Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 27, 2021

Scroll to top

Top

Jueves 26 de junio de 2008

Preguntas

Abordar la realidad nacional a través de la interrogación permite reflexionar desde la ironía.

La diplomacia socrática de las preguntas sirve, a veces, para disimular la ironía irrespetuosa del que, descreído ya de todo, enfrenta el descaro con la burla lisa y llana.

Y el descaro que enfrentamos es tan grande, la falta de vergüenza tan explícita, las mentiras tan grandes que un poco de diplomacia en el envase siempre incitante de las preguntas no viene mal.

Todas estas “dudas” surgen de afirmaciones del presidente de facto Néstor Kirchner o de la presidenta formal, Cristina Fernández.

En la primera, extravagante y única en cinco años, conferencia de prensa del hotel Panamericano, Néstor Kirchner dijo que teníamos un Congreso independiente. ¿Qué hizo el “Congreso independiente” durante 100 días de parálisis?, ¿se le cayó alguna idea?, ¿aportó alguna solución?, ¿esbozó una postura propia frente a tanto atropello?

También se insinuó que la justicia de los cortes debía medirse por el color de la piel o por el dinero que supuestamente tenía quien cortaba la ruta. ¿Ha quedado, entonces, la Justicia sometida a cuestiones raciales o económicas? ¿si quien corta la ruta es, como dijo el presidente de facto, “mas blanquito que otro” debe juzgarse que a priori no tiene razón?, del mismo modo, ¿el que tiene más dinero que otro deberá concluir que en este país nunca se le reconocerán sus derechos? ¿Quién habilitó, de todos modos, éstos métodos de acción directa en el país?, ¿quién miró para otro lado cuando los que cortaban las rutas, los puntes, las calles eran los piqueteros amigos del gobierno?

En aquella aparición fulgurante del Hotel Panamericano, Kirchner al ser preguntado por un periodista de Radio Continental, antes de responder la pregunta le dijo “me imagino para qué te mandan”. ¿Es este el esquema mental que el ex presidente en funciones tiene acerca de cómo debería funcionar la prensa?, ¿cree que impunemente puede dirigirse así a un periodista?

También Kirchner defendió la estrambótica teoría de “los precios argentinos”. Mandó a la ciudadanía a que se fijara los precios de los alimentos en los países limítrofes. Más allá de que las investigaciones que siguieron a sus palabras demuestran que no estamos ante diferencias asombrosas, ¿el presidente de facto cree que someter a la economía a un formidable retorcimiento contranatura para forzar un determinado nivel de precios es gratis?

Él dijo que el país “invertía” 12 mil millones de dólares en lograr ese efecto. Pues que sepa que ese número al lado del daño real es una gota en el mar. Semejante artificio ha hecho que hayamos comenzado el camino, no de quedarnos sin “precios de los alimentos”, sino de quedarnos sin alimentos. La Argentina va camino de quedarse sin tambos, sin vacas (se están matando vientres en edad de parición para que haya hacienda en los mercados), sin pan. Hemos perdido nuestro lugar de privilegio en el mercado mundial de exportación de carnes a manos de Uruguay, el de granos a manos de Brasil… La famosa política de “los precios argentinos” para los alimentos ha destruido la industria de la generación de alimentos. Cualquiera sabe que para tener precios baratos es necesario incentivar la oferta de los bienes y que ello, a su vez, se logra siendo serios para atraer inversiones, no cacareando desde una tribuna.

La Presidenta (¿?), por su parte, le ha dado vueltas a su excusa de la “redistribución del ingreso” una y otra vez. ¿Fue ese el argumento que, de entrada, se expuso a la ciudadanía cuando esta medida se tomó por resolución ministerial el 11 de marzo?, ¿o esta historia de la “redistribución” surgió luego, cuando las papas empezaron a quemar? ¿Y que quiere decir, -más allá de cuándo se empezó a usar el argumento-, “redistribución del ingreso”, que el gobierno pretende delinear un sistema según el cual un grupo de esclavos trabaje y genere riqueza y otro grupo de parásitos lo usufructúe, previa intervención del Estado para retirar su parte de león?, ¿y que ocurrirá cuando más y más esclavos, advertidos de la situación, se pasen al bando de los parásitos?, ¿quién generará riqueza cuando todos nos hayamos convertido en parásitos?. En línea con esta estupidez, la Presidenta (¿?) dijo: “ellos (refiriéndose a la gente del campo) nos necesitan más a nosotros que nosotros a ellos. Sería el primer caso mundial en donde el perro necesita de la garrapata y no la garrapata del perro.

La Sra de Kirchner dijo que a los cuatro dirigentes agropecuarios “no los eligió nadie. Sigo preguntando: ¿y a Kirchner quién lo eligió?, ¿y a Moyano quién lo eligió?, ¿acaso las elecciones de las entidades agropecuarias son menos democráticas que las de la CGT? No recuerdo ningún trabajador convocado a votar a Moyano. ¿Y a D’Elía quien lo voto?, ¿y a Pérsico?. ¿Y a la señora Presidenta (¿?) quien la eligió en su partido? No recuerdo otro elector que no sea el dedo de su marido.

Cristina Fernández dijo que “con cortes de ruta, bocinazos y cacerolas no se arreglan las cosas”. ¿Y como se arreglan?, ¿hablando tres veces en cuatro días por cadena nacional?, ¿convocando a una plaza pagada, llena de vergüenza, salpicada por la muerte inocente de alguien a quien se le pagaron $ 200 para ocupar un lugar?, ¿cómo se arreglan las cosas?…

¿Quién ha dado suficientes señales a la sociedad como para que ésta, sin mucho esfuerzo, infiera que la fuerza es el único idioma que el gobierno entiende?, ¿quién ha hecho más en el país por hacer que la solución pacífica de los conflictos sea una quimera en la Argentina?, ¿quién dio pasto a las fuerzas de choque, quién transformó, antes que nadie, en ilusorio el derecho a circular libremente por el país?, ¿quién aisló al país del Uruguay durante dos años avalando los cortes de los puentes?, ¿quien ha cerrado las vías del dialogo, insultado a diestra y siniestra, vituperado a cuanta persona se le ha cruzado en el camino con una idea distinta?, ¿quien ha gritado como marrano, levantado el puño, dividido a la sociedad en "nosotros" y "ellos" sino Néstor Kirchner?

La Presidenta (¿?) ha dicho que la Plaza de Mayo es la "plaza del amor". ¿Del amor? ¿De qué amor? ¿Del que lleva el divisionismo entre pobres y menos pobres a una intolerable semejanza venezolana? ¿Es la imagen del desaforado, del extravagante, Néstor Kirchner mezclado con gritones en la Plaza de Mayo, la imagen de la serenidad democrática y de la concordia "amorosa" que según la Presidenta (¿?) esa plaza representa? Y las preguntas podrían seguir en la misma medida que el descaro y la mentira no han alcanzado su límite. Tampoco las preguntas tendrían límite. Pero lo que tiene límite es mi paciencia que, por hoy, se ha cansado de tener que procesar tanto caradurismo, tanta falta de escrúpulo y tanta capacidad para faltar a la verdad en la cara de una pobre gente que se presta a hacer que les cree a cambio de la indignidad de una limosna. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)