Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | April 4, 2020

Scroll to top

Top

Miércoles 6 de junio de 2012

Argentina: Extienden el conflicto rural a todo el país y habría una semana de paro

Envalentonados por la alta adhesión de los productores y concientes de que los reclamos del campo exceden por lejos el impuestazo aprobado recientemente en la provincia de Buenos Aires, la Mesa de Enlace anunciará hoy un “paro nacional” agropecuario. Los detalles de la medida, que podría extender algunos días más la protesta bonaerense, serán definidos por la mesa chica del bloque de entidades rurales.Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Hugo Luis Biolcati (Sociedad Rural), Carlos Garetto (Coninagro) y Rubén Ferrero (CRA) se reunirán al mediodía en Buenos Aires y luego anunciarán los alcances de esta “nacionalización” de la protesta. Las probabilidades marcan que finalmente se decidirá extender a todo el país el cese de comercialización de granos y ganado vigente desde el fin de semana en territorio bonaerense. Aunque también se alargarían los plazos de esa protesta, posiblemente hasta la mitad de la semana que viene.

“El impuestazo de Daniel Scioli fue la frutilla del postre. El problema principal del sector es la pérdida de competitividad y el deterioro del mercado interno, debido a la existencia de inflación con techo salarial. Como sucede con la mayoría de los argentinos, este cóctel es nocivo para la producción agropecuaria”, explicó Buzzi, uno de los que planteará las opciones más duras. Entre los chacareros, y esto lo saben los dirigentes, hay plafón para subir la apuesta. Una sequía arrasó con buena porción de la cosecha de soja y la suba de costos está licuando las ganancias obtenidas en otros momentos.

El comunicado de la Mesa de Enlace es una buena síntesis de todos los reclamos pendientes. Allí se habló de “la negativa” del gobierno a recibir a los dirigentes rurales para abordar “las trabas en la comercialización, las restricciones para exportar, la destrucción de los mercados, la falta de rentabilidad en algunos sectores como el de la lechería”. Y continúa.

Hasta ahora ha sido clara la adhesión a la protesta que arrancó el sábado pasado. Ayer ingresaron al Mercado de Liniers 571 vacunos y sólo 91 de ellos provenían de Buenos Aires. Para los negocios de hoy, y teniendo en cuenta que el martes es un día de mayores ingresos (entre 8.000 y 10.000 animales), se anotaban anoche apenas 141 cabezas.
En tanto, la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca informó que “el mercado se vio paralizado por el cese de comercialización”. Y lo mismo sucedió con otros ámbitos donde hay comercio de granos. “El paro se siente fuerte en los puertos bonaerenses y estamos previendo una semana con actividad nula”, indicó Javier Buján, de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El detonante de la protesta provincial fue un decreto con el que Scioli dispuso un revalúo de los campos, paralela a una suba del Impuesto Inmobiliario Rural. Ayer, tratando de atenuar el costo político por tomar esa medida bajo presión del gobierno central, el gobernador se reunió con una veintena de intendentes y con miembros de su gabinete. Se recordó allí que dos tercios de los campos bonaerenses no sufrirán aumentos y se prometieron “canales de comunicación para contemplar casos particulares”. Sin embargo, no es esa suba la que desvela a los chacareros sino la chance de que gracias al revalúo la AFIP recaude mucho más dinero por la falta de actualización de los mínimos no imponibles de Bienes Personales.

En este contexto, el ministro de Asuntos Agrarios, Gustavo Arrieta, dejó entrever que el jueves se reunirá con la Mesa Agropecuaria provincial para analizar la situación. Desde las entidades ya avisaron que nadie concurrirá a esa cita. Están molestos porque Scioli pretenda dialogar recién ahora, con la medida ya tomada, y no antes.

Fuente: Clarin (Argentina)