Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | February 6, 2023

Scroll to top

Top

Jueves 27 de octubre de 2005

Pobres resultados del voto piquetero

De los seis candidatos piqueteros que compitieron para obtener un cargo en las últimas elecciones, sólo uno consiguió los votos necesarios para acceder a un puesto público. Sin legitimidad a través de las urnas, el movimiento piquetero continúa buscándola en las calles y en la violación de la Constitución.

El domingo 23 de octubre se eligieron 24 senadores nacionales. 127 diputados, 400 legisladores provinciales y 1.927 concejales. Con esta amplia oferta para acceder a algún cargo público, seis de los principales dirigentes piqueteros decidieron intentar la aventura de ser electos. Sólo uno lo consiguió.

Los piquetes no son una forma de protesta por demandas o condiciones de trabajo o mejores salarios contemplado en los derechos sociales de la Constitución. Son, simplemente, un estado permanente de acción directa que intenta sustituir la voz y la decisión de las autoridades elegidas en forma secreta y universal por todo el pueblo.

El gobierno del presidente Kirchner terminará de comprender este proceso el día que tenga que enfrentar la demanda organizada de los piquetes que le discutirán, a él mismo, su propia legitimidad. Es probable que no sea políticamente correcto hablar de las bases de nuestro sistema de representación política aunque es probable que, también, sea útil recordarlo en estos tiempos electorales. La Constitución, ese instrumento olvidado o recordado según nos convenga, dice que “toda fuerza armada o reunión de personas que se atribuya los derechos del pueblo y peticione a nombre de éste, comete delito de sedición”.

A pesar de todo y como siempre persiste la magia de ser consagrado a través de elecciones, los dirigentes piqueteros se presentaron el domingo 23 de octubre para comprobar el grado de legitimidad que tenían para seguir cortando la circulación de calles, rutas, puentes y accesos a las grandes ciudades. Lo que sigue es la crónica oficial de un fracaso, un acto fallido, porque nunca el que viola ley debería preguntarle a nadie si el delito es legítimo.

Néstor Pitrola, candidato a diputado nacional por el Partido Obrero en la provincia de Buenos Aires. Era el primero de su lista y obtuvo sólo el 1,5%, equivalente a 94.451 votos. El partido que logró ingresar menos bancas por este distrito fue el PAUFE, que logró 2 bancas con el 5,92% o sea, 372.843 votos. El candidato piquetero necesitaba 278.392 votos más para igualar los votos conseguidos por el PAUFE.

Raúl Castells, candidato a diputado nacional por el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD) en la provincia de Buenos Aires. Fue el primero de la lista y obtuvo el 0,29%, 18.312 votos. En relación con el PAUFE, a Castells le faltaron 354.531 votos para ingresar en la cámara baja.

Margarita Meira, candidata a diputada nacional por la ciudad de Buenos Aires por el partido Asambleas del Pueblo, primera en su lista. Obtuvo el 0,19%, 3.335 votos. Como en la Capital Federal estaban en juego 13 bancas (6 obtenidas por PRO, 4 por ARI y 3 por el Frente para la Victoria), a Margarita Meira le faltaron 357.273 votos para aspirar a una banca.

Eduardo Salas, candidato a diputado nacional en Córdoba por el Partido Obrero, fue el primero en su lista y obtuvo el 1,29%, 17.994 votos. En esta provincia los cargos a renovar eran 9 (4 para la Alianza Unión por Córdoba, 3 para la Alianza Frente Nuevo y 2 para la Alianza UCR-PS). Para haber logrado alguna banca, Salas debería haberse aproximado a los 258.804 votos que obtuvo la alianza UCR-PS. O sea, le faltó alrededor del 16%.

De estos fracasos, el más notorio y particular fue el de Saturnina “Nina” Peloso, esposa de Raúl Castells, quien se presentó por el MIJD como diputada provincial y como senadora nacional (simultáneamente) en la provincia de Buenos Aires. En su candidatura para diputada provincial, el partido por el que se presentó no figura en las listas de porcentajes del Ministerio del Interior y el último partido que figura es el Partido Auténtico, con 0,03% y 982 votos. En cambio, como primera candidata a senadora nacional logró el 0,28%, 17.867 votos. La brecha que la separa de la banca para la minoría es abismal, ya que el PJ la obtuvo con 1.251.827 votos. A Saturnina le faltaron 1.233.960 votos para alcanzar la banca residual.

Edgardo Depetri, uno de los fundadores de la Confederación de Trabajadores Argentinos (CTA), logró ingresar como diputado nacional incorporándose, en el puesto 13, a la lista presentada en la provincia de Buenos Aires por la coalición de gobierno Frente para la Victoria.

Sin perjuicio de este rechazo de la mayoría del pueblo, los movimientos piqueteros han anunciado movilizaciones, actos y cortes de rutas empezando esta misma semana. La idea es sustituir la gestión de los legisladores elegidos el domingo por acciones directas de presión en las calles, protegidos por las fuerzas de seguridad e invitados por los medios gráficos, de radio y televisión a formular atractivas declaraciones.

La alternativa es la democracia. Pero el sistema democrático es el más aburrido de todos, no corta calles ni provoca golpes de Estado preventivos. Es el menos épico y soberbio: no habla en nombre de los que no tienen ni manda guardar las urnas hasta que lleguen tiempos mejores. No tiene la gracia encantadora de las consignas imaginativas y apasionantes de la derecha o la izquierda extremas. Se parece a la gente común que camina por la calle. Es un largo acto de paciencia para soportar con calma y respeto la opinión de los demás que, muchas veces, no coincide con la nuestra. O, como dijo Winston Churchill en 1947: “la democracia es la peor forma de gobierno, excepto todas las demás”. © www.economiaparatodos.com.ar



Hugo Martini es diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires (Recrear). El artículo precedente fue publicado el 25 de octubre de 2005 en el sitio web de la Fundación Carta Política (www.cartapolitica.org).




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)