Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | December 9, 2019

Scroll to top

Top

Lunes 12 de septiembre de 2011

El dólar en el centro de la escena

En Estados Unidos sigue habiendo dudas respecto al futuro de la economía, mientras que el Banco Central de la República Argentina ejerce una fuerte presión para frenar la suba del tipo de cambio.

PANORAMA INTERNACIONAL – El euro subía el martes pasado contra el dólar, hasta cotizar el máximo de la semana en 1,4230, y se mantenía fortalecido luego de que la corte suprema de Alemania rechazara las demandas que buscaban bloquear la participación alemana en los rescates de la eurozona. Por otro lado, según el informe del “libro Beige” de la Fed, que se publicó el miércoles, la actividad económica fue lenta el mes pasado en la mayor parte de los Estados Unidos y se debilitó considerablemente en algunas áreas, debido a la desaceleración del sector fabril, la persistente debilidad del sector inmobiliario y el impacto del huracán Irene. El presidente de la Fed reiteró el jueves que el banco central estadounidense no escatimará esfuerzos para impulsar el crecimiento y bajar el desempleo, al tiempo que buscó disminuir las preocupaciones por la inflación, antes de su reunión del 20 y 21 de septiembre próximo. Sin embargo, Ben Bernanke no ofreció detalles sobre las medidas que podrían adoptar al respecto quienes manejan la política monetaria de la entidad. Por su parte, el presidente Barack Obama anunció ese mismo día que había presentado ante el Congreso un proyecto que apunta a generar trabajo para obreros y profesores principalmente, y tendría un costo de más de USD 400.000 millones. Dará incentivos fiscales a las empresas que contraten y también prometió planes para comprar viviendas y para facilitar las exportaciones. Pero el mandatario enfrenta una compleja lucha para convencer a los republicanos y restaurar la confianza del público en su manejo económico. Estas últimas noticias fortalecieron al dólar y así la divisa estadounidense pudo consolidarse y marcar máximos en la figura de 1,36 por euro. Mientras, un hecho positivo puede ser el acuerdo al que estarían llegando los países de la UE y el Parlamento Europeo sobre la polémica imposición de multas a países miembros con déficit excesivo y poco competitivos. Después de casi un año de negociaciones, ambas partes han aproximado posiciones y podrían llegar a un acuerdo definitivo hoy lunes en Estrasburgo (Francia), aunque no habría una pronunciación oficial hasta los últimos días del mes. Finalmente, la última jornada de la semana finalizaba con la rotunda negación del ministerio de Finanzas de Grecia de que vaya a anunciar en los próximos días la suspensión del pago de la deuda del país, saliendo así al paso de los rumores en ese sentido que circularon ese día. Algunos analistas consideran que es posible que el euro toque el nivel de los 1,30 dólares en las próximas semanas, afirmando que la crisis de la deuda europea ha entrado en una fase de metástasis y amenaza con extenderse a los bancos del Viejo Continente. Los ministros de Finanzas del G-7, reunidos el viernes por la tarde en Marsella, acordaron responder conjuntamente a una desaceleración en la economía global, pero no anunciaron ninguna acción concreta. Al cierre del viernes en Nueva York el euro cotizaba a USD 1,3660.

PANORAMA ARGENTINO –Resultó evidente el cambio de política que la semana pasada mostró el BCRA con relación al manejo de la cotización del dólar en el MULC argentino. Tras haber fijado el viernes 2 un cierre vendedor del dólar a $ 4,2240, que resultó un nuevo máximo histórico, durante las últimas cinco jornadas los fue estableciendo dentro de la figura de $ 4,20, es decir, 2,20 centavos más bajo que aquél y, por supuesto, haciendo uso de su ya habitual prepotencia para fijarlos, nada ortodoxa por cierto. Al respecto, cabe destacar que creyendo que de esa manera puede calmar los ánimos también utilizó su consabida modalidad de recurrir a los llamados telefónicos a las mesas de los bancos y principales casas de cambio y mostrar exagerados montos en oferta de venta en el sistema electrónico Siopel, del orden de los 500.000 millones de dólares o más. Y lógicamente de esa manera no puede lograrlo y pierde una y otra vez, haciendo en cambio aumentar más los temores y la incertidumbre que, finalmente, lleva sólo a promocionar la huida de los capitales del país. Así, las reservas del BCRA sumaban al cierre del viernes USD 49.683, según cifra oficial aún sin ajustar, mostrando una caída al cabo de las cinco jornadas de USD 273 millones, en lo que va del mes USD 307 millones y en el año USD 2.462 millones. Sin embargo, dicha pérdida podría haber sido muchísimo mayor si el ente monetario no hubiera recurrido a su ya también acostumbrada manera de esconder resultados negativos, como lo son los préstamos en dólares a corto y mediano plazo que a su pedido recibe de la ANSES, otros organismos y bancos oficiales argentinos y del Bank for International Settlements, de Basilea, Suiza, que es la entidad en donde están depositadas las reservas. Fuentes bien informadas afirman que lejos de desacelerarse la fuga de capitales del país sigue aumentando, calculándose que en agosto rondó los USD 3.000 millones, unos USD 700 millones más que en julio, siendo el doble del promedio mensual del primer semestre, que sumó unos USD 9.801 millones. Por otro lado, el BCRA pareció echar mano el otro día, aunque tímidamente, a una clásica medida de política monetaria cuando decidió frenar la expansión de pesos a través de la licitación de Lebac, contrayéndola en unos $ 80 millones, dando una clara señal a los bancos para que aumentaran las tasas de sus plazos fijos. La otra modalidad de intervención del ente monetario en el mercado de cambios son las ventas de futuros, ofreciendo precios con tasas implícitas muy bajas para tentar a los bancos a realizar swaps cambiarios, que consiste en vender parte de sus posiciones al contado, para hacerse de pesos baratos, y cubrirlas con compras al BCRA a futuro, logrando así realizar una inversión muy rentable. Las entidades bancarias y cambiarias operaron entre sí USD 2.318 millones, con un promedio diario de USD 464 millones, 39% menos que en la anterior semana. En el mercado de futuros del Rofex los tipos de cambio quedaron para fin de mes a $ 4,2260, octubre $ 4,2670, diciembre $ 4,3510 y septiembre de 2012 a $ 4,8100. En el mercado de futuros de Nueva York el peso/dólar a un año se negoció a $ 4,8613 (16%).

MOVIMIENTOS DE LAS PRINCIPALES MONEDAS FRENTE AL DÓLAR DURANTE LA SEMANA PASADA

Promedios
Euro
Libra
Yen
Fr. Suizo
Cr. Sueca
Real
brasileño
Peso
argentino
Máximo
1,3630
1,5850
77,83
0,8642
6,5590
1,6830
4,2020
Mínimo
1,4230
1,6190
76,65
0,7830
6,3440
1,6430
4,2100
Diferencia
4,4%
2,1%
1,7%
10%
3,4%
4%
0,2%
Promedio
1,3930
1,6020
77,24
0,8345
6,4515
1,6630
4,2060

(*) El euro y la libra esterlina se cotizan en dólares.
(**) Para el peso argentino se toman precios operados en el mercado entre bancos.

El presente informe es elaborado por ABC Mercado de Cambios. Para más información, visite: www.abcmercadodecambios.com

 


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)