Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | August 14, 2020

Scroll to top

Top

Miércoles 7 de abril de 2004

Inseguridad: se necesita un plan de gobierno

El autor, que participó en la masiva marcha del jueves pasado, comparte el diagnóstico de las más de 150.000 personas que reclamaron al gobierno por la inseguridad. Sin embargo, no está de acuerdo con los remedios propuestos: a su juicio, la solución no pasa por establecer penas más duras sino que el problema es que los casos no llegan a resolverse.

El jueves primero de abril tuve oportunidad de concurrir a la convocatoria formulada por el Sr. Blumberg. Demás está decir que me impresionó la cantidad de gente que respondió a la misma. Me impactó la reacción de la gente para protestar ante la falta de respuesta del gobierno al clamor por una añorada seguridad.

Asistí porque comparto ese sentimiento de falta de seguridad. Pero confieso que discrepo bastante con los pedidos formulados por el Sr. Blumberg. Creo que el tema no pasa por una nueva ley que agrave las penas. El problema que tenemos, a mi criterio, es que los casos no se resuelven. No hay una efectiva acción policial y esto se debe a varios problemas que, al menos yo considero, deben ser resueltos en forma conjunta.

Por supuesto que necesitamos una policía confiable. Para ello necesitamos que ese cuerpo esté integrado por gente de muy buen nivel. Ello requiere que se paguen sueldos dignos y que se les den condiciones de trabajo acordes con la importancia del que desarrollan.

En consecuencia, estamos ante un problema presupuestario que, dadas las condiciones del país, no puede traducirse en mayores impuestos. Debemos reducir gastos absolutamente inútiles del Estado para incrementar el gasto en seguridad. Por supuesto que ese dinero debe ser gastado en forma eficiente.

Un segundo reclamo, que comparto totalmente, era el de suprimir la corrupción. Para ello se requiere que además de gobernarnos gente moralmente sana, también es imprescindible contar con una legislación clara y precisa de manera que no quede en manos de un funcionario su interpretación caprichosa. Cuanto más vaga es la ley, mayor es la posibilidad de corrupción.

Finalmente, debemos tener jueces probos y eficaces. Nuevamente, para ello debe ser gente razonablemente remunerada, pero que además cuente con lo necesario para desempeñar su función. No es posible que un juzgado no disponga de los elementos de computación imprescindibles o que no cuente con los útiles elementales para su trabajo.

En síntesis, quisiera ver que hay un plan de gobierno que tome el tema en forma integral. La situación no admite más parches. No podemos pretender atacar el delito si no utilizamos recursos, tampoco es posible combatirlo si todos somos sospechosos de incumplir normas, y no porque dejemos de cumplirlas, sino porque nunca sabremos si, a criterio del funcionario de turno, estamos haciéndolo correctamente.

Me gustaría que entendamos que estos reclamos, más que justos, no se resuelven con un par de medidas. Requieren un verdadero programa de gobierno. En caso contrario, creo que la manifestación de cientos de miles de personas quedará en la nada y en pocos días más pasará al olvido. Para mí, y descarto que para muchísimas personas, ello sería una nueva y lamentable frustración. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)