Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | October 24, 2020

Scroll to top

Top

Viernes 30 de mayo de 2014

Dónde se crea la riqueza?

Dónde se crea la riqueza?

Hace unos días, jóvenes de todo el país fuimos convocados por Un Millón de Jóvenes por México para reflexionar sobre distintos temas en el diplomado para formación de líderes. Tuvimos el honor de recibir y escuchar al gran escritor y periodista Carlos Alberto Montaner, quien de manera didáctica y puntual explicó los beneficios de vivir en una sociedad libre.

Los seres humanos fuimos creados para vivir en libertad, por eso cuando no existen las condiciones para ejercer este derecho fundamental nos sentimos frustrados. La disonancia nos genera enorme conflicto.

Las sociedades que no saben cómo se crea, preserva y aumenta la riqueza están condenadas a la miseria, afirma Montaner. Para generar prosperidad y elevar el nivel de vida, es fundamental tener un entorno de libertad que permita crear riqueza. El anhelo de millones de mexicanos de vivir en libertad implica que cada persona elija quién quiere ser, qué quiere hacer y qué quiere tener y lo pueda lograr.

Vaya lección la de Carlos Alberto Montaner a los jóvenes cuando explicó que para hacer dinero hay que ir al mercado y no al Estado. Esta afirmación rompe con un paradigma fuertemente arraigado en la mente de todos aquéllos que buscan hacer dinero, obtener recursos, privilegios y prebendas del Estado sin darse cuenta de que la única posibilidad de crear riqueza de manera ética y sostenible está en el mercado.

Sólo a través del mercado se genera un intercambio libre y voluntario en un orden espontáneo que permite satisfacer necesidades y demandas de todo tipo.

A diferencia del Estado, que privilegia o castiga de acuerdo con intereses y criterios específicos, el mercado libre es meritocrático por naturaleza, pues recompensa en función del esfuerzo, trabajo, productividad y eficiencia.

Quien opta por hacer dinero yendo al Estado, tarde o temprano, consciente o inconscientemente pone en riesgo su libertad. El problema es que millones de personas se dejan deslumbrar por la ilusión pasajera de hacer dinero fácil, buscando, como decía Frèderic Bastiat, vivir a costa del Estado, sin darse cuenta de que es el Estado el que vive a costa de ellos.

Resulta contradictorio que siendo la libertad condición fundamental para ser felices y crear riqueza, muchas personas estén dispuestas a renunciar a ella con tal de hacer dinero fácil y rápido. Una vez perdida su libertad no hay dinero que alcance para recuperarla.

Al final, la consecuencia de la esclavitud es la pobreza.

Fuente: independent.typepad.com