Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | July 9, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 30 de agosto de 2007

Los dólares de Horacio Verbitsky

Un pequeño análisis del origen de algunos de los organismos que apoyan financieramente al Centro de Estudios Legales y Sociales, dirigido por el periodista.

En un libro publicado en el año 2003 y sugestivamente titulado “Verbitsky. De La Habana a la Fundación Ford”, Carlos Manuel Acuña dedica todo un capítulo al Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que es dirigido por el periodista mencionado y al que Acuña vincula con “unos cuantos atentados” y con el manejo desde Lima, Perú, del envío a Cuba de los sesenta millones de dólares producidos por el secuestro de los hermanos Jorge y Juan Born (que Montoneros denominó “Operación Mellizas”, en la que murió asesinado Alberto Bosch). En su obra, Acuña señala que las actividades del CELS, una institución cercana a los K, han sido financiadas por la Fundación Ford, créase o no.

Hay también otro gran benefactor financiero norteamericano de Verbitsky, algo inesperado por las razones que expondremos a continuación. Se trata de la Fundación Tinker, con sede en el 55 este de la calle 59 en Nueva York.

Según su más reciente balance, de 2006, la entidad está presidida por Martha T. Muse, una dama entrada ya en años, a la que se consideraba –hasta ahora– como sincera defensora de las libertades.

En el directorio de la Fundación Tinker hay algunas figuras muy notorias, como la ahora ardientemente kirchnerista presidenta del Council of the Americas, Susan L. Segal, quien no cesa de proclamar, a los cuatro vientos, su apoyo por la candidatura presidencial de la senadora Cristina Fernández.

Hace apenas unas semanas, ante un asombrado público de empresarios de empresarios que defienden sus bolsillos –ergo, la continuidad de todo a pesar del martirio a las instituciones republicanas y la corrupción generalizada–, Segal (ex del Banco Chase, en época de los Rockfellers) manifestó su apasionado asombro por la inteligencia de Cristina. Adulones hay en todas partes, es obvio.

También forman parte de la Fundación Tinker, entre otros, Richard de J. Osborne –un hombre que fue presidente de ASARCO, empresa minera que sabe bien de expropiaciones en la región– y el uruguayo Arturo C. Porzacanski –por años asesor económico de diferentes entidades financieras de Wall Street y ahora tranquilo académico de la American University y de Columbia University, quien debe haber revisado recientemente su visión acerca de lo que significó la guerrilla de los 70 en la región, incluyendo a los montoneros argentinos (como Verbitsky) y sus más cercanos, por orientales, tupamaros. Otros nombres notables incluyen a la ex mano derecha de Henry Kissinger, esto es Alan Stoga, hoy presidente de Zemi Communications, una firma asesora internacional.

Durante 2006, el CELS de Verbitsky recibió 75.000 dólares (la mitad de un apoyo mayor de 140.000 dólares para discutir la reforma fiscal en la Argentina, lo que será expresado en un libro a ser publicado sobre el tema) y otros 50.000 dólares (la mitad de un apoyo total de 100.000 dólares para investigar la “brutalidad policial” en la Argentina).

En la Argentina, la Fundación Tinker apoya, asimismo, a FIEL (con apenas 35.000 dólares), al Centro para la Estabilidad Financiera (55.000 dólares), a la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (40.000 dólares), a la Fundación Compromiso (60.000 dólares), a la Fundación SES (30.000 dólares), al Instituto Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo (65.000 dólares) y a la Fundación Vida Silvestre (con 52.000 dólares).

El apoyo financiero más fuerte, entonces, es el que se canaliza a la organización de Verbitsky, el CELS.

Sin palabras. Pero así se escribe la historia. Para no olvidar. Más allá de las reverencias que muchos hacen a las Muse o Segal del norte, sin advertir que –discretamente– ellas financian a Verbitsky.

PS: Si usted desea alguna vez poder ver de cerca de la candidata presidencial, Cristina Fernández de Kirchner, puede concurrir al almuerzo público que organiza en su honor el Council of the America’s del que la entusiasta Susan Segal, que promueve activamente a la Senadora, es directora ejecutiva. Ese almuerzo tendrá lugar el 26 de septiembre en el “Starlight Roof” del coqueto Hotel Waldorf Astoria, en la ciudad de Nueva York. La entrada al evento cuesta 400 dólares por persona. El almuerzo está “esponsoreado” por Bridas, Aeropuertos Argentina 2000, Barrick, Panedile, Duke Energy y Oxy. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)