Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 19, 2020

Scroll to top

Top

Miércoles 5 de marzo de 2014

La soja imparable, con maíz y trigo despegando pero más lentos

La soja imparable, con maíz y trigo despegando pero más lentos

Con un mercado muy firme liderado por la soja, tuvimos una semana de saldo positivo para los granos. La demanda sigue presionando y actuando más rápido de lo pensado. En el mercado de maíz la misma está disponible en grandes cantidades, pero en soja es muy limitada, y no se alcanzó a producir el empalme de cosechas. En trigo hay a nivel global preocupación por la situación en EEUU.

En el mercado local el interés por soja disponible es muy fuerte, y lleva a diferenciales importantes respecto al valor de cosecha, pero ambos han subido fuertemente. El diferencial se irá reduciendo paulatinamente ya que los días pasan y la llegada de la nueva oferta está cada vez más cerca. En maíz los precios de los primeros meses se ponen firmes, porque están por llegar los barcos y hay pocas compras, pero también por la firmeza exterior. El trigo en tanto sigue algo más tranquilo.

Revisaremos todos estos elementos en nuestra conferencia en Venado Tuerto del 11 de marzo, en la Sociedad Rural a las 18.30 hs con entrada abierta, a la cual se pueden inscribir desde aquí.

Soja: muy firme por gran demanda y poca disponibilidad en el corto plazo, pero se viene la oferta Sudamericana.

Venimos observando semana a semana alzas realmente sorprendentes en el nivel general de precios de la soja. Esto está relacionado con una demanda que explotó más fuerte todavía de lo pensado, y que está minando las existencias de EEUU, ya que temporalmente no están disponibles todavía los granos de Sudamérica en cantidad suficiente. La pregunta es que pasará cuando ello pase. Lo lógico sería que el premio que vemos hoy se reduzca.

Las exportaciones de soja de EEUU están en el 106% de lo que el USDA estimó para todo el año. O bien de aquí en adelante se dan sólo cancelaciones de negocios ya concretados, o bien habrá que ajustar el balance de oferta y demanda para reconocer las mayores exportaciones. Pero al hacerlo los stocks caerían de las actuales 4 mill.tt. que son un nivel prácticamente récord por lo bajo. Por ello estimamos que se deberá reducir el consumo interno,  o aumentar las importaciones. Ambos elementos implicarían justificar precios más altos en las cotizaciones.

De todas formas es preciso tener en cuenta que ya se están anotando la mayor parte de los negocios con origen opcional Norteamericano o Sudamericano. Con la cosecha de Brasil avanzando algo demorada por lluvias, y la de Argentina iniciando en un mes, es posible que haya cambios en el lugar de embarque, aunque esto dependerá mucho de la logística de Brasil y la disponibilidad del productor Argentino a vender.

Pensando más en el mediano plazo, el 31 de marzo tendremos el reporte de intención de siembra para EEUU. En el OUTLOOK FORUM se habló de que el área de soja subiría 1,2 mill.ha. Este es otro elemento negativo.

Pero más allá de esa fecha, en el informe de oferta y demanda mundial de mayo, aparecerá el primer balance oficial de esas magnitudes para la campaña 2014/15. Todos los ojos se pondrán en los stocks finales. Si tomamos como indicio lo que se discutió en el OUTLOOK FORUM, lo que veremos será un aumento en las existencias finales, ya que si bien habrá más demanda, que ayudará a absorver la mayor intención de siembra, se consideraría un rinde tendencial que generará un incremento de producción fuerte.

Hasta aquí todas noticias negativas pensando en el período en el que se generalice la trilla sudamericana y se entre a discutir el panorama de EEUU. Sin embargo habrá que ver el clima tanto para la siembra como para el desarrollo reproductivo de los cultivos, especialmente en el período climático clave de junio a agosto.

Por esto esperamos que de un momento a otro se produzca un ajuste a la baja en precios tan fuerte como la suba reciente, para dar paso luego al típico mercado climático de EEUU, y pensar después en como se dará la demanda, que es hoy una gran incógnita.

En la traslación de todo esto al mercado local, debemos tener presente que la fuerte oferta es por soja disponible. A medida que pasan los días y nos aproximamos a la cosecha nueva, el premio se va perdiendo. De hecho dado que la posición disponible ya se juntó con la marzo, vemos una fuerte caída respecto de la semana pasada en la primera posición del Mercado a Término. En el recinto físico sin embargo, con entrega inmediata el premio por soja está en 50 U$S/tt respecto a la posición de cosecha nueva. Esto desaparecerá en poco tiempo más.

La actitud de venta de los productores Argentinos será crucial para este mercado. Es habitual que las operaciones recién comiencen a acelerarse en esta época del año. Previamente hay pocas ventas por temor productivo, las que pueden acelerarse únicamente si los precios se ubican por encima de los puntos de equilibrio en valores importantes. Esto no ocurrió este año, y por eso llegamos con una comercialización lenta a la cosecha.

