Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | November 30, 2022

Scroll to top

Top

Martes 9 de diciembre de 2014

Sumarán un nuevo préstamo de China y más controles

Sumarán un nuevo préstamo de China y más controles

Alejandro Vanoli, acordó con el Banco Popular de China (BPC) la activación de un tercer tramo del swap de monedas que las dos entidades pactaron en junio pasado

Panorama argentino

La Cámara de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York confirmó para el próximo miércoles 10 una audiencia entre los holdouts y el BCRA. En la reunión estarán presentes los fondos NML, de Paul Singer, y EM, de Kenneth Dart, y representantes legales de la Argentina y del Banco Central, los doctores Jonathan Blackman y  Carmine Boccuzzi. Se descuenta que en una nueva negociación no se aceptará un reclamo de más de USD 10.000 millones, que es el que los acreedores ya contabilizan en el prolijo listado confeccionado por el «special master» Daniel Pollack. Por el contrario, y al menos en una primera etapa, el Gobierno de Cristina Fernández sostendrá como única alternativa posible para llegar a un acuerdo que los holdouts acepten los mismos términos que el canje de 2010. Es decir, una quita del 66% y la emisión de títulos públicos de deuda a un plazo no menor a 10 años, lo que implicaría una diferencia entre lo que se demanda y lo que se ofrece de al menos USD 6.600 millones. Así, el Gobierno argentino les reconocería a aquéllos una ganancia de más del 350%, mientras que si se les pagara lo que les reconoció el juez Thomas Griesa en su fallo de 2012, la ganancia superaría el 2.000%. Y volviendo al ámbito local, el titular del BCRA, Alejandro Vanoli, acordó con el Banco Popular de China (BPC) la activación de un tercer tramo del swap de monedas que las dos entidades pactaron en junio pasado con el objetivo de llevar a las reservas internacionales por encima de los USD 30.000 millones antes de que termine 2014. El nuevo swap será por algo más de 6.000 millones de yuanes, que equivalen a unos USD 1.000 millones, que se sumarán a los fondos no informados que también aportó el Banco de Francia, y que se sumarán a las reservas del BCRA, en calidad de préstamos de corto plazo. Y según trascendió, se vienen nuevos controles porque la AFIP avanza en la instrumentación de un mecanismo para monitorear el sistema que permite obtener dólares vía la operación denominada «contado con liquidación». Al respecto, se descuenta que quien utilice dicha modalidad operativa deberá contar con una previa autorización oficial. Y también hubo un anuncio inesperado. Para demostrar que pese al conflicto con los holdouts podría acceder al mercado financiero en el último año de su mandato, el Gobierno anunció una recompra del Boden 2015, que vencía originalmente en octubre próximo, y la emisión de un nuevo tramo del Bonar 2024, por un total de 6.700 millones de dólares. Y la semana finalizó con una buena noticia. El viernes pasado, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), por amplia mayoría, ratificó la decisión de iniciar las discusiones para la creación de un marco legal multilateral para procesos de reestructuración de deudas de los países y apoyó el armado de un comité para llevar adelante la negociación y estableció un calendario de reuniones de trabajo. Cabe recordar que la iniciativa fue propuesta por la Argentina en la reunión del G-77 realizada en septiembre pasado. Y en este escenario, dado su total aislamiento de los mercados, el MULC argentino siguió operando con las limitaciones ya habituales pero con mayores autorizaciones para el pago de importaciones a empresas que muestran un fuerte deterioro por la carencia de insumos necesarios para la fabricación de sus productos. El volumen operado entre entidades bancarias en la última semana mostró un incremento de un 15%, el sumar un volumen total de USD 947 millones, con un promedio diario de USD 189 millones. El Banco Nación fijó el viernes su cierre vendedor de transferencia en $ 8,5570, con un ajuste al alza del 0,4%, precio que fue establecido por el BCRA en el minuto final, demostrando así su intención de ir devaluando nuestra moneda lentamente. Pero para lograr su cometido, esta vez tuvo que vender en el mercado unos USD 65 millones y de esa manera las reservas, según cifra no confirmada, quedaron sumando USD 28.923 millones, con un incremento semanal de USD 12 millones. En el mercado de futuros de New York el peso/dólar a un año de plazo cotizó $ 12,0805 (41%). 

Panorama internacional

La pasada resultó una semana agitada y con fuerte volatilidad. El euro aceleró su caída antes del anuncio del BCE de nuevas políticas monetarias y luego subió a un máximo de 1.2455 tras la demora en el inicio de la flexibilización cuantitativa, para después  volver a caer a un nuevo mínimo anual de 1,2271, respondiendo a los datos positivos de las nóminas no agrícolas en los Estados Unidos. Tras la reunión sobre política monetaria del BCE, el jueves pasado, en la que resolvió dejar las tasas de interés en sus mínimos históricos, su presidente, Mario Draghi, anunció  que el consejo de gobierno de la entidad decidirá a principios del próximo año si pone en marcha nuevas medidas para garantizar que la inflación se acelere y señaló que el descenso en los precios del crudo podría complicar la consecución de ese objetivo. “A principios del año que viene, el consejo de gobierno reevaluará los estímulos monetarios y las perspectivas en cuanto a los precios”, dijo. Algunos de los 24 miembros que componen el consejo de gobierno del BCE se han mostrado abiertos a la expansión cuantitativa. Mientras, en los Estados Unidos se conoció el viernes el dato sobre el empleo en noviembre, en el que se crearon 321.000 nuevos puestos de trabajo, siendo éste el mayor número desde mayo de 2010. Sin embargo, la tasa de desempleo se mantuvo en el 5,8%, tal y como se esperaba, reforzando la impresión de que la economía estadounidense está progresando y, entonces, la atención se focaliza ahora en cómo y cuándo será el mejor momento para subir las tasas de interés, actualmente en nivel cero. El vicepresidente del banco central, Stanley Fischer, cree que la economía estadounidense ya ha registrado una “recuperación real” y que el crecimiento fluctúa entre el 2% y el 2,5%. Además, considera que el largo período con tasas de interés bajas ha contribuido a la actual recuperación y a generar al menos algo de inflación. Asimismo, el miércoles pasado se conoció en los Estados Unidos el «Libro Beige», con encuestas cuyos resultados muestran que el gasto de los consumidores creció en la mayor parte del país y la mejora del empleo fue generalizada en octubre y noviembre. Y todo lo ocurrido en la semana sirvió para consolidar la fortaleza del dólar, que así pudo marcar nuevos máximos del año frente al euro, cerrando el viernes en el mercado de New York a USD 1,2290 por unidad.

Fuente: www.abcmercadodecambios.com