Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | November 26, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 7 de febrero de 2008

Mucho más que basura

Detrás de las conversaciones para resolver el problema del tratamiento de los residuos urbanos se asoma la posibilidad de un acercamiento político entre los líderes de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires.

Los gobiernos de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires han iniciado conversaciones para determinar de qué modo tratar el problema de los residuos, que se generan en el territorio de la primera pero se depositan en tierras de la segunda. Se espera que dentro de algunas semanas haya novedades concretas respecto de los avances que se logren en relación a este tema en sí mismo. Sin embargo, la cuestión tiene, por debajo de la cara visible del problema en sí, una significación política bastante más profunda.

El análisis acerca del tratamiento de los residuos es, obviamente, un tema que requiere alguna solución porque constituye uno de los tantos factores que deterioran la calidad de vida de la población. El hecho de que se haya comenzado a analizar es un síntoma de los cambios que empiezan a percibirse a partir de los cambios de gobierno en ambas jurisdicciones. Mauricio Macri y Daniel Scioli son, ambos, mucho más ejecutivos que Jorge Telerman y Felipe Solá. Por eso los colaboradores de Macri y Scioli han abierto un marco de conversaciones a fin de buscar soluciones a un problema que las anteriores gestiones habían desatendido.

Pero esta coincidencia en el abordaje de un tema específico es, a su vez, la parte visible del iceberg de que, entre Macri y Scioli, hay coincidencias políticas más profundas que el mero hecho de resolver donde depositar la basura… Este es, en rigor, el hecho político significativo de las conversaciones abiertas entre ambos gobiernos. Las conversaciones referidas al tratamiento de la basura, si bien tienen significación en sí mismas, tienen el valor agregado de ser una especie de “prueba piloto” para ir tanteando la posibilidad de un acercamiento político más profundo entre Macri y Scioli.

Si bien ambos están enrolados en corrientes políticas diferentes –Scioli forma parte del gobierno nacional y Macri es opositor- tienen entre sí perfiles muy similares y, si llegaran a sumar sus esfuerzos, configurarían una corriente de incuestionable peso en el escenario nacional. Es este momento, cuando la situación económica tiende a empeorar rápidamente, con el consiguiente costo político para el kirchnerismo, este dato no puede ser soslayado.

Por supuesto que, en lo inmediato, un acercamiento político formal y expreso entre Macri y Scioli es imposible. Y, aunque fuera posible, probablemente sería inoportuno. Scioli no puede, por el momento, romper su alineamiento con el gobierno nacional porque, si lo hiciera, la provincia se le tornaría ingobernable. El gobierno nacional le haría la “vida imposible”. Recién cuando empiece a clarificarse el escenario para las elecciones de 2011, Scioli podrá plantearse una eventual ruptura con el kirchnerismo (como ya lo hiciera antes con el menemismo y el duhaldismo; el ex motonauta no se “casa” con nadie más que Karina Rabollini). Por lo demás, tanto Macri como Scioli deben abocarse a la tarea de gobernar sus respectivos distritos, lo cual es determinante para el futuro político de ambos. Necesitan realizar gestiones eficaces si es que aspiran a proyectarse hacia el plano nacional. Por ende, no pueden dispersarse en promover acuerdos políticos cuando no son tiempos apropiados para este tipo de movimientos.

Entonces, en lugar de hablar de cuestiones electorales, desarrollan acercamientos alrededor de las cuestiones que son de interés común para los distritos que respectivamente están gobernando. Nadie pierde de vista que la cuestión de fondo es un eventual acercamiento político formal. Pero, como esas parejas que recién están empezando a “mirarse de reojo”, por el momento “sólo son amigos”. Ya llegará, oportunamente, el momento de evaluar la posibilidad de formalizar un entendimiento.

Por todo esto, las relaciones entre Macri y Scioli deben ser evaluadas en un contexto más amplio que la sola gestión de gobierno. Es probable que haya otros temas, aparte del relativo al tratamiento de la basura, en los cuales se ponga en juego el acercamiento entre Macri y Scioli. Es probable que, en alguna circunstancia, se firme algún convenio para desarrollar una acción conjunta entre la Capital y la Provincia y, entonces, se verá “la foto” de uno junto al otro. Cuando eso suceda, deberemos interpretar que el acercamiento político está más cerca. Pero, al mismo tiempo, es probable que haya tibias negativas provenientes de uno y de otro acerca de cualquier entendimiento político formal. Este tipo de mensajes ambiguos forman parte de la esgrima natural de la política y, para comprender la naturaleza real de los acontecimientos, conviene tener cuenta cuáles son los códigos de la actividad política.

Entre la Capital y la Provincia hay muchos temas en común, entre ellos el referido la atención en los hospitales o las cuestiones de seguridad en la zona limítrofe entre ambas jurisdicciones, por sólo nombrar algunos. Por lo tanto, es bastante probable que las relaciones entre los gobiernos de Macri y Scioli sean bastante intensas de aquí en adelante. Los conceptos consignados en estas líneas definen el marco en el cual esas relaciones se irán desarrollando. Lo que pueda venir de ahora en más está por verse. De todos modos, como apreciación general, sería muy positivo que Macri y Scioli coordinen esfuerzos políticos porque, ante el casi seguro derrumbe del kirchnerismo dentro de un plazo más o menos previsible, es auspicioso que aparezca una hipotética corriente política que genere una expectativa favorable respecto de que pueda reencauzar los desaguisados que el actual gobierno no se priva de cometer. Macri y Scioli tienen, en ese sentido, una responsabilidad importante y parecería que están buscando la manera de articular esfuerzos para asumirla de un modo coordinado. Si este curso de acción se consolida, podría abrirse una perspectiva esperanzadora para el futuro de nuestro país en el mediano plazo. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)