Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 20, 2020

Scroll to top

Top

Lunes 24 de noviembre de 2008

Responsables por siempre

Se acerca un nuevo fin de año y llega el momento de los balances. Vale la pena reflexionar, entonces, sobre nuestra responsabilidad paternal, que no se toma vacaciones ni tiene feriados.

“Eres responsable para siempre de lo que has domesticado, eres responsable para siempre de tu rosa…” ¡Cuánto nos ha dejado esta frase del capítulo XXI de El Principito! Y, como es costumbre, seguiremos abusando de ella.

La responsabilidad paternal no se toma vacaciones. Buen punto para tener en cuenta, a la hora del descanso familiar. Son vacaciones pero no para descansar de nuestros hijos, sino para aprovechar el tiempo y compartir.

La responsabilidad paternal no es esporádica. No tiene tiempo. A lo sumo la ejerceremos mejor en algunos momentos que en otros, tendremos mayores aciertos o mayores errores. Pero siempre somos padres y esto implica que cada cosa que hacemos genera para nuestros hijos un recuerdo, una vivencia, una experiencia única, que solo la relación filial puede explicar, en el misterio de un amor inexplicable: el que se tienen los padres y los hijos.

Por eso podremos equivocarnos (de hecho lo hacemos y mucho), y también podemos acertar (que lo hacemos y mucho), pero lo que no podemos es abandonar nuestra responsabilidad. Puede, a esta altura del año, abrumarnos un poco pensar en la responsabilidad.

La invitación esta vez no es a abrumarse sino a hacer un ejercicio de memoria buena. Pensemos en aquellos momentos del año en donde fuimos padres responsables, en el sentido educativo y filial del que venimos hablando. Seguramente habrá hitos educativos del año que nos harán sonreír un poco y otros que nos llevarán a pensar como mejorarlos, siempre pensando en que somos responsables de cada acto, de cada gesto.

Fin de año, fiestas y vorágine, extraña contradicción a la que casi estamos acostumbrados. Me parece que es la época ideal para ser más responsables que nunca y en vez de esperar que estos días pasen “rápido”, hagamos que estos días sean de profundo encuentro familiar, para que las fiestas cobren su verdadera dimensión y su verdadero sentido.

La responsabilidad nos lleva a pensar que bien nos hizo profundizar este año sobre los límites, la comunicación, la diversión juvenil, los buenos hábitos en los niños pequeños y otros tantos temas sobre los que juntos hemos crecido. Pero la responsabilidad nos lleva a saber que esto solo ha sido el comienzo, que hay mucho camino por recorrer y que en el proyecto de padres todavía hay mucho tiempo para construir juntos.

En este camino queremos acompañarlos. Aquí es donde nos comprometemos nosotros a ser responsables. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)