Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 16, 2019

Scroll to top

Top

Martes 29 de diciembre de 2009

Reutemann en su laberinto

El senador por Santa Fe evita lanzar prematuramente su candidatura para no quedar atrapado en las estrategias urdidas por Duhalde y Kirchner. Mientras tanto, el crecimiento de Cobos fortalece la posición del santafesino en la interna del peronismo.

Si el peronismo no presenta un candidato competitivo, Julio Cobos resultará electo presidente de la Nación en 2011. No hay más opciones que esas. Las demás alternativas que se barajan son inviables por la sencilla razón de que no hay candidatos en condiciones de ganarle a Cobos. Mauricio Macri no logra encauzar plenamente su gestión en la Capital, Francisco de Nárvaez no tiene proyección nacional como para competir con Cobos. Por mucho que busquemos, las alternativas son Cobos o algún peronista.

Pero ¿qué peronista podría ganarle a Cobos? Kirchner no tiene la menor chance porque las encuestas demuestran que su imagen está “por el sótano”. Duhalde está en una posición similar aunque recientemente haya lanzado su candidatura. Y Reutemann, que sí podría competir con Cobos, elude pronunciarse.

Este punto, la actitud de Reutemann, es la clave de todo el escenario electoral para el 2011. ¿Por qué Reutemann elude lanzar su candidatura? Una razón importante es que, de ese modo, evita situarse en la “línea de fuego” de Kirchner. Mientras el Lole siga diciendo que “yo no estoy pensando en candidaturas”, la “trituradora” del kirchnerismo lo tiene fuera de su alcance. Y, recíprocamente, si Reutemann anunciara que será candidato, aparecerían las operaciones de prensa, los escraches, los piquetes, las presentaciones judiciales en su contra. La actitud de Reutemann en el sentido de “esconder” su candidatura es una política prudente para preservar su imagen de los ataques a los que quedaría expuesto si blanqueara sus aspiraciones.

Reutemann cuenta con un capital político que “vale oro”: es el único peronista que puede ganarle a Cobos. Y el Lole es conciente de eso. Por lo tanto, su intención es hacer valer ese capital político para reservarse todas las decisiones importantes. De ese modo, podrá neutralizar los condicionamientos que la estructura burocrática del pejotismo intentará imponerle. Esa es la razón por la cual Duhalde está desesperado por forzar a Reutemann a que lance formalmente su candidatura.

La estrategia de Duhalde consiste en tratar de “apurar” a Reutemann a que lance su candidatura para luego infiltrarse en la estructura que lo sostenga y cooptarla desde adentro para condicionar la gestión del santafesino y ejercer solapadamente el poder real. Conciente de esta situación, el Lole gambetea las insinuaciones de Duhalde y, muy hábilmente, lo desafía a que lance su propia candidatura, la cual es absolutamente inviable porque la imagen de Duhalde es irrecuperable. La clave de toda la cuestión es que, enfrentado con Cobos, Duhalde pierde sin dudas y Reutemann, por su parte, sí tiene posibilidades de ganar. Este es el argumento irrefutable de Reutemann hacia la interna peronista. “Si quieren que ganemos, me tienen que apoyar a mí”, dice tácitamente el Lole. Y agrega: “pero las condiciones las pongo yo; de lo contrario, no me presento y gana Cobos”.

Es paradójico pero la presencia de Cobos como un candidato potencialmente ganador fortalece la posición de Reutemann en la interna peronista. Por lo tanto, lo que a Reutemann le conviene es que la candidatura de Cobos se consolide porque eso le permite imponer sus condiciones hacia adentro de un peronismo que, si no presenta un candidato en condiciones de competir con Cobos, perderá las elecciones. Y ese candidato no es otro que Reutemann. El transcurso del tiempo juega a favor del Lole y no en su contra, en la medida en que la candidatura de Cobos se afirme, como de hecho viene ocurriendo semana a semana. Y eso explica también la urgencia de Duhalde, que necesita que Reutemann “blanquee” sus aspiraciones para cooptar la estructura de poder del santafesino mientras esté en condiciones de hacerlo porque si el tiempo hace que la candidatura de Cobos se siga consolidando, la posición de Reutemann se irá tornando gradualmente más firme por ser el único que puede derrotar al mendocino.

Del mismo modo, el paso del tiempo irá acentuando el debilitamiento de Kirchner, que es el otro adversario que puede afectar la candidatura de Reutemann. Para Kirchner, si no puede ser él o su esposa, sería preferible que Cobos y no otro peronista sea el próximo presidente porque esa situación le podría permitir erigirse en líder de la oposición y aspirar a recuperar el poder, por ejemplo, en 2015. Pero si el sucesor de Cristina Kirchner es un peronista enfrentado con el actual gobierno, las posibilidades del kirchnerismo de recuperar terreno político prácticamente desaparecerían porque todo el peronismo se encolumnaría detrás del futuro presidente. Por eso, si Reutemann blanqueara sus aspiraciones presidenciales demasiado pronto, el kirchnerismo lanzaría toda su maquinaria política en contra del Lole para impedir que obtenga el triunfo en las presidenciales y, de ese modo, anule las aspiraciones de Kirchner.

Quienes creen que Reutemann “no se decide” a lanzar su candidatura no comprenden la naturaleza de los factores que condicionan su desenvolvimiento político en las circunstancias actuales. La política de no definirse, lejos de ser una muestra de indecisión, es una evidencia de la astucia política con la que Reutemann opera. El juego que el Lole practica es muy sutil y, por eso, difícil de comprender. A su debido tiempo, seguramente, Reutemann lanzará su candidatura porque eso fue lo que anticipó cuando se presentó para competir por la renovación de su banca como Senador por Santa Fe. Hasta ahora, el ex automovilista no lanzó oficialmente su candidatura pero no la negó. Todavía no llegó el momento de blanquear sus aspiraciones porque los obstáculos que se le interponen no están totalmente despejados. Y, no lo olvidemos, las elecciones son en 2011 y para eso falta mucho. No tiene sentido desgastarse prematuramente. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)