Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | August 15, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 7 de octubre de 2004

Publicidad oficial, publicidad para pocos

El arbitrario reparto de la publicidad oficial demuestra que el gobierno gasta para que sepan lo que está haciendo en los lugares donde menos gente se va a enterar de ello. Evidentemente, el gobierno no quiere dar a conocer sus virtudes sino que quiere darle una mano a los medios que hablan y piensan a su favor.

A casi todo el mundo le gusta que todos lo quieran y que lo traten bien. Para ello uno debe venderse, tener buena publicidad. Ahora bien, uno puede llegar a ser querido por dos razones: puede tener una excelente reputación por sus acciones y virtudes o puede tener la necesidad de pagar para comprarse la voluntad de los demás. El gobierno, como todo sujeto, debe venderse de alguna forma para que lo quieran. Lo hace para que por medio de sus aciertos pueda obtener réditos políticos en el futuro (ganar una elección y seguir en el poder).

Saber si las virtudes del actual gobierno nacional bastan o no para que tenga una buena imagen ante los medios de comunicación y la gente es una materia de largo debate. Saber si paga o no para que lo mimen es algo mucho más fácil de demostrar. Este año el gobierno del Presidente Kirchner ya gastó más de 80 millones de pesos en publicidad (fuente: revista Noticias). Dicho monto no es muy elevado si lo comparamos con los 2.400 millones (fuente: CACEM) que gastan las empresas con el mismo fin. Lo alarmante aquí es el extraño reparto que se hace de la publicidad oficial entre los diferentes medios.


Fuente: Diario Ámbito Financiero y Revista Noticias

En el mes de julio la revista Noticias publicó un articulo titulado “Amor por encargo, plata sucia” en el cual atacaba al gobierno por una supuesta discriminación a la hora de otorgar dineros públicos a los medios a cambio de espacios publicitarios. Dicho artículo generó un entrecruzamiento editorial entre distintos diarios que criticaban la honestidad y el fin de la nota, pero que coincidían en que el gobierno compraba favores a los medios de comunicación.

Legalmente el gobierno ayuda económicamente a su prensa adicta con publicidad. Dentro de lo que se considera dineros legales, el diario Página/12 es el sujeto más beneficiado. Lo bochornoso es que el gobierno del Sr. K hasta quintuplica su publicidad en ese diario si lo comparamos con Clarín o lo triplica en el caso de La Nación. Si estos dos últimos diarios son los más leídos en el país, lógicamente deberían recibir publicidad oficial en esa proporción. Evidentemente el gobierno no quiere dar a conocer sus virtudes sino que quiere darle una mano a los medios que hablen y piensan a su favor.

Nosotros aquí queremos mostrar solamente que el gobierno gasta para que sepan lo que está haciendo en los lugares donde menos gente se va a enterar de ello. Para no centrarnos solamente en Página/12 (Páginas K) está el ejemplo de los diarios del interior. El 90% de los lectores del interior lee diarios locales y no de la Capital Federal (fuente: ADIRA). La Asociación de Diarios del Interior se ha quejado de que el gobierno nacional está en todos lados pero solamente publicita en Buenos Aires. Si ello es cierto en el interior del país, casi ningún lector de diarios tiene el privilegio de leer los costosos avisos que siempre van acompañados del lema “Argentina, un país en serio”. Si creyéramos que el gobierno es inocente tendríamos que concluir que son estúpidos. ¿Para qué publicitan donde menos gente se va a enterar de las cosas que están haciendo “supuestamente” bien? Sólo K y Verbitsky lo saben.

Sería poco serio preguntarle a nuestros gobernantes si nuestra prensa es o no verdaderamente libre e independiente. Seguramente no lo es en ningún lugar del globo, pero indudablemente su libertad tiene distintos matices según cada país. Según el índice de libertad de prensa de la organización internacional Reporteros sin Fronteras (RSF), la Argentina estuvo en el puesto 67 en el año 2003. En el año anterior había estado en el puesto 42. En la región sólo Brasil, Venezuela y Colombia nos ganan en “falta de libertad”, pero vamos en camino a alcanzarlos. Igualmente no es para alarmarse, al menos en este sentido estamos más cerca de Europa que de Cuba o Corea del Norte. En su informe anual para el 2004, RSF hizo referencias a la constante presión que hace el gobierno del presidente Kirchner sobre los medios en nuestro país. Es muy cómico que un organismo defensor de derechos humanos como lo es la RSF deba advertirnos sobre estas violaciones cuando es supuestamente el gobierno kirchnerista el archi defensor y reivindicador de estos derechos. © www.economiaparatodos.com.ar



Francisco do Pico es Licenciado en Ciencia Política.




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)