Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 19, 2021

Scroll to top

Top

Miércoles 23 de mayo de 2012

La desaceleración de la economía lleva a las empresas a frenar la contratación de nuevos profesionales

Los pedidos de personal  son cada vez menos y expertos del sector advierten que no se están generando empleos. Lo atribuyen a la alta inflación, la tardía definición de paritarias, las trabas a las importaciones y la expropiación de YPF.
Por la alta inflación y su impacto en los costos laborales, las trabas a las importaciones, la tardía definición de las negociaciones paritarias y la cautela instalada en el mundo corporativo tras la expropiación de YPF, las empresas comenzaron a "freezar" la contratación de nuevos empleados.

A contramano de los días de calor, durante enero y febrero las consultoras y agencias de selección de personal empezaron a notar un enfriamiento de la demanda, una tendencia que se consolidó en marzo y -sobre todo- abril.

De hecho, los informes conocidos en las últimas semanas ratifican la caída de los pedidos de personal y advierten que no se están generando nuevos puestos de trabajo.

Así, por ejemplo, durante el primer trimestre la demanda de ejecutivos -medida por Portal RH, un grupo formado por 40 consultoras de RRHH- fue un 17% menor a la registrada en los últimos tres meses del año pasado y un 26% inferior si se hace la comparación interanual.

"En esta evolución tiene un peso relativo muy significativo lo ocurrido en el mes de febrero de 2012, ya que el nivel del Índice de Demanda Ejecutiva bajó 50% respecto del mismo mes de 2011 y un 37% respecto de enero. En marzo, se observa una recuperación que ubica al IDE 7% por debajo del último trimestre del año pasado y 8,5% debajo del promedio de 2011", detallan desde Portal RH.

En tanto, el Índice de Demanda Laboral elaborado por la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella muestra una reducción en abril de 6,8% en la solicitud de empleados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires con respecto a la medición del mes anterior.

En términos interanuales, el indicador refleja una caída de 35,8% y se encuentra apenas 3% por encima del mínimo histórico alcanzado en abril de 2002.

Y si bien aún persiste el movimiento dentro del mercado laboral -caracterizado por una situación de pleno empleo dentro del sector formal-, los expertos en reclutamiento consultados poriProfesional.com coinciden en que, mayoritariamente, los pedidos de búsquedas que están recibiendo por parte de sus clientes son producto de rotaciones y no de la creación de nuevos puestos de trabajo.

"En enero y febrero hubo una baja del 22% en relación a los mismos meses del año anterior. En marzo la caída fue del 18% pero en abril se superó en un 8%, lo cual puede tener que ver con que estamos colaborando con una empresa de tecnología que se está instalando en el país", advierte Gloria Cassano tras desmenuzar los datos de la actividad de su consultora.

Consultado acerca de esta desaceleración, el presidente de Portal RH, Claudio Fernaud, explica que la demanda de ejecutivos depende, principalmente, de dos variables: el crecimiento económico del país (PBI) y las nuevas inversiones.

Y suma un tercer factor vinculado al contexto externo. "La estabilización de la economía global está cobrando cada vez más incidencia para el crecimiento de la demanda ejecutiva doméstica", enfatiza Fernaud.

Es que -señala el especialista en selección de mandos medios y alta gerencia- "como hay muchas casas matrices de empresas argentinas en Europa, las filiales locales pueden verse afectadas por decisiones globales que toman desde las centrales para recortar costos, por lo que pueden haber frenado búsquedas no por un problema de la Argentina sino de su matriz."

En el frente interno, hace hincapié en que hoy las políticas del Gobierno, como las trabas a las importaciones o el fuerte control del mercado cambiario, no favorecen la demanda ejecutiva.

De cara a los próximos meses, el consultor anticipa que si el crecimiento del PBI es menor a lo previsto y no se producen nuevas inversiones, "la demanda ejecutiva continuará en caída."

