Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 18, 2019

Scroll to top

Top

Martes 7 de octubre de 2014

Se intentan forjar pisos con dificultad

Se intentan forjar pisos con dificultad

El mercado de granos cierra una semana con pocas variaciones, en un esfuerzo por encontrar pisos

Sin embargo parece difícil que los mismos puedan establecerse cuando está por ingresar una cosecha récord de maíz y de soja, y los stocks de trigo se ubican en niveles muy elevados. De todas formas al menos esta semana nos genera alguna esperanza de que se empiece a ofrecer algo más de soporte a los precios.
La cosecha de maíz y soja en EEUU viene algo más lenta de lo habitual por lluvias que vienen generando pausas en la recolección. Por otro lado, los mercados han caído muy fuertemente, con fondos que en caso de soja están muy vendidos. Esto hace pensar que quizás el pico de oferta esté descontado en precios.

Por otro lado la expectativa por el lado de la demanda se empieza a asomar. Pero no tanto por las exportaciones, o el consumo interno, que se harán explícitos más adelante, sino por comentarios de que EEUU podría darle un nuevo impulso al BIODIESEL. Esto empujaría los precios de los aceites, especialmente el de soja.
No obstante, los rindes que van llegando desde el campo superan holgadamente las previsiones del USDA. Si bien el avance de cosecha es bajo, y habrá que esperar para que la tendencia esté bien marcada, muchos analistas privados creen que el Departamento de Agricultura Norteamericano se habría quedado corto en su estimación de producción. Por ello creemos que es demasiado temprano como para asegurar que ya vimos los pisos de este mercado.
En el caso de la soja además habría que sumar que Sudamérica planea sembrar una superficie muy grande en este nuevo ciclo agrícola 2014/15. Con clima que se pronostica húmedo, la producción podría ser muy grande. Esto será un factor más adelante. Normalmente el mercado le presta atención en febrero cuando las proyecciones de producción empiezan a ser más ciertas. El problema que esto nos genera es que frente al posible elemento positivo par a precios del consumo exacerbado por los precios bajos, tenemos otro bajista: la mayor producción Sudamericana. Cual terminará siendo el balance? Es difícil predecirlo, pero ciertamente decarta un escenario de fuertes subas. No obstante, quizás los valores hayan ido ya demasiado abajo para el esquema de demanda de fondo.
En el caso de maíz se espera una caída de producción para nuestras latitudes, y si bien Sudamérica no es un gran productor, su menor oferta generaría presión sobre EEUU para que abastezca al mundo con más exportaciones, impactando así en precios más elevados. Es posible que algo similar ocurra con Europa del Este, otro bloque que aprovechando precios más altos estuvo produciendo y exportando más maíz en los últimos años.

En lo que hace a trigo, tras un arranque de la semana con bajas, los precios se entonaron, ante las exportaciones semanales norteamericanas que fueron buenas, y que podrían indicar que los precios habrían bajado lo suficiente como para tentar a los compradores.
En el mercado local en las últimas semanas se ha acompañado la baja de Chicago en cuentagotas. No se trasladó toda la caída. Esto hizo que los precios locales estén muy elevados respecto de los externos. En el caso de soja además las fábricas necesitadas de mercadería estaban pagando sobreprecios respecto de la paridad para tentar ventas. Sin embargo como la oferta no salía ni siquiera a estos precios, retiraron el premio, y los valores finalmente en esta última semana, descendieron más localmente que en Chicago. De todas formas seguimos estando &"caros&" respecto a Chicago. Es por esto que en una eventual recuperación es posible que Chicago suba más que los precios locales. Razón por la cual vemos distintos actores del mercado recomendando tomar negocios a fijar por Chicago. Esto es una herramienta interesante, pero es importante marcar que no implica ponerle precio a los granos, y que en el caso de que los valores sigan bajando será un problema.
Mientras tanto seguimos a la espera de que haya novedades en cuanto a ROE VERDE tanto de vieja cosecha de trigo como de nueva. Mientras esto no ocurra el valor del trigo local seguirá muy por debajo de la paridad de exportación. La misma estaba en torno a los 160 U$S/tt, contra 145 U$S/tt de enero 2015. Este valor resulta bajo si tenemos en cuenta el precio al cual el trigo duro norteamericano podría llegar a Brasil. Sin embargo vemos en los mercados premios importantes por trigo con entrega marzo y julio, lo que marca la expectativa de recomposición más adelante, atado a que en algún momento los ROE VERDE aparezcan y que para ese momento esté Brasil en el mercado.

Fuente: Austral Agroperspectivas