Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | December 1, 2022

Scroll to top

Top

Jueves 23 de abril de 2009

Como en casa

Las “Villas at Doral” del Marriott Vacation Club en Miami son una perfecta opción para la vacación familiar. Departamentos de dos ambientes con increíbles vistas a un lago y a los fairways de un campo de golf.

Sentirse en casa en las vacaciones familiares es el ideal de muchos que quieren descansar y aprovechar el tiempo que el año de trabajo le toma del goce de los suyos.

Para ellos la opción que ofrecen las Villas del Doral en Miami son una especie de paraíso. A pocos minutos del aeropuerto, en la zona de Miami que lleva su nombre, el Doral, tiene 130 departamentos distribuidos en siete edificios de techos de teja a dos aguas que bordean un enorme lago cuyo fondo limita el fairway de uno de los hoyos del “Sandy Golf Course”. Todas las habitaciones tienen esa vista. No hay ningún departamento que tenga una vista “al estacionamiento”.

Al entrar un enorme ventanal deslumbra la vista, que se pierde en las distintas tonalidades del verde. Las comodidades de la casa (porque en realidad debería llamarse así) empiezan por una cocina con todas las comodidades y enseres que hacen la vida fácil. Los departamentos están habilitados para recibir hasta ocho personas, así que todo resulta amplio y “sobreofrecido” para las familias de menos miembros. Las alacenas imitan la madera -en esas imitaciones americanas que uno no puede descubrir qué las separa del material verídico- y uno de los lados de la mesada hace las veces de desayunador para quienes quieran utilizarlo así.

La habitación “menor” tiene medidas acogedoras, con un pequeño living delante de la cama, un placard generoso y una cajonera sobre la que se apoya una televisión de 21”. Esa habitación está conectada con su propio baño en suite.

El living comedor lleva los laureles del lugar. Con la vista descripta desde la entrada, todo el ambiente está dominado por ese horizonte al que se tiene un acceso más cercano desde un enorme balcón terraza. Tanto el living comedor como el dormitorio principal aparecen alfombrados. La estancia tiene tres cómodos sillones que enfrentan un plasma de 32”, con DVD player y un equipo de música que aparecen en un mueble estilo campo de los que vienen especialmente pensados para albergar los aparatos de televisión grandes.

El dormitorio principal despliega una cama de medidas King con un otro aparato de TV de 21” enfrente. El ventanal vuelve a ofrecer la vista del lago y el campo de golf.

El ambiente se completa con un jacuzzi y dos lavabos con espejo de pared a pared. El baño propiamente dicho aparece separado con su bañera.

Las Villas tienen un excelente fitness center con vista a la piscina principal, y un Spa al aire libre que permite disfrutar del sol al mismo tiempo. Los chicos tienen un área especial de juegos con una sala de videojuegos y los grandes pueden despuntar el vicio del asado en una zona de “barbeches” con una deliciosa vista al lago.

Por si fuera poco los huéspedes tienen acceso a las facilidades del hotel principal del Doral ubicado al otro lado de la calle (incluido su famoso Spa Europeo) y a los cinco campos de golf en los que se juegan varias paradas del tour profesional.

Allí se pueden jugar las canchas o pasar una mañana practicando el juego largo en el Driving Range, que provee una bolsa completa de palos, cantidad si límite de pelotas y un carro eléctrico para trasladarse por solo U$S 10 para todo el día. El juego corto se puede practicar en el putting green delante del House principal del “Blue Monster”, uno de los cinco “courses”. En las galerías del House, los amantes de este juego tienen una amplia gama de oferta en materia de palos, ropa, zapatos y los últimos detalles del apasionante mundo del golf. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)