Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | April 4, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 18 de junio de 2009

Más espacios verdes en Nueva York

Se inaugura un nuevo parque elevado en pleno Manhattan. No sólo el verde crece en la ciudad, sino que la nueva High Line recupera parte de la historia y aspira a convertirse en un nuevo centro caliente de la isla.

El alcalde Michael Bloomberg, en conjunto con la Asociación de Amigos de la High Line, inauguró el primer tramo del nuevo parque público elevado en Manhattan: la “High Line”.

Éste es el primer parque público de éstas características en los Estados Unidos. “En vez de destruir este pedazo de historia, lo hemos reciclado y transformado en un parque de características únicas en este país y en el mundo, éste es un nuevo espacio que podrán disfrutar, no sólo los neoyorquinos sino todos aquellos visitantes que tiene la ciudad”, dijo Bloomberg en el acto de inauguración.

La “High Line” construida en la década del 30 era una línea de ferrocarril que recorría el lado oeste de Manhattan, desde la calle Gansevoort hasta la calle 30, y era utilizada para transportar las mercaderías que llegaban al puerto y así distribuirlas en la ciudad o al resto del país.

Debido a la gran cantidad de accidentes que estos trenes provocaban, se decidió elevarla a unos 10 metros por sobre el nivel de la calle. Con el avance de la tecnología y de los medios de transporte fue cayendo en desuso hasta que, a mediados de la década del 80, se la cerró definitivamente.

En los 90, se formó un grupo vecinal que comenzó a interesarse por la restauración y el uso apropiado de este predio. Tras varios años de lucha y proyectos, se consiguieron los fondos y la aprobación gubernamental para que este sueño de unos pocos se convirtiera en una realidad que muchos podrán disfrutar.

El New York Times celebró la apertura de este espacio, que tiene el doble acierto de dotar de más verde a la ciudad y reciclar una vía de comunicación histórica que contribuyó a la generación de Nueva York y a su conexión con el progreso y con el resto del país.

El tono del paisaje responde a una mezcla que combina sutilmente el diseño contemporáneo con la historia y con la belleza natural. El camino serpentea a derecha y a izquierda, de resultas de lo cual uno avanza paralelo a la vieja traza en determinados tramos y queda envuelto en el bosque de jardines en otros.

La superficie del deck, por donde se puede caminar en medio de una espesa flora, está hecha de las planchas de concreto que rememoran las líneas de las viejas vías y todo ha sido cuidado para que la tradiciones se mantengan.

En coincidencia con la inauguración, la Asociación Amigos de la High Line convocó a distintos diseñadores de ropa personal y de productos hogareños para que participen de una competencia de diseño que tenga al nuevo parque y a la vieja traza del ferrocarril como su centro de inspiración. La idea, además de recaudar fondos para el mantenimiento de la High Line, persigue entusiasmar a las casas de diseño a mudarse a los alrededores del ahora nuevo parque para transformar la zona en un nuevo “hot spot” del West Side de Manhattan.

El parque estará abierto todos los días de siete de la mañana hasta las diez de la noche. Su entrada principal está por la calle Gansevoort, aunque también hay accesos por las calles 14, 16, 18 y 20. En las dos primeras hay disponibilidad de ascensores para discapacitados. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)