Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 26, 2022

Scroll to top

Top

Lunes 15 de julio de 2013

Aumentan las presiones y suben un poco las reservas

Aumentan las presiones y suben un poco las reservas

En las últimas semanas el cepo cambiario ha afectado aún más a los importadores

Panorama argentino

Durante la semana pasada pudo observarse un fuerte aumento de las presiones por parte del Gobierno, tanto las dirigidas a las empresas como a los bancos. Especialmente, varios exportadores recibieron llamadas para que apuraran el ingreso de las divisas por sus ventas en el exterior. También se pudo constatar que, con algunas excepciones, en las últimas semanas el cepo cambiario ha afectado aún más a los importadores y algunos funcionarios les han anunciado que a las empresas que traigan dólares y suscriban CEDIN o BAADE, se les podrá facilitar el ingreso de sus compras en el exterior. También desde la propia mesa del BCRA hubo llamadas a los bancos pidiéndoles, en determinados momentos, que retiraran del sistema electrónico SIOPEL sus ofertas de compra de dólares. Pero también preocuparon otros temas. Después de un breve período en el que el Gobierno aplicó algunas clásicas recetas para bajar la liquidez y frenar la inflación ahora crece la apuesta de que todo eso cambiará hasta el acto eleccionario de octubre y que la emisión de dinero volverá a crecer, como lo demuestran los adelantos transitorios y otras emisiones de pesos que comenzaron a reaparecer para financiar al Tesoro. También se descuenta que el BCRA seguirá avanzando en el control de los bancos y ahora estaría preparando nuevas medidas regulatorias para limitar o eliminar algunos cargos adicionales y comisiones que las entidades suelen agregar a los costos de sus préstamos personales. Un adelanto de ello pueden ser los llamados telefónicos que desde la gerencia general del BCRA, que preside Matías Kulfas, se hicieron a los ejecutivos de los principales bancos del sistema exigiéndoles que evitaran trasladar a sus créditos los aumentos que habían percibido en los costos de sus plazos fijos. Y en ese escenario trabajó el MULC argentino la semana pasada, con algunos hechos extraños, como lo fueron ciertas rápidas compras que hizo el ente monetario el viernes, cuyo origen no se logró conocer y otras del Banco Nación por unos USD 20 millones, por lo que ese día hubo un fuerte aumento de lo operado por las entidades entre sí de unos USD 328 millones. Y así, en las cuatro jornadas se transaron un total USD 1.162 millones, un 48% mayor al de la semana anterior. El Banco Nación fijó su cierre vendedor de transferencia en $ 5,4260, continuando la devaluación del peso en un 0,4% semanal. Pero lo novedoso fue que después de varias semanas el resultado fue positivo para las reservas del BCRA, que al cierre del viernes mostraron una subida de USD 290 millones, hasta USD 37.420 millones. En el mercado de futuros de NY el peso/dólar se operó a un año de plazo a $ 8,2750 (52%).

Panorama internacional

Al comienzo de la semana pasada los ministros de Finanzas de la eurozona desbloquearon una nueva ayuda para Grecia tras el acuerdo técnico al que habían llegado Atenas y la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional). El acuerdo se concretará mediante un desembolso total de 6.800 millones de euros en nuevas ayudas, dividido en varios tramos repartidos a lo largo de los próximos meses, además de estar sujetos al cumplimiento de acciones previas acordadas. Y ese mismo lunes el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que cree que la recuperación económica en la Unión Europa (UE) ocurrirá a finales de año y 2014 gracias, entre otras medidas, a las políticas monetarias adoptadas y a las mejoras en los mercados financieros. Draghi lanzó este mensaje en su presentación ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo (PE), en la que reconoció sin embargo que todavía persisten «desafíos fundamentales» y que el estado de la economía «sigue siendo débil«. Y tal como se había anunciado, el miércoles pasado se dieron a conocer las actas de la última reunión del FOMC de la Fed. En la reunión del 19 de junio muy pocos estaban a favor de retirar los estímulos inmediatamente. Las previsiones apuntan a una posible reducción progresiva para disminuir las compras, pero algunos de los funcionarios de la Fed apuntaron a que tal vez sería necesaria una reducción inmediata y otros se mostraron partidarios de esperar a que los datos macroeconómicos confirmen la esperada recuperación económica y que se produzcan mejoras evidentes en el mercado laboral. En cuanto a las tasas de interés, la mayoría opinó que transcurrirá bastante tiempo desde que se retiren las compras de bonos para que las tasas dejen de estar en mínimos históricos. Y el mercado respondió rápidamente con una fuerte suba del euro hasta marcar, cerca del cierre de la jornada en NY, un máximo de 1,2990 dólares y esa noche en el Sudeste Asiático 1,3180. Sin embargo el jueves la moneda única volvió a la figura de 1,30 dólares, tras el inesperado aumento que mostraron los pedidos semanales de subsidio por desempleo en los Estados Unidos. Pero el euro finalizó la semana bajo presión después de que la agencia Fitch bajó la calificación crediticia de Francia, argumentando un panorama económico incierto para el país en medio de la crisis de la eurozona. Operadores dijeron que el panorama para el dólar sigue siendo alcista debido a que es probable que la Fed sea el primer banco central importante en alejarse de las políticas monetarias ultraflexibles. Al cierre del viernes en el mercado en New York la moneda única cotizaba a 1,3068 dólares

Fuente: http://www.abcmercadodecambios.com/