Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | December 1, 2022

Scroll to top

Top

Miércoles 29 de enero de 2014

Argentina: El fracaso de esos mocosos insolentes

Argentina: El fracaso de esos mocosos insolentes

Estos muchachos que están en el gobierno con cargos importantes se encuentran borrachos de poder, soberbia y dinero

Se sabe, que el buen tomador no se marea con la ingesta. Por el contrario, aquellos débiles de carácter y recién llegados a la aventura de la libación son los que suelen trastabillar con sólo escuchar el destape de la botella. Han tenido, es evidente, una muy mala, malísima educación. 

Cuentan, además de varios sueldos estatales, con un muy fuerte apoyo presidencial que se ha patentizado cada vez con mayor fuerza a tal punto que en los últimos tiempos la inquilina de la Casa Rosada, ante la ausencia de los aplaudidores de fuste que desde 2003 inundaron los salones de Balcarce 50 y el Quincho de la Quinta de Olivos cada vez que uno de los integrantes del matrimonio dominante hablaba, optó por tener una platea de niños-adolescentes que braman como barrabravas una simpática antigualla que expresa “Cristina, Cristina, Cristina corazón, aquí están los pibes (ellos) para la Liberación”.

A tal personaje, tal guardia pretoriana.

Estos notables impertinentes recién llegados a las mieles del poder cuartomundista han sido sorprendidos en más de una oportunidad. Uno de ellos, Juan Cabandié, ex presidente del bloque del Frente Para la Victoria en la Ciudad de Buenos Aires y actual diputado nacional, amenazó a una agente de tránsito que le había efectuado una infracción de tránsito anunciándose como legislador (concejal); diciéndole que era una “guapa” (pendenciera); que él era más“guapo” que ella; y llamando por su teléfono celular a alguien indeterminado para que le aplicaran un “correctivo” porque era una“desubicadita”. También trató pésimamente al gendarme que acompañaba a la servidora pública y tildó de h… de p… a los integrantes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Otro impertinente encaramado como presidente de Aerolíneas Argentinas es Mariano Recalde quien en un acto de la “militancia” expresó sin muchos pelos en la lengua:

“Me tocó estar enfrente de otro provocador asqueroso como es el diputado De Marchi de Mendoza, una persona realmente desagradable” y “La verdad es que rendir cuentas ante esa manga de zánganos (por los congresistas nacionales) no es satisfactorio”.

Sin embargo, el mayor ícono de la soberbia juvenil gubernamental es el actual ministro de Economía Axel Kicillof.

Las sorprendentes teorías que esboza acerca de la realidad económica son reforzadas con advertencias y amenazas representadas por sugestual corporal, uno de los comportamientos comunicativos humanos que han sido lo suficientemente estudiados.

Si por ejemplo, Fernando de la Rúa con su cartel publicitario que lo mostraba en la campaña electoral presidencial cruzado de brazos podría significar impotencia ante los hechos que vendrían, y los constantes parpadeos del juez Eugenio Zaffaroni significarían el deseo de mantener ocultas ciertos consideraciones a las que sólo él puede acceder (Albert.E. ScheflenPaul Ekman), el amenazador dedo índice de su mano derecha que Kicillof ventea mientras mantiene la palma cerrada enfrentando al auditorio es uno de los gestos que más pueden irritar al interlocutor. De hecho lo hace.

Kicillof es un joven estalinista camarada ministro de Economía, reemplazante en el poder de un viejo fascista compañero secretario de Comercio. Hace mucho que es sabido que entre las dos ideologías que aún perduran con fuerza inusitada en Argentina existe una sincronización casi perfecta para los aprietes que llevan a cabo contra sus opositores, sólo separadas por una tenue línea de color: los marxistas son rojos y los fascistas, negros. En todo lo demás son compatibles ciento por ciento.

El chico este que se ha ocupado como nunca del precio del tomate a instancias de un supermercadista que dice que dijo “que podría haber problemas en el precio del tomate por condiciones climáticas”, estuvo dispuesto a permitir la importación del producto para cuidar los precios acordados a los que ahora llama “cuidados”, como si la mona fuese capaz de cambiarse tan fácilmente el vestido. Fue evidente que no existe nada más importante para el mundo económico argentino que la preocupación presidencial y la de su principal ministro por el precio del tomate a instancias de un señor que da la impresión de poseer más información que los servicios de inteligencia.

Si el máximos administrador (y teorizador) de la ciencia económica argenta de un país compuesto por 40 millones de almas nativas y algunos más de indocumentados gasta sus energías en semejantes simplezas, las que además son publicitadas y desmenuzadas por el periodismo como si fuesen verdades reveladas, una de dos, o Argentina no tiene acuciantes problemas estructurales por resolver o esos 40 millones de cerebros se encuentran lo suficientemente deteriorados como para comprender la gravedad de la situación. La del precio del tomate, queremos creer.

