Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | October 3, 2022

Scroll to top

Top

Martes 12 de noviembre de 2013

Por temor al fin de fiesta, las agencias de turismo «rematan» paquetes y extienden planes a 24 cuotas

Por temor al fin de fiesta, las agencias de turismo «rematan» paquetes y extienden planes a 24 cuotas

En el sector turístico intuyen que «algo está por pasar» y antes de que llegue alguna restricción oficial se apuran a «liquidar stock». Lo que antes se financiaba a 12 meses ahora se ofrece a 24, con ofertas de viajes para junio de 2014. Medidas bajo estudio y la paradoja del caso Aerolíneas

En el sector turístico se respira una suerte de «fin de fiesta». 

Luego de disfrutar de años creciendo a tasas sostenidas, entre las agencias crece el temorde que el Gobierno finalmente «apriete el gatillo» y le dé un tiro certero a la actual «corrida» al dólar turista.

Según los últimos datos oficiales, durante el primer semestre del año la administración K resignó unos u$s4.500 millones por el gran movimiento de argentinos que cruzaron la frontera.

Y, según alertan desde el Estudio Bein, este rojo «apunta a más que duplicarse en 2013si se mantiene la brecha cambiaria y el más que accesible esquema de financiamiento«.

De acuerdo con estimaciones de la consultora, en caso de que el Gobierno no logre contener la brecha y no limite de alguna manera el «menú» de cuotas, el rojo por la balanza de turismo podría superar los u$s10.000 millones, cifra que se ubicaría por encima del déficit del sector energético y que supondría un gravísimo problema estructural, considerando que en 2010 esta actividad era superavitaria, es decir,dejaba dólares en la economía argentina (ver cuadro).

En este contexto, los riesgos de que el rojo sectorial termine disparándose aun más están a la orden del día.

Sucede que las agencias se subieron a una inédita carrera de agresivas promociones de financiamiento con el objetivo de captar un mayor número de argentinos antes de que una eventual medida oficial le ponga fin a la fiesta que vive el sector.

«Todos los rumores que han corrido en los últimos meses, que señalan que se viene algún tipo de restricción, no hicieron más que potenciar la venta de pasajes y paquetes al exterior«, disparó Tomás Ryan, ex presidente de la Asociación de Agencias de Viaje (Aaayt).

«Este temor entre los turistas a que el Gobierno tome alguna medida, está siendo aprovechado por las agencias, que respondieron con una actitud más agresiva para intentarcaptar más clientes«, recalcó el actual titular de Ryan´s Travel.

En efecto: la incertidumbre de los argentinos frente a la posibilidad de que esta nueva temporada que se avecina sea la última en años a un tipo de cambio conveniente, está siendo capitalizada por las agencias, que han salido a «liquidar» viajes y paquetes, ofreciendo para ello tentadores planes de pagos en 24 cuotas sin interés y en pesos.

Así las cosas, mientras que hasta octubre los 12 meses de plazo eran la «regla» y las 18 cuotas, la «excepción«, en la actualidad, el «24» se convirtió en el «número mágico» con el que las agencias intentar potenciar ventas antes de una eventual restricción.

Días atrás, por ejemplo, Falabella Viajes realizó una campaña promocionando paquetes a Brasilcon la posibilidad de cancelar la compra en dos años, en pesos y a tasa fija:

En tanto, desde tarjeta Cencosud, están ofreciendo viajes a distintos destinos en la costa brasileña, así como aéreos hacia diferentes capitales de América latina, con la posibilidad depagarlo en moneda local a lo largo de 24 meses: 

Paralelamente, hay agencias como Asatej que, con determinadas tarjetas de bancos ofrecen la posibilidad de adquirir aéreos a Nueva York o a Miami 20 meses de plazo:

En tanto, compañías como LAN están buscando capitalizar el hecho de que más argentinos esténadelantado sus compras para evitar una eventual restricción, promocionando la posibilidad decomprar ahora y viajar recién en junio de 2014:

Incluso, aunque resulte paradójico, el propio Gobierno está incentivando la «fuga» de dólaresvía turismo a través de Aerolíneas.

«Viajar con Aerolíneas Argentinas y Austral es mucho más fácil porque podés acceder a la mejor financiación«, destaca la compañía en su página oficial, ofreciendo planes de pago de hasta 18 cuotas sin interés a diferentes destinos:

Desde la consultora de Miguel Bein destacaron la contradictoria postura oficial: «Resultaesquizofrénico que Aerolíneas esté financiando en cuotas pasajes al exterior, generando al mismo tiempo un déficit de divisas, un desequilibrio fiscal y un mayor costo de los pasajes de cabotaje».

En este contexto, Ryan confirmó que «sin dudas se multiplicaron las alternativas de financiamiento, con opciones que hasta hace unas semanas no existían«, para luego advertir que la ola de rumores claramente le está jugando en contra al Gobierno, dado que se está generando una suerte de «profecía autocumplida».

«Todas las especulaciones generaron que el que tenía pensado viajar, adelantara la compra para congelar el precio. También hay turistas que no tenían como prioridad un gasto de este tipo pero, al ver al tipo de cambio que pueden acceder y encima pudiéndo pagar a varios meses, sienten que es una oportunidad. Así, a medida que más se deteriore la cuenta de turismo, más probable será la aplicación de restricciones», detalló el empresario.

