Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | June 25, 2022

Scroll to top

Top

Jueves 6 de octubre de 2005

Pases cortos 29

Apuntes sobre la Argentina, los argentinos y la realidad de todos los días.

¡GENTE DE LA CULTURA, CHE!: Quedó firme el fallo donde se condena al historiador Ricardo Piglia y a la Editorial Planeta por aparente arreglo en el concurso literario de 1997, donde se consagró la obra “Plata Quemada” del nombrado Piglia. Éste no sólo ganó 40.000 dólares por el premio, sino que la fama le vino al pie, le llovieron contratos, se puso de moda y -como yapa- su novela fue llevada al cine por el mediocre director Marcelo Piñeyro, interpretada por Sbaraglia y el español Eduardo Noriega. El resultado fue una película flojísima con buen éxito de público.
La Cámara también cuestiona a los integrantes del jurado, ya que presume que las 264 obras presentadas para el concurso no fueron leídas. En el jurado estaban, entre otros, Mario Benedetti, María Esther de Miguel, Tomás Eloy Martínez, Roa Bastos y el director general de la editorial. Todo una vergüenza, no sólo por el prestigio que “vende” este premio, por los integrantes “figurones” del jurado y por los sponsors que apoyan estos eventos culturales, sino por el tremendo engaño que esto significa al público en general. Ya el año pasado fue cuestionado el premio, cuando lo ganó el inefable Martín Caparrós con su novela “Inferno”, por la presunta presentación de una obra parecida años anteriores al editor por el diplomático Diego Guelar.
La compañía de seguros Zurich es el principal sponsor de este premio. La pregunta es si seguirá siéndolo y queda flotando eso que en la Argentina parece un molde: estamos como estamos porque los que deben dar el ejemplo, sean de donde sean, brillan por sus ausencias.

LA VERDAD Y NADA MÁS QUE LA VERDAD: ¿Cuál será? ¿La que se ve en la calle todos los días?, ¿la que denuncian algunos personajes en pequeños medios no influyentes?, ¿la que dice la Iglesia o algún líder de opinión? No, si usted cree esto se equivoca, la única verdad es la que aparece en algunos diarios, al menos esto surge de la denuncia sobre el voto cautivo o clientelismo político en la provincia de Buenos Aires.
Obviamente que estos comportamientos electorales se saben desde allá lejos y hace tiempo, y con nombre y apellido, y siempre se han manejado y manejan con gran impunidad.
Lo gracioso acá son las actuaciones, sí, pues el elenco estable del Gobierno salió a hablar a los medios, algunos haciéndose los sorprendidos y otros más cancheros, como Alberto Fernández, que muy suelto de cuerpo dijo que esto se hace en silencio hace mucho tiempo y para ayudar a los más necesitados. Es claro, en esto casos, cuanto más silencio, más salud.
Otra actuación memorable es la de Chiche Duhalde, que con cara de sorprendida, estilo Coca Sarli jugando una escena con Armando Bo, manifestó que iba a realizar una exhaustiva investigación sobre esta presunta “barbaridad”. La complicada acá es Giannettasio. Pobre Chiche, se olvida del golpe a De la Rúa, donde todos en la provincia saqueaban por hambre. Luego vino su marido, empobreció el triple a la gente y nadie saqueó nada. O se olvida de cuando en la provincia de Buenos Aires votaron masivamente a Kirchner para presidente y la gente no sólo no lo conocía físicamente, sino que tampoco sabía pronunciar su apellido.
Bueno, es el famoso voto cautivo, no nos vamos a sorprender ahora, pues cuantos más pobres, más votos. Y esta es la nueva/vieja política de Lavagna/Kirchner/Duhalde. ¿O me equivoco?
Por eso, en definitiva, la educación es lo que menos interesa a los gobiernos: cuanto más ignorantes, analfabetos, pobres, indigentes o “zaparrastrosos” haya, mejor, mucho mejor. Y este gobierno cumple a rajatabla dichas premisas, por más que los voceros progresistas independientes, como actores y seudo intelectuales, lo desmientan. Ellos mienten porque les va bien económicamente y tienen aire, y muchos viven en su burbuja de vivir del verso…

INFIERNO EN LA CORTE: Un artículo de Verbitsky publicado en Página/12 el domingo 2 fue el detonante. Allí, el periodista denuncia el intento de depósito de 1.500.000 dólares por parte del ex ministro Adolfo Vázquez a un banco de Luxemburgo y con pasaporte español. Cumpliendo reglas internas, el banco investiga la procedencia del dinero y a tal efecto solicita a nuestro país que investigue el tema. Se hace cargo la Unidad de Investigaciones Financieras y, vaya a saberse por qué, llega a oídos de Verbitsky esto que es secreto. Vázquez ante esto demanda al periodista, a la integrante de la UIF, Alicia López, y al presidente de la Corte, Enrique Petracchi, a quien lo llama “garganta profunda”. La querella contra estos tres personajes es por violación de secreto.
Aparentemente algo es cierto: Verbitsky se ve dos veces por semana con Petracchi y de allí saldría toda la información judicial que traslada a sus columnas en la edición dominical de Página.
Por otro lado, en un reciente reportaje, la mujer del exonerado Boggiano, ante una pregunta del periodista, dio a entender su pésimo concepto sobre el presidente Petracchi. Aquí también algo es cierto, hace años que ninguno de los dos (Petracchi y Boggiano) se soportan.
También es curioso en el caso Boggiano cómo determinada prensa “honorable” lo defendió a ultranza en contraposición con lo que hizo cuando lo juzgaron a Moliné O’Connor, siendo que la causa es la misma y que paradójicamente el castigo a Boggiano fue superior. Hay operaciones de prensa que a uno lo dejan “patitieso”, no las entiende. Ésta es una de ellas, mas realizada por periodistas presuntamente prestigiosos. De todo este zafarrancho que es la Corte Suprema de Justicia quizás lo que quede sea más armonioso entre ellos y más profesional. Guste ideológicamente o no. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)