En este hazmerreír de la economía oficial que por desgracia azota a todos se firmó un nuevo acuerdo de precios al que se denominó “Precios cuidados” que, según reza la publicidad estatal es un“Compromiso asumido por el Gobierno Nacional, los supermercados, los distribuidores y sus principales proveedores para una administración de precios flexibles durante todo 2014. Los precios de referencia de los productos de la canasta se basan en el análisis de las cadenas de valor, con el objetivo de asegurar condiciones de competitividad en la economía, cuidar el bolsillo de los argentinos, y que cada consumidor ejerza su derecho de elegir informado”. Diríamos como se afirma en política que “si lo tenés que explicar, perdiste”. Y para el común de los mortales el texto resulta indescifrable.

Pero para ver que todas las áreas del kirchnerismo se encuentran íntimamente ligadas en su quimérico análisis de la realidad, veamos ahora los primeros renglones de un artículo escrito por el “intelectual” estrella del gobierno Ricardo Forster en el ultra oficialista Pagina 12 a propósito del ascenso del general Milani: “Es ésta una discusión –la que ha surgido a partir del nombramiento de César Milani como jefe del Ejército– que toca la médula de la política, que pone en evidencia las tensiones continuas entre la trama de valores y las demandas implacables e impiadosas de una realidad carente de sutilezas a la hora de exigir pronunciamientos y, sobre todo, acciones afirmativas que, en algunos casos, chocan de frente con la estructura ética de un pensamiento crítico que se mueve entre los territorios del compromiso político, la dura lucha por el poder y el debate de ideas liberado del día a día de las exigencias que emanan de una actualidad compleja, complicada y difícil para un proyecto gubernamental de por sí atravesado por sus propias demandas y debilidades. En el reino de las ideas no existen límites argumentativos ni se rechazan las tensiones, contradicciones y/o ambigüedades que no suelen encontrar un lugar legítimo en el espacio de la política, un espacio que exige aserción y contundencia. Lo difícil es entremezclar fortaleza y fragilidad”.

Lo confesamos. No sabemos qué quiso decir. Y mucho tememos que nunca lo sabremos. Así explican la realidad estos muchachos. La realidad de ellos.

Pero volvamos al acuerdo de precios. Lo cierto es que el “compromiso” entre todos los sectores que según la Presidente “han ganado mucho en los últimos diez años”, comenzó a regir este 6 de enero como regalo de Reyes aunque en realidad debió ponerse en práctica unos días antes, el 28 de diciembre pasado, día de los Santos Inocentes debido a que durante las semanas anteriores, en medio de interminables cortes de luz que castigaban a los habitantes de las ciudades más pobladas del pais, se publicitó la medida sin que se conocieran los precios de los productos que finalmente salieron a la venta con importantes aumentos. La instrumentación de la medida fue equivalente a que un gobierno le avisara a otro con dos semanas de anticipación que se preparara porque lo iba a invadir. O el invasor es muy torpe o ambos bandos estaban de acuerdo.

—–

 

Mucho se habla en las últimas semanas de la improvisación y desconocimiento de los mínimos fundamentos de la ciencia económica por parte del titular del ministerio de Economía, el joven camarada Axel Kiciloff, pero no es esa cuestión central ni periférica de esta nota y de aquella que la antecedió.

Los errores, gruesos por cierto, de esta gestión, no son ni más ni menos importantes que los de otras conducciones económicas que arribaron a los mismos resultados. Y no eran sus responsables en esos momentos gente joven. Por el contrario, portaban sobre sus espaldas una importante jiba de años y errores, y sus cabezas se encontraban plagadas de canas cuando no eran total o parcialmente calvas. Los años no aseguran idoneidad en la gestión pero sí, parece, los mismos resultados

Lo que aquí se plantea es el grado de soberbia de estos jóvenes arribistas llegados al poder de la mano de la familia Kirchner. Tienen, como innumerables casos lo han demostrado a través de diez años, tutores inigualables.

Estos jóvenes-adolescentes han sido educados y conducidos bajo la égida izquierdista de sus mayores que, en menor o mayor medida lucharon en los 70 armas en mano para implementar la “patria socialista”, guiada desde Cuba por Castro, el mismo que es admirado por la mayoría de la dirigencia argentina como la señora Cristina Fernández que en estos días tuiteó desde la isla prisión: “Ayer domingo memorable, si los hay. Junto a Florencia, invitación de Fidel para almorzar con familia. Hermoso de verdad”; “Conocí a 2 de sus nietos que querían sacarse una foto conmigo. Qué honor! Igual que Milagros. Que quién es Milagros? Después te cuento”; “Otra nieta me presentó a su hijo. Si!!! El bisnieto de Fidel. Divino! También foto, olvidensé que las publiqué todos menores de edad”.

