Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 25, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 1 de septiembre de 2005

Pases cortos 25

Apuntes sobre la Argentina, los argentinos y la realidad de todos los días.

PIQUETE SÍ, PIQUETE NO: El comportamiento del Gobierno con los piqueteros, si no es ambivalente, al menos dirige a la sociedad un mensaje por demás contradictorio y nocivo. Recientemente, y después de 2 años y medio, ha decidido que los cortes son ilegales y que serán reprimidos por las fuerzas de seguridad. Para ello desplegó en los últimos actos cerca de 3.000 policías para evitar el cierre del puente Pueyrredón. Escasos días antes, esto para el Gobierno era “criminalizar la protesta social”. Ahora no, hoy es hacer respetar el Estado de Derecho y actuar en consecuencia ante un acto netamente ilegal (Aníbal dixit). Para ellos ya no se trata de una protesta social sino que son partidos políticos infiltrados que operan políticamente. Todo un comportamiento esquizofrénico: luego de alentar actos como la toma de estaciones de servicio de Shell y de trasladar la responsabilidad a los jueces y fiscales, hoy hacen una pirueta de 180 grados y actúan como debían haberlo hecho allá lejos y hace tiempo.
Es claro, en el medio han visto que -según las encuestas- soportar estos cortes en una actitud por demás pasiva les hacía perder votos. Ergo, se cambia el discurso y se los trata como delincuentes. En el medio, quedó impune el “palazo” en la cabeza que sufrió un taxista ante la vista de policías pasivos, el artero ataque a un matrimonio e hijas que con su pequeño auto trataron de circular, y varios casos mas. Hoy son ilegales, ayer eran desamparados en busca de pan y trabajo.
Obvio el comentario sobre los camionetazos del amigo Hugo Moyano ante los supermercados Coto, pues hoy está admitido, mañana no sé.
La subordinación del orden público y de la ley ante los caprichos de un presidente es de gravedad institucional y produce un deterioro tremendo en las normas y el Estado de Derecho. La irresponsabilidad de estas actitudes algún día se pagan… espero.

MACCARONE: Mucha agua bajo el puente ha corrido sobre el escándalo del obispo. Sólo haré unos breves comentarios al respecto. No me gustó cómo trataron el tema los periodistas en general, incluyo al mismísimo Grondona. Creo que, más allá de que el tema ha sido politizado, es válida la opinión de la grey católica. Y no estoy de acuerdo con la opinión de ateos y agnósticos, pues, de lo que he escuchado, adolecen de conocimientos básicos de la religión y lo subordinan a sus intereses personales.
Para mí, el tema es gravísimo para la Iglesia, pues trasluce que ha apañado al obispo en épocas anteriores y ha actuado una vez que el asunto tomó estado público.
Los sacerdotes no tienen vida privada, pues de eso se trata su actividad: ellos hablan y nos aconsejan sobre nuestra vida privada. Precisamente, por ello mal pueden hacer lo que quieran como si fueran un simple civil, por eso están los votos y sus sagradas investiduras. La vida privada de un simple ciudadano no puede ser vulnerada y su intimidad debe ser respetada, la de un sacerdote debe ser impecable pues está expuesta, ya que de ello se trata su vida, consagrada a Dios. Por eso es falsa la discusión respecto a la privacidad de los actos. Acá estamos hablando de pecados, no de delitos.
Otro tema que se menciona es el del celibato y muchos aprovechan para decir que la abstinencia sexual o la falta de pareja les hace hacer estas cosas a los sacerdotes. Mentira, esto fue un tema homosexual. ¿Qué pretenden? ¿Que haya matrimonios gays entre curas? Y si fuera por el celibato, no me consta que el matrimonio evite canalladas sexuales, porque de lo contrario no existiría la infidelidad.
Sobre el obispo me preocupa que haya ejercido su poder para efectuar estos actos, no sólo en este caso puntual, sino en su historia personal. Sé que el obispo está personalmente deshecho y ha enviado un pedido de perdón a la Iglesia. Para él, pobre, esto debe ser un infierno en vida.
Para la Iglesia y sus fieles, un golpazo de credibilidad.

THE MARADONA SHOW: Cada vez más parecido a aquella película The Truman Show, donde toda la vida de un hombre era expuesta ante los televidentes, en La Noche del 10 Maradona se desnuda sentimentalmente ante su público y todos lloran, aplauden y se lo festeja hasta la exageración, incluso los varios exabruptos que a veces comete. Cosas de ídolo, que para el público y el periodismo es como Gardel, cada vez juega mejor, y hoy más que nunca.
Es bueno comentar algún desliz. Uno fue decir que con premeditación hizo el gol menos famoso a los ingleses. Debió haber dicho que fue un acto espontáneo y pícaro, como seguramente fue, pero vaya a saber por qué lo confesó como algo pensado. Uno que jugó al fútbol sabe que esto es espontáneo y repentino. Maradona acá cometió un error pues alardea de una actitud deshonesta, remarcándola como “piola”. Se olvidó del potrero, que de allí era la “mano de Dios”.
Otra desconsideración fue la mención de desprecio hacia su hijo italiano, que mal que le pese es fruto de una acción suya, de la cual el joven no tiene la culpa.
El programa es cada vez más futbolero y a gran nivel, y por eso no hay con qué darle.

UNIVERSITARIAS: Hace cerca de 20 días que la CONADU histórica, gremio de docentes universitarios de la Universidad de Buenos Aires que reúne a muchos de los profesores de las carreras sociales, está en huelga. Hace más de dos semanas que los estudiantes no tienen clases y no saben si van a perder, al menos, medio año.
Los docentes reclaman un mínimo de 800 pesos y que las cifras que les pagan en negro sean incorporadas al salario.
¡Extraordinario! El Estado paga en negro. El Estado que amenaza con prisión a los deudores morosos y a los evasores, paga en negro. Si esto no es doble mensaje y doble vida, ¿la doble vida y el doble mensaje dónde están?

¿VIETNAM?: Ante el auge de los ataques de la insurgencia, en el ejército estadounidense crece el escepticismo sobre la posibilidad de derrotar por la vía armada a la resistencia iraquí, afirmó el periódico Knight Ridder.
Después de los fuertes combates en las ciudades de Faluja y Ramadi, y la muerte de más de un centenar de soldados en la conflictiva provincia de Al Anbar, muchos funcionarios y militares norteamericanos dejaron de hablar sobre un triunfo militar, destaca el diario.
En cambio, agrega, las tropas del Pentágono intentan controlar los grandes centros poblacionales de ese territorio y golpear con ataques relámpagos las localidades más pequeñas. Esto es una guerra de desgaste, señaló el coronel Stephen Davis, quien dirige a unos 5.000 soldados que operan en la región occidental de la provincia.
Cada vez más los oficiales estadounidenses comparan la guerra en Irak con el conflicto en Vietnam, donde murieron cerca de 58.000 soldados, precisa el periódico.
A esto debe agregarse el disgusto de los padres americanos, pues cada vez son más los que reciben a sus hijos en los trágicos sacos negros, vedados hoy a la prensa. También el disgusto de los iraquíes que, más allá de los muertos, han visto destrozadas y saqueadas las milenarias riquezas y tradiciones de Bagdad, su museo, palacios y construcciones -todas de más de 2.500 años de antigüedad-, mientras hoy el mundo occidental mira para otro lado. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)