El financiamiento, la clave de la fuga
En la actualidad, el Ejecutivo aplica un 20% de recargo a las compras de paquetes y tickets aéreos y a los gastos con tarjeta en el exterior, llevando así el llamado «dólar turista» a un valor cercano a los $7,20.

Si bien dicho recargo funciona como un anticipo del pago de Impuestos a las Ganancias, la AFIP reveló que de los millones de argentinos que viajan cada año fuera del país apenas 21.000 pidieron su reintegro.

Sin embargo, quienes cruzan la frontera ya no observan cuán caro quedó el «dólar turista» respecto del tipo de cambio oficial, sino la brecha en relación con el blue, que en la actualidad se acerca al 40%.

Paralelamente, si bien este recargo y la devaluación acumulada en el último año generaron que vacacionar durante la próxima temporada salga hasta un 50% más en pesos que el verano anterior, la posibilidad de financiar cualquier viaje en moneda local y a tasa cero, termina diluyendo cualquier recargo que aplique el Gobierno (Lea más: Con blue en $10 y dólar turista a $7, viajar fuera del país costará 50% más que el verano pasado).

«Es interesante ver el empeño que pone el Ejecutivo en tratar de frenar este desequilibrio, sin tener en cuenta el incentivo que genera el financiamiento en cuotas sin interés, implícito en la estrategia de tasas de interés negativas que sigue sosteniendo la economía», sostuvo Bein.

En esta «marea» de promociones, gracias a los planes de pago en cuotas, es posible ver valores de pasajes aéreos al exterior llamativamente bajos.

A través de la tarjeta Cencosud, por ejemplo, se puede acceder a tickets con destino a Limapagando menos de $190 por mes, o viajar a Cartagena teniendo que cancelar apenas $245 cada treinta días.

 


En este contexto, está cobrando cada vez más fuerza el rumor de que el Gobierno podría salir a presionar a los principales bancos para que éstos reduzcan el atractivo menú de cuotas fijas y en pesos, el talón de Aquiles de la estrategia oficial en su intento por frenar el rojo turístico.

¿Se viene el «fin de fiesta»? 
Cabe destacar que el «tarjeteo» en el exterior se potenció en estos últimos meses: según datos del BCRA, el saldo por compras con plásticos por parte de argentinos alcanzó los u$s586 millones en el arranque de noviembre, casi un 80% más que en el mismo período de 2012.

En este contexto, a nivel oficial existe el temor de que, de cara a la próxima temporada, este nivel pueda crecer más todavía.

De hecho, según consignó días atrás iProfesional, desde los bancos reconocieron que se está dando una «demanda explosiva» por parte de clientes para sacar nuevos plásticos o solicitar ampliaciones de saldo para los ya existentes.

En este sentido, una práctica de la que dan cuenta desde las entidades es la de recurrir a parientes para que ellos les tramiten extensiones, para así estar nutridos de más plásticos a la hora de viajar.

«Nos piden extensiones de la madrepadre o algún hermano. Pagan afuera con tarjetas de toda la familia», señala la gerente de una sucursal del Banco Santander de Zona Norte (Lea más: Se disparan los pedidos a los bancos para ampliar los saldos de financiamiento con tarjetas).

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, fue el primero en salir al cruce de la ola de rumores yratificó que, al menos desde la entidad que él dirige, no está en estudio la suba del recargo a las compras con plásticos.

La postura del organismo está vinculada con el escaso éxito que tendría una tasa más elevadasi antes no se logra achicar la brecha respecto del blue, que -según estimaciones de diversas consultoras- en diciembre podría sobrepasar los $11.

Además, preocupa a las autoridades que un recargo superior al 35% pueda ser considerado «confiscatorio» por parte de la Corte Suprema en un reclamo judicial.

Descartada esta posibilidad, al menos por parte de la AFIP, en el núcleo duro del Gobierno están bajo estudio dos alternativas:

• A través del Banco Central, comenzar a aplicar a las operaciones con tarjetas un tipo de cambio diferencial, que podría estar más en sintonía con el valor de la divisa paralela. 

• Imponer un sistema de cupos a los gastos con plásticos, de modo que cada argentino tenga un límite para realizar compras. Así, a partir de ese tope, el turista se verá obligado a cubrirlo con dólares del colchón o adquiridos en el mercado informal.

Frente a este escenario, Bein aseguró que «si bien un desdoblamiento formal tendría la ventaja de desalentar la demanda de divisas y alentar la oferta, este mecanismo no está exento de costos».

Al respecto, el economista advirtió sobre la posibilidad de que se fomenten prácticas especulativas: «Se corre el riesgo de que la reducción del déficit del sector turístico sea más que compensada por un desaliento a las exportaciones de otros sectores que retengan oferta a la espera de acceder al dólar más alto para liquidar sus ventas al mundo».

Más allá de este debate sobre los «costos y beneficios» para el Gobierno, más argentinos parecen decididos a cubrirse ante una eventual medida y las agencias, rápidas de reflejos, salieron a tentarlos con un atractivo menú. Mientras dure.

Funete: www.iprofesional.com