Mientras, otra señora, que luchó por instaurar la patria socialista en Brasil en esos 70 en lugar de desplumar deudores inmobiliarios, tuiteaba: “Porto de Mariel gera mais de 150 mil empregos no Brasil e US$ 800 milhões gastos… http://goo.gl/fb/NAc6I”; “Inauguração do Porto de Mariel faz parte do processo de transformação econômica de Cuba….Nos referimos a la presidente de Brasil, porque de ella estamos hablando, que acaba de inaugurar con Raúl Castro la primera fase del megapuerto de Mariel, ubicado a 45 km de La Habana y que se convertirá en el mayor megapuerto del Caribe construido y financiado por Brasil que aportó para esta primera etapa 802 millones de dólares y la presencia de 400 empresas de ese país. Vive la différence!

Si quisiésemos insmicuirnos en los vericuetos de la economía que proyecta el actual ministro con sus idas y venidas tan contradictorias que han puesto en jaque a la sociedad argentina, podríamos destacar la “liberación” de la compra de dólares para “ahorro” con un adiós al principio de igualdad ante la ley y al artículo 16 de la Constitución que César Augusto Lerena explica así:
“El gobierno acaba de ‘liberar’ la compra de dólares a personas físicas hasta un monto equivalente al 20% de los ingresos declarados y por un máximo de U$S 2.000 por mes. Esta sola decisión, deja en descubierto el segmento económico-social al que va dirigido esta medida. Por un lado, para adquirir U$S 2.000 por mes «el asalariado» debería percibir $ 80.000 por mes. Es decir, sólo importantes ejecutivos podrían adquirir esta suma. Por otra parte, se requieren dos salarios mínimos ($ 7.2000) para adquirir U$S 180 por mes. Es decir, que el gobierno está reconociendo de hecho, que el asalariado está necesitando un mínimo de $ 5.700 por mes para satisfacer sus necesidades mínimas, suma sensiblemente superior al salario mínimo actual. Ello, sin contar con el 20% de retención por adelanto de ganancias. Esta medida, más que liberar la compra de dólares, lo que deja en claro, es a quienes van destinadas las políticas que se instrumentan en el país por parte de este gobierno ‘nacional y popular’”.

Pero volvamos sobre este joven encaramado en el ministerio de Economía y que carga sobre sus espaldas el ser responsable de la posible etapa final de este nuevo proceso de entrega del patrimonio nacional y empobrecimiento de la sociedad, y que sólo habla en extenso con medios oficiales y oficialistas mantenidos con dinero de los contribuyentes.

Puede desmentir una y otra vez remarcaciones en los precios, señalar eternas conspiraciones contra el “modelo” y vituperar y amenazar a quien se oponga a sus deseos. Estos son algunos de los ejemplos de su actuación pública. Sabrá el lector juzgar si se corresponden con la de un funcionario público del que no se conocen declaraciones cuando el ex presidente Néstor Kirchner compró 2 millones de dólares.

  • “Vamos a cumplir a rajatabla el acuerdo de precios”.
  • No vamos a permitir que se desencadene una puja distributiva entre los mismos empresarios que, de modo preventivo, deciden aumentar para no perder o para apropiarse de una renta más grande”.
  • “Cualquier otra decisión unilateral de aumentar los precios en virtud de la devaluación y no avisar a la Secretaría de Comercio, directamente lo vamos a considerar como un corte en el diálogo”.
  • No vamos a permitir movimientos especulativos”.
  • “¿Cómo puede ser que se digan tantas mentiras?”
  • “Si alguien nos dice que por haber movimientos en el tipo de cambio oficial se va a los precios, lo va a tener que demostrar porque es mentira, es mentira, y no lo vamos a permitir”.
  • “La seguridad jurídica es un concepto horrible”.
  • “Lo que habría que hacer es bajar el precio de la chapa y fundir al señor Paolo Rocca (CEO del Grupo Techint).
  • “No le vamos a pagar lo que ellos dicen, sino el costo real de la empresa. Dicen que son 10.000 millones de dólares. ¿Y eso dónde está? Los tarados son los que piensan que el Estado tiene que ser estúpido y comprar todo según el estatuto de YPF”.
  • “No es contra Repsol ni contra los capitales españoles. Cuando una empresa diverge tanto de los intereses del pueblo de la Argentina hay que pedirle primero amistosamente, después menos amistosamente, y después hay que actuar”.
  • “El problema en economía es que muchas decisiones hay que tomarlas pensando en el futuro. Los que dicen que trasladar la devaluación del blue, el pink o el color que quieran, a los precios, están mintiendo, porque no tiene más objetivo que la especulación».
  • Hay dos o tres diarios que se dedican hace diez años a decir que la inflación está debocada y los salarios caen”.

Fuente: www.independent.typepad.com