Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | November 13, 2019

Scroll to top

Top

Miércoles 15 de enero de 2014

¿Seguir hasta 2015?

¿Seguir hasta 2015?

Este artículo está dedicado a todas las personas que sostienen que Cristina Kirchner debe terminar su mandato en diciembre de 2015, las que aún creen que este gobierno puede llegar a enmendar la situación económica de la Argentina, y que no se debe exigir un sinceramiento de la situación y un cambio de gobierno dentro del marco constitucional que contempla renuncia, y llamado a elecciones.

Cuando Cristina Kirchner ganó las elecciones de 2011, se informaba la existencia dereservas internacionales por 48.000 millones de dólares. Apenas dos años más tarde, el 2013 cerró con alrededor de 30.500 millones, y se estima que, tan sólo en los menos de dos meses que cuentan desde la asunción de las nuevas autoridades económicas, se han perdido unos 1500 millones más. El Banco Central ha comenzado a retacear la información acerca de este concepto, y todo indica que, al momento de escribir este articulejo, las reservas internacionales del Central están ya por debajo de los 30.000 millones de dólares.

Entre enero 2012 y enero 2013 se perdieron 3000 millones de dólares. Pero entre enero 2013 y enero 2014, se perdieron 13.000…

Los especialistas consideran que alrededor del 60% de las reservas se componen de letras, encajes bancarios, papeles varios y algo de contabilidad creativa. Sitúan las reservas reales de disponibilidad directa, (divisas y oro), entre los 9 y los 12.000 millones de dólares.

Esto significa que ya ni siquiera los 26.000 millones de dólares que ingresan al estado por la exportación de soja, permiten almacenar divisas, porque se gasta muchísimo más de lo que ingresa.

Esto también significa que al Banco Central de la Argentina le queda, realmente disponible, menos dinero del que perdió durante el año 2013…

Se aprecia que las pérdidas, antes que ser lineales, son exponenciales. Es decir; conforme pasa el tiempo, se pierden cada vez más reservas.

Considerando que la energía importada se debe seguir pagando, y que, a menos que literalmente se cierren las fronteras, los gastos por turismo continuarán drenando divisas, entonces lo otro que todo esto significa, es que la Argentina está fundida, y que antes de diciembre de 2014, la bancarrota se producirá de hecho.

Si estas olvidables evaluaciones fueran correctas, hacia más o menos Agosto de 2014, las alternativas de la Argentina, con Cristina Kirchner en el gobierno, serían las siguientes.

1) Vender una provincia, pero una de las grandes.

2) Instalar un régimen a la cubana, con dictador barbudo y cierre de fronteras, haciendo que definitivamente todos vivamos en la mayor de las miserias.

3) Anexarnos al Uruguay como territorio voluntariamente concedido, y dejar que nos gobiernen desde Montevideo.

4) Donar la Constitución Nacional a una biblioteca de ficción, declarar la extinción de la Argentina como nación independiente, y lotearla.

Nunca menos.

Fuente: www.elopinadorporteño.com.ar