Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 23, 2020

Scroll to top

Top

Lunes 31 de marzo de 2014

Hoy comienza A Las Ocho en forma diaria

Hoy comienza A Las Ocho en forma diaria

Como dice Edmund Burke: Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada

Cuando José Benegas me propuso hacer A Las Ocho inmediatamente me gustó la idea, aunque debo confesar que tenía dudas sobre la forma de financiamiento que había pensado. Igual estaba dispuesto a asumir el riesgo. Afortunadamente mis dudas se evaporaron casi de inmediato porque la respuesta de la gente fue inmediata.

Durante muchos años tuve programas en canales de Cable. En P&E, en CVN, que fue el primer canal de noticias creado Eduardo Eurnekian y en radio. Los costos de producción se cubrían con publicidad.

Al llegar el kirchnerismo, primero Cablevisión cerró la señal cuando el grupo Clarín estaba en buenas relaciones con el gobierno. Luego, al pasar a otros canales y radios, la publicidad era cada vez más difícil de conseguir, salvo casos de unos pocos que se jugaron y siguieron apoyando.

En general las empresas tenían y tienen miedo de aparecer apoyando programas que defienden estas ideas. No les reprocho su comportamiento, finalmente ellos tienen todo el derecho del mundo de apoyar a quienes desean y las ideas que desean.

La cuestión es que ya los ingresos no alcanzaban para cubrir los costos y prácticamente había que mendigar la publicidad. En general las empresas optaron por financiar programas con conductores progres o que pretenden ser políticamente correctos. A los que somos frontales y defendemos las ideas de la democracia republicana, un gobierno limitado y subordinado a la ley y vemos a la economía de mercado la forma de mejorar la calidad de vida de la gente, nos consideran políticamente incorrectos.

Por eso desde hace 2 años me refugié en mi portal de internet por dos razones: a) las nuevas tecnologías permiten hacer un buen programa con costos más bajos y b) porque la llegada de internet es cada vez mayor y la viralización (unos le pasan el programa a otro y el programa se reproduce en forma exponencial) potencia la llegada vía las redes sociales. Como frutilla del postre, por internet se puede ver en cualquier parte de la Argentina y del mundo.

Mi actividad principal es la de asesor económico y utilizo los medios para difundir ideas, por eso nunca me consideré un periodista. Soy un simple ciudadano y economista que lucha por tener una Argentina que recupere los valores del trabajo, la iniciativa privada, el riesgo empresarial y un gobierno limitado. Un Estado que nos deje trabajar en paz y no nos robe el fruto de nuestro trabajo para repartirlo entre quienes no producen y tenerlos como clientela política bajo la amenaza de quitarles el subsidio. Algo así como: si no me votás, te quito el subsidio y vas a tener que ir a trabajar.

Debatimos este proyecto con José Benegas y decidimos que, siendo defensores del mercado, debía ser la gente la que decidiera si consideraba que lo que hacemos tiene valor o no. Si siempre insistimos en que el consumidor es el soberano, teníamos que someternos a su decisión. El programa se iba a financiar recurriendo a aporte voluntario de la gente. Aquellos que consideraran que difundir nuestras ideas tenía valor podían participar apoyando al financiamiento de este proyecto siendo colaboradores o productores ciudadanos.

La respuesta fue sorprendentemente positiva y les estamos agradecidos a todos aquellos ciudadanos que nos apoyaron.

Nuestra idea no es entrevistar a las figuritas repetidas que siempre aparecen en la televisión repitiendo el mismo discurso, sin jugarse y con miedo a decir lo que realmente está pasando. Muchas de esas figuritas repetidas aparecen como los nuevos salvadores de la patria pero han sido parte de este gobierno que destruyó las instituciones, la economía y valores fundamentales de la vida en libertad. Otros no formaron parte de este gobierno pero nos proponen hacer lo mismo que en forma educada. Una especie de kirchnerismo de los buenos.

Por eso, a partir de hoy, A Las Ocho analizará todos los días, en vivo vía youtube y http://www.alasocho.tv/ los temas más relevantes del día con el estilo frontal que nos caracteriza a José Benegas y a mí. El que no pueda verlo en vivo a las 20.00 hs. argentina, podrá verlo luego en los portales mencionados ya que quedarán grabados para ser vistos en cualquier momento.

Mucha gente nos dice: hay que hacer algo. Bien, aquí ofrecemos una propuesta concreta. El que quiera sumarse a esta iniciativa en defensa de la libertad en nuestro país puede hacerlo entrando en http://bit.ly/1mQbST5 y ser productor ciudadano.

Si la idea le parece interesante lo esperamos hoy a las 20.00 hs. en http://www.alasocho.tv/

¡No esperemos que otros salgan a defender nuestros derechos. Hagámoslo nosotros!

Como dice Edmund Burke: Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada.