Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 19, 2021

Scroll to top

Top

Jueves 17 de febrero de 2005

Responsabilidades de los padres con la escolaridad

Lejos de transferirle exclusivamente toda la responsabilidad al sistema educativo y olvidarse de sus obligaciones paternas una vez que los chicos atraviesan el umbral de las escuelas, los padres deben comprender y recordar que la educación es una responsabilidad indelegable.

La educación –no la instrucción- es una responsabilidad indelegable de los padres. La acción educativa en el área académica y formativa con respecto a la integralidad de la persona que realizan las escuelas secundando a los padres sólo es posible si se respetan algunas bases mínimas.

Por esto, próximos a iniciar el ciclo escolar, les comento algunas obligaciones que los padres deberían asumir al enviar a sus hijos a la escuela, en pro de obtener un óptimo rendimiento académico y una formación personal de acuerdo con los objetivos que la sociedad reclama. En algunos países, por ejemplo en el Reino Unido de Gran Bretaña, muchas de estas obligaciones son taxativas y causal de expulsión del alumno del colegio si el padre no las cumple. El padre del alumno debe firmar las responsabilidades que asume a la hora de enviar a su hijo a la escuela y, si no cumple, la escuela opta por dejar fuera al alumno (aclaro que estas obligaciones suelen ser más complicadas: por ejemplo, el padre se compromete a que el alumno vaya al colegio con la tarea escolar realizada).

a) Envíe a sus hijos todos los días a la escuela salvo causa grave y asegúrese y prevea que lleguen con puntualidad. No permita que falten por causas que signifiquen falta de formación en materia de esfuerzo, comodidad o sinceridad (por ejemplo: faltar porque tienen una evaluación y no estudiaron, o para ver un partido de fútbol).

b) Asegúrese que sus hijos concurran todos los días con los materiales y útiles necesarios: cuadernos, material para escritura, etcétera.

c) Controle que sus hijos no lleven a la escuela materiales u objetos que puedan distraerlos de sus labores académicas (por ejemplo: muñecos, juegos electrónicos, teléfonos celulares, juguetes, etcétera).

d) Controle que sus hijos concurran a la escuela con el uniforme completo y en buenas condiciones, y con un correcto aseo personal.

e) Lea y firme la documentación o información que llega desde el colegio, asegurándose que en los casos en que corresponda ésta vuelva al establecimiento en tiempo y forma.

f) En caso de no comprender alguna decisión tomada por el colegio, no la comente delante de los hijos: diríjase prontamente a algún directivo, telefónicamente o por escrito (a través de una carta en sobre cerrado), planteando las dudas que pueda tener sobre el tema.

g) Asista a todas las reuniones convocadas por el colegio, salvo causa grave, y en estos casos comuníquese con el colegio o con algún otro padre para ver el temario de la misma. Los chicos ven la importancia que uno le da a la educación cuando nos ven concurrir a la escuela si se nos cita.

h) Controle el horario de descanso de los hijos, sabiendo que un niño o un adolescente deben dormir un mínimo de 8 o 10 horas para no sufrir inconvenientes en su desempeño académico.

i) Informe oportunamente a la escuela acerca de toda circunstancia que pueda influir sobre el rendimiento académico o disciplinario del alumno.

j) Prevea un tiempo diario en el cual su hijo realice la tarea escolar, independientemente de obligaciones ajenas al colegio (por ejemplo: visita al médico, cumpleaños, etcétera).

Si logra cumplir con esta serie de consejos producirá un doble efecto positivo: por un lado será considerado el papá o la mamá ideal por las maestras, profesores y directivos de sus hijos, y por otro –el más importante- pondrá las bases para que su hijo alcance un buen rendimiento académico. © www.economiaparatodos.com.ar



Federico Johansen es docente, director general del Colegio Los Robles Pilar y profesor de Política Educativa en la Escuela de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la UCA (Universidad Católica Argentina).




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)