Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | November 30, 2022

Scroll to top

Top

Viernes 20 de julio de 2012

Falacia del crecimiento a tasas chinas

Desde el discurso oficial y el de los analistas económicos no-oficialistas, afirman que durante la era K, el PBI de Argentina creció a “tasas chinas”, pero nadie sabe de dónde salen esos números.Tanto el gobierno como analistas económicos no-oficialistas, suelen afirmar que, durante el período presidencial de Néstor Kirchner y la gestión de Cristina Fernández, el PBI de Argentina creció a “tasas chinas”, o como se suele decir en los discursos oficiales “el modelo ha generado un record histórico de crecimiento económico”.

Nunca, ninguno de esos personajes, muestran cómo calculan el PBI en base a estadísticas adulteradas o engañosas.  Tampoco explican cómo obtienen la tasa de crecimiento anual que, sospechosamente  comparten,  a pesar del vicio estadístico de origen. 

Quizás haya que referirse a la anécdota señalada por Paul Samuelson y recogida por Marcelo Lascano que dice … “cuando los economistas hacen predicciones son como seis esquimales acostados en una cama para protegerse del frío. De lo único que se puede estar seguro es que cuando uno de ellos se da vuelta, todos van hacer lo mismo”. (La impostura de los economistas, Michel Musolino, página 44)

Recorriendo discursos de la época “K”, durante el período 2003 a 2012 el PBI del país creció a una tasa media de 5,39 % anual acumulativa. Aquí vamos a demostrar que esa afirmación no es verdadera.  Porque sacando bien las cuentas y con los mismos datos básicos del gobierno “K”,  ese crecimiento fue de tan sólo 1,48 % anual, levemente superior al crecimiento demográfico registrado entre los censos de población (2001/2010) = 1,06 %.

La explicación de lo sucedido se atribuye al intencionado falseamiento de los índices de precios en que ha incurrido el INDEC  para mostrar un relato fantasioso y sobre todo para escamotear intereses a los bonistas que aceptaron títulos públicos reajustables por el índice CER (Coeficiente de estabilización de referencia).

Esta sería una explicación matemática del error en la rimbombante afirmación de “crecimientos a tasas chinas”.

Está universalmente admitido que la fórmula para calcular
la tasa de crecimiento de cualquier operación financiera es la siguiente:
\"\"
Siendo r el ratio o coeficiente indicador de la tasa de crecimiento. 
Pero, para ser comparables, ambos PBI