Desde Ghidini Rodil, Matías Huvelle, señala que si bien aún es alto el nivel de actividad, "al analizar en detalle de dónde vienen los pedidos te encontrás con un porcentaje muy alto que es por rotaciones y no por generación de nuevos puestos de trabajo."

El gerente de Selección de la consultora da cuenta de dos escenarios que no favorecen la creación de empleos. Por un lado, dice, no hubo grandes inversiones y, por otro, la indefinición o definición tadía de muchas de las paritarias lleva a que todavía no haya decisiones de contratación por parte de los empresarios.

"Las compañías hoy no saben cual es el panorama en materia salarial para lo que resta del año y esto trae incertidumbre y una cierta cautela", remata el experto.
No obstante, asegura que la situación varía según la industria: "En algunas se nota una baja importante, sobre todo automotriz, industria pesada, y todas aquellas que están afectadas por el control de importaciones y las cuotas exportadoras, mientras que otras, como consumo masivo o los Centros de Servicios Compartidos hay movimiento."

En la consultora Capital Humano también dan cuenta del desaceleramiento que atraviesa el mercado laboral.

"El 2010 y 2011 fueron dos años de fuerte crecimiento. Pero en marzo y abril se enfrió la demanda y no bajó el trabajo", admite su director, Diego Kirschenbaum.
Al igual que Huvelle, el experto en reclutamiento de profesionales observa que el movimiento actual es más por reemplazos que por nuevas posiciones.

Y relaciona este "parate" con un diferente contexto político y económico, las trabas a las importaciones que afectan a muchas compañías, la inflación, la expropiación de YPF y el atraso de paritarias de los gremios más fuertes.

Sobre este último aspecto, Kirschenbaum vaticina que "las empresas esperan que se defina de cuánto será el incremento que se cierre con el sindicato antes de tomar nuevo personal, porque no es lo mismo que los ajustes sean del 18 o del 28%, el impacto en el costo laboral es muy distinto."

Otro perfil se busca

Entre las compañías que están contratando personal, los expertos coinciden en que, desde hace unos meses, se viene produciendo un cambio en los perfiles que requieren.
"La demanda de profesionales antes estaba más volcada a la producción y hoy está más enfocada en ventas y marketing, ya que las empresas están enfocadas en ver como generar nuevos ingresos en un mercado que es menos competitivo", diferencia Huvelle.

Según puntualiza el gerente de Ghidini Rodil, "se nota un estancamiento en perfiles industriales y de ingenieros, pero no de contadores, administradores de empresas, marketing y ventas."

En esta línea, el director de Capital Humano también apunta que, producto de la desaceleración de la industria, bajaron los pedidos de ingenieros, de profesionales para áreas de planeamiento estratégico, de asistentes y secretarias pero se mantienen los pedidos para cubrir puestos en las gerencias de marketing y ventas y en administración y finanzas.
En definitiva -subraya Huvelle- "estamos en una escenario de mayor cautela en el que muchas de las empresas que han perdido competitividad decidieron freezar su demanda de profesionales."

Qué pasa con la oferta

La cautela también llegó a la vereda de enfrente, es decir, a la oferta. Según cuenta Kirschenbaum, en la actualidad los postulantes están más "centrados".

"Los candidatos -revela- están viendo que el mercado está más parado, y los mismos que el año pasado solo se cambiaban de compañía por un 50% más de salario, hoy me llaman y me dicen que se pasarían por menos, por un 30%, pero si les ofreces un 20% y están desconformes con su actual empleo, probablemente acepten la propuesta". Y observa que, a su vez, hay más gente buscando trabajo.

"El año pasado poníamos un aviso y no nos llegaba nadie, hacíamos hunting de semi senior,chicos con uno o dos años de experiencia que pedían un disparate. Antes buscábamos por Linkedin y hoy nos buscan a nosotros y nos envían sus CV o nos piden que los sumemos a nuestra red de contactos", concluye el consultor de Capital Humano.