los mejores sitios para buceo y snorkeling. Además, pueden planearse actividades deportivas como pesca de aguas profundas, kayaking, windsurf y navegación a vela. También se puede practicar golf, andar en bicicleta, jugar al badmington, al tenis, al fútbol, al rugby, al softball, al squash, al vóley o, simplemente, caminar por la playa.

Georgetown, la capital, se encuentra en la isla más grande y más desarrollada: la Gran Caimán. La ciudad desborda de restaurantes, negocios y lugares para bailar. En esta isla se encuentra un parque botánico de más de 30 hectáreas, con flores y plantas, un hábitat de iguanas y un sendero de más de tres kilómetros a través de bosques vírgenes. El Museo Nacional, una casona del siglo XVIII restaurada y preparada para su nueva finalidad, es otra opción para visitar. La novedad más reciente de la isla es la playa Boatswain un parque acuático de 12 hectáreas que alberga el nuevo hogar de la Granja de Tortugas.

Distintas propiedades en la prístina Seven Mile Beach se destinan a encuentros empresarios. Con 343 cuartos, el Westin Casuarina Resort & Spa entrega lujosas prestaciones a los visitantes, desde las habitaciones hasta los premiados restaurantes y los cómodos salones, que sumados ofrecen más de 300 metros cuadrados de superficie para reuniones.

El Grand Cayman Marriott Beach Resort, con 305 habitaciones, tiene un salón principal de reuniones y eventos con vista al mar. Con 365 cuartos, el Ritz Carlton Gran Cayman también se especializa en atraer convenciones empresarios, igual que el Courtyard by Marriott.

Para grupos pequeños o viajes de incentivo individual, las islas desbordan de ofertas en materia hotelera, de clubes y condominios. Para unos y otros, las elecciones gastronómicas prácticamente no tienen límite. Más de 150 restaurantes, que van desde las parrillas a orillas del mar hasta establecimientos de lujo que sirven manjares gourmet con las estrellas como techo.

Luego de la cena, la diversión nocturna está garantizada. La música para todos los gustos está al alcance de la mano y los lugares para bailar se presentan como un delicioso puente hasta el día siguiente, cuando será posible volver a disfrutar de otra jornada de sol radiante. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)