Ahora y hasta julio se produce el momento de mayor actividad. Esto ocurre porque ya hay certeza productiva, el productor tiene que cancelar obligaciones, dado que los financiamientos en general vencen en mayo y a lo sumo pueden extenderse a junio, y posteriormente pueden realizarse ventas para financiar insumos o alquileres pensando en la nueva campaña. En el nivel general de ventas influye mucho el precio, que ha tenido una mejora importante recientemente, y también la disponibilidad de financiamiento que pueda ayudar al productor a extender las ventas. Si como se está previendo esta campaña, en virtud de la decisión del Banco Central de «secar»la plaza de pesos para controlar la inflación y el dólar, el costo será menor disponibilidad de financiamiento y tasas más altas, con lo que se empujará al productor a vender para hacer caja.

Maíz: mejorando pero limitado por la oferta de EEUU, y atento a perspectivas del año próximo

En cuanto al maíz la demanda también va dando impulso a los precios, pero a una tasa más lenta toda vez que la gran producción norteamericana limita la suba.  Es importante comprender que EEUU es al mismo tiempo mayor productor, consumidor y exportador de este cereal. Tuvieron una campaña muy buena el año pasado, y su bien hay más consumo las existencias crecieron a niveles cercanos al promedio histórico.

De todas formas el mercado reaccionó a la baja muy violentamente, lo que incentivo a los compradores. La firme demanda mostró los dientes y a fuerza de minar las existencias finales, mes a mes fue forzando al USDA a bajar sus proyecciones de stocks finales. Esto terminó generando una caída de stocks desde niveles superiores al amedia a inferiores a la media.

Poniendo faros más largos, para el reporte de intención de siembra de marzo, contamos con el antecedente de lo dicho en el AG OUTLOOK FORUM. Allí se estimó una caída de 1,4 mill.ha. Este dato tomado en forma aislada sería alcista para los precios.

Pero luego al contar con stocks al inicio más abultados, y un rinde tendencial que supera al del año pasado, y a pesar de que se descuenta mayor consumo  interno en EEUU, las existencias crecerían de todas formas. Estas cuestiones tallaran fuerte en el reporte de oferta y demanda oficial del USDA de mayo.

De todas formas, habrá que ver tanto el devenir climático como la marcha de la demanda para terminar de gestar el nivel de precios final de este mercado. Tengamos presente la tendencia del USDA a proyectar rindes muy altos que luego no se ven concretados en la realidad, y también a subestimar la demanda.

Por todo esto la suba que estamos viendo podría ser sólo el inicio de una tendencia que deberemos seguir de cerca.

El mercado de maíz también va mostrando algo más de firmeza, dado que los exportadores no han podido originar suficiente mercadería y con marzo llegarán los barcos. La mayor parte de la producción será este año tardía, por lo que estará disponible de junio en adelante. Ello genera un diferencial en los precios antes y después de ese mes.

Trigo con foco en el mercado local

El mercado internacional de trigo comienza a mostrar algo de preocupación por los cultivos norteamericanos, que pasaron un invierno muy duro. Sin embargo la gran disponibilidad del cereal en otros países limita la suba.

De hecho tras varias semanas firme, lo que ocurrió fue que el cereal norteamericano perdió competitividad con otros orígenes, y en la licitación de compra de Egipto, por ejemplo, se quedó fuera de los abastecedores.

En tanto la expectativa para el año próximo es que tanto en EEUU como en otros países del mundo la superficie de trigo se reduzca, lo cual debería dar sustento a los valores.

Sin embargo el mercado interno de trigo 2013/14 está totalmente abstraído del mercado internacional. Con una producción de entre 9 y 10 mill.tt. y un consumo interno en torno a 6,5mill.tt. no habrán exportaciones significativas. El gobierno habló de un saldo total de ROE VERDE de 1,5 mill.tt. que viene autorizando de a 500.000 tt. Esta semana se anunció el segundo tramo del mismo. Esto implica que por el lado de la exportación no habrá vinculación de precio mínimo con el mercado internacional.

Pero el mercado internacional también puede servir como precio máximo. En el caso que el precio interno se fuera a la suba, lo que podría pasar sería que ingresaran granos desde el exterior para limitar el valor a la suba. Pero si el año pasado no se dieron importaciones, cuando la situación de abastecimiento fue más crítica que este, no vemos porqué vaya a haberlas este año.

Por ello el precio del trigo en adelante dependerá del  consumo interno y la capacidad de pago que pueda obtener. Por ahora el consumo interno está relativamente tranquilo. Con 1,5 mill.tt. de compras totales deberían cubrir sus necesidades hasta marzo, y están todavía tomando grano del mercado doméstico.

El problema es que la intención de los productores es retener el trigo a la espera de mayores valores, con lo que habrá que ver que ocurre en los próximos meses, sobre todo de julio para adelante.

Fuente: Austral Agroperspectivas