Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 24, 2020

Scroll to top

Top

Lunes 11 de agosto de 2014

Sin mercado de cambios y pocos dólares

Sin mercado de cambios y pocos dólares

El “cepo cambiario” ha comenzado a ser crítico para algunas grandes empresas multinacionales

Panorama nacional

Mientras el Gobierno argentino presentaba una demanda contra los Estados Unidos en la Corte Internacional de Justicia argumentando que los tribunales estadounidenses violaron su soberanía en una disputa entre el país y sus acreedores, la agencia de noticias Reuters anticipaba que habría un arreglo entre bancos internacionales y los holdouts esta semana. Consecuentemente, la situación política y económica de nuestro país se está complicando fuertemente por la suma de hechos negativos que se suceden sin pausa. Se descuenta que el efecto del default sobre la economía doméstica se contrarrestará elevando el gasto público y, por lo tanto, crecerá la emisión de dinero por parte del BCRA, ante el cierre de fuentes de financiamiento alternativas. También seguirán incrementándose, entre otros, la inflación, el desempleo, el déficit fiscal y el de infraestructura, la pobreza, los subsidios y la ineficiencia del sistema tributario. Y a todo esto se agrega también el “cepo cambiario” que ha puesto a las empresas importadoras en serio peligro económico y de cese de actividad, además de demostrarse que esa política no ha servido para frenar la huida de capitales del país por más de 210 mil millones de dólares en los últimos diez años. Sin embargo, los pagos de importaciones menores a los USD 200.000 no han sido frenados por el BCRA porque Fábrega, según se afirma, no quiere interrumpir la actividad de las pymes, pero el “cepo cambiario” también ha comenzado a ser crítico para algunas grandes empresas multinacionales, que ya se ven forzadas a cortar lazos con proveedores por la demora en las autorizaciones de sus importaciones. Y en ese mismo sentido el Gobierno ha resuelto limitar a los particulares la compra de dólares para atesoramiento, con el riesgo de quitarle trasparencia a la pequeña flexibilización del “cepo” con la que había avanzado a comienzos de año. Asimismo, al mismo tiempo que se aumentó el «cerrojo» a las importaciones -como en la mejor época de Guillermo Moreno- trascendió que se está por implementar un nuevo y duro sistema de control, vía AFIP, que amenaza con complicar aún más la actividad de las empresas. Precisamente, durante la semana pasada aquella situación tuvo su expresión más preocupante al provocar un fuerte freno de la habitual actividad del MULC, que así se vió obligado a restringirla a menos de dos horas al funcionar realmente sólo entre las 13:00 y las 15:00, con una importante baja en el volumen operado entre los bancos, que transaron entre sí un total en las cinco jornadas de USD 915 millones, con un bajo promedio diario de 183 millones. Cabe recordar aquí, a modo de ejemplo, que en Brasil el mercado de cambios opera diariamente unos USD 17.000 millones y en Chile unos USD 12.000 millones, realidad que muestra claramente el aislamiento de nuestro país del mundo civilizado. Con respecto al tipo de cambio peso/dólar en las últimas cinco jornadas el BCRA lo subió $ 0,0350 y así el Banco Nación cerró el viernes su tipo vendedor de transferencia en $ 8,2710 (+0,4%), mientras en julio lo ajustó al alza un 1% y en lo que va del año un 26%. En ese mismo lapso el BCRA pudo comprar en el mercado unos USD 140 millones, por supuesto gracias al “cepo”, recuperando así parte de los USD 275 millones que tuvo que vender durante el mes de julio y de los USD 1.596 millones perdidos en este año.

Panorama  internacional

El BCE ha mantenido sus tasas de interés en el mínimo histórico del 0,15%, a la vez que la facilidad de los depósitos se mantendrá en tasas negativas del -0,1%. El presidente del ente monetario europeo, Mario Draghi, al comenzar la rueda de prensa realizada después del anuncio, afirmó que las tasas continuarán en el nivel actual. También destacó que así las políticas monetarias de la eurozona y los Estados Unidos seguirán por «caminos divergentes durante un tiempo prolongado». Draghi también indicó que el Consejo de Gobierno ha acordado utilizar medidas extraordinarias para corregir los riesgos de una inflación demasiado baja, porque su política monetaria seguirá siendo acomodaticia. Al respecto, agregó que el IPC seguirá en niveles bajos durante los próximos meses antes de aumentar progresivamente en 2015 y en 2016, hasta niveles cercanos al 2% como máximo aceptado. Otro de los temas claves tratados en la oportunidad fueron los riesgos geopolíticos, «que han aumentado en todo el mundo», especialmente la crisis entre Rusia y Ucrania, siendo muy difícil medir el impacto que podría tener sobre la eurozona. Otro de los riesgos para el crecimiento, según los destacó el presidente del BCE, son las reformas estructurales insuficientes llevadas a cabo en los países miembros, así como una demanda interna más débil de lo esperado. Valeria Bednarik, analista jefe de FXStreet, señala que en los últimos días ya se han conocido los datos más importantes sobre las economías a ambos lados del Atlántico. De cara a la semana comenzada hoy, la fortaleza o debilidad del dólar dependerá de los datos económicos que se vayan conociendo y de las consecuencias del ataque aéreo a Irak que lanzó los Estados Unidos el viernes pasado por primera vez desde que las tropas estadounidenses se retiraron de ese país en el 2011. Durante la semana pasada la moneda única operó en un estrecho rango entre 1,3330 y 1.3430. Mientras, algunos informes conocidos en los últimos días confirman que China está consiguiendo reequilibrar su economía, aunque aún se enfrenta a algunos riesgos. Los buenos datos del PIB y los resultados de las medidas de liquidez selectiva es evidente que han reforzado la recuperación del gigante asiático. Por su parte, el Banco de Japón (BOJ) decidió el viernes mantener intacto su agresivo programa de flexibilización monetaria y su evaluación de la economía nipona que, según la institución, «continúa su recuperación moderada» pese al impacto de la reciente subida del impuesto sobre el consumo. Al cierre del mercado el viernes en New York el euro cotizaba a 1,3409 dólares.

Fuente: http://www.abcmercadodecambios.com/