Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 20, 2020

Scroll to top

Top

Martes 24 de febrero de 2015

Subas en un mercado muy técnico y tironeado por factores externos, pero con poco cambio fundamental

Subas en un mercado muy técnico y tironeado por factores externos, pero con poco cambio fundamental

Los granos lograron una muy buena performance en las últimas semanas, sin embargo es difícil explicar la fortaleza parándonos en los fundamentos propios

La mejora en los valores del petróleo, el techo en el que se encuentra el dólar que se venía revaluando, y algunas cuestiones técnicas están por detrás de la fortaleza. La pregunta es cuanto durará esto, ya que todos estos factores son de fácil reversión.

La fortaleza del dólar se debe a conflictos gremiales en EEUU por un lado, a las tensiones en medio oriente, y una expectativa de menor oferta de energía en el largo plazo desde EEUU donde los equipos haciendo perforación están reduciéndose. Sin embargo hay una gran cantidad de analistas que señalan que este rebote es una cuestión puntual, pero con la oferta actual y una demanda que empieza a resucitar, pero sigue baja, podríamos tener precios sustancialmente menores a los actuales.

En cuanto a la cuestión técnica, los granos lograron forjar pisos y están levantando cabeza. Todavía tienen espacio para subir algo más antes de encontrar los techos de enero. Esa será la hora de la verdad: si rompen ese nivel recién allí podríamos hablar de mercado alcista. En el mientras tanto, seguimos dentro de un rebote típico de un mercado muy volátil que está tratando de confirmar el techo previo de precios.

Buscando sustento a los mercados de soja y maíz, lo primero que encontramos es que la demanda sigue muy firme. Sabíamos que las exportaciones norteamericanas están en niveles muy altos, y siguen dándose nuevos negocios por volúmenes importantes. Pero además también tuvimos apoyo de una molienda de soja muy activa en EEUU, tironeada por la demanda de harina de soja, y por otro lado la producción de etanol sigue firme, y los stocks, que venían acumulándose de acuerdo a la información oficial recabada previamente, esta semana se contrajo, marcando que la demanda del combustible está más activa.

Por otro lado se difundieron las cifras del OUTLOOK FORUM sobre cosecha nueva y aquí la sorpresa pasó porque la superficie estimada de soja estaría bajando en vez de subir como esperaba el mercado. La intención se reportó en 33,8 mill.ha. cuando los analistas temían que estuviera en el orden de las 35 mill.ha. El área pronosticada implica un recorte de sólo 100.000 ha respecto al año anterior, de todas formas implicaría un nivel de siembra elevado. Es más, tomando el resto del reporte del USDA, donde se estiman la producción y la demanda, encontramos que la relación de stocks/consumo que en la campaña 2014/15 cerraría en 10,4% para la soja norteamericana, pasaría a 11,0%. En definitiva la suba del mercado se debió a que el escenario imaginado por los analistas era peor al que se reportó, pero el dato en si no nos lleva a una lectura alcista.

En lo que hace a maíz se confirmó una caída de área a 36 mill.ha. aunque la variación respecto al año anterior sería de una pérdida de sólo 600.000 ha, contra un estimado que llevaba este guarismo hasta el millón de toneladas. Es decir que aquí pasó al revés que en soja: el dato de área fue mayor al esperado, lo que implicó un golpe negativo para precios, aunque de todas formas apuntamos  que el área de maíz se achique el año próximo, lo que llevaría a menor producción. Incluso tomando rindes tendenciales, que siempre son difíciles de conseguir, y con una estimación de demanda austera, los stocks consumo de maíz EEUU pasarían de 13,4% a 12,3%.

El trigo en tanto pasó un mal trago esta semana para EEUU: comenzamos con expectativa alcista, toda vez que Egipto lanzó una licitación de compra por trigo exclusivamente norteamericano para aprovechar la línea de crédito oficial. Sin embargo la operación no prosperó porque los precios ofrecidos resultaron muy altos, y finalmente el negocio quedó para Europa y el Mar Negro. Esto demuestra los efectos de un dólar firme para las exportaciones de granos, específicamente en un mercado de oferta tan atomizada como el de trigo.

El factor limitante del mercado pasa por la cercanía de la entrada de la cosecha Sudamericana. Los rindes esperados son elevados, y comenzaremos en breve la danza de los rindes reales. Los productores irán dando sus productividades a conocer, y esto seguramente deprimirá los precios.

Yendo específicamente a nuestro país, con un remanente hoy de 10,2 mill.tt. de soja en los campos, y teniendo presente el ritmo de ventas que se va dando, podrían pasar de campaña unas 6 mill.tt. de soja tranquilamente, que se sumarían a una producción de entre 57 y 58 mill.tt. La duda es si los productores podrán seguir reteniendo en este nuevo ciclo. Su intención será vender lo mínimo indispensable, para cancelar cuentas del año pasado, y los vencimientos de esta campaña. Sin embargo con precios que son más bajos, costos crecientes, inflación y una devaluación que nunca llegó, la proporción de soja que habrá que vender será mayor  que la del año pasado.

En tanto la apertura de 1 mill.tt. de ROE VERDE de trigo no tuvo ningún efecto. Es más los exportadores, aún considerando que pidan ese tonelaje adicional de trigo para exportar, estarían comprados en términos netos por unas 3,8 mill.tt. de trigo. Para peor los barcos están demorados, y ni siquiera se están dando espacios para descargar los negocios realizados previamente lamentablemente un derrotero similar sigue el maíz local, donde tampoco se han otorgado cupos.

Fuente: Austral Agroperspectivas