Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | May 19, 2022

Scroll to top

Top

Lunes 25 de junio de 2007

El regalo es ser padres

Festejar el “Día del Padre” es una ocasión para reflexionar acerca de nuestro rol como hijos, primero, y como progenitores, después.

Pensar en el “Día del Padre” invita a reflexionar sobre las vivencias recorridas en el camino de la vida compuesto por la experiencia de hijo y de padre.

Ser hijo lleva consigo la huella inconsciente, pues cada paso dado es una señal de nuestro futuro.

Los vínculos humanos tienen la calidad especial de que, una vez vividos, aprendemos de ellos para luego transmitirlos. Esto no sólo hace única la relación filial, sino que la transforma en irremplazable. Todos somos padres como hemos aprendido a ser hijos.

Esta afirmación, de alguna manera, echa por tierra las teorías de las “escuelas de padres”, porque lo que se necesita para ser un buen hijo es un buen padre y para ser un buen padre es necesario haber sido bien criado. Para decirlo en términos más humanos: lo que se necesita es haber sido amados y valorados como hijos.

Extraordinaria tarea la de disfrutar de nuestra paternidad en el presente, pero de nuestra paternidad generosa y completa, porque la misma asegura lo único por lo que vale la pena ser padre: educar hijos felices.

La tarea de ser padres debe recuperar en estos días tres dimensiones: presencia, autoridad y compromiso.

El amor que genera persona íntegras y que previene todo lo que no deseamos para nuestros hijos sólo se construye estando presentes. Esta dimensión devuelve el valor a una palabra magnífica no siempre justipreciada: trabajo. La paternidad es un trabajo que perfecciona a la naturaleza humana, por eso es tan necesario. Ser padres presentes implica estar activamente en la vida de nuestros hijos, no hay presencia con huérfanos de padres vivos.

Autoridad es una de las palabras vividas con mayor confusión. Se plantea la autoridad con mala prensa, como un correlato del autoritarismo o de ponerse en un pie de igualdad con los hijos. El ejercicio de la autoridad permite educar desde el lugar de la referencia. Es imposible formar ciudadanos futuros sin referentes válidos, sin referencia para actuar y convivir.

La última de las dimensiones mencionadas nos lleva al rol social de los padres. Hablar de padres es también hablar de patria. La patria es una responsabilidad de todos, en este sentido tenemos una oportunidad histórica de protagonizar los cambios futuros de nuestra Argentina, sin esperar que alguien los haga por nosotros. Llegó la hora de los padres socialmente responsables.

Es inevitable pensar que fallamos en muchas cosas o que ya es tarde porque nuestros hijos están grandes, esto es falso. El verdadero regalo del “Día del Padre” es comprender que “el tren me lo puedo tomar en cualquier estación” y que cada día puede ser el “Día del Padre”.

Por estas razones y por las muchas que cada uno tiene en su corazón y en su experiencia vital en este recorrido maravilloso que es la vida: ¡feliz día del padre! © www.economiaparatodos.com.ar

El licenciado Adrián Dall’Asta es director ejecutivo de la Fundación Proyecto Padres (www.proyectopadres.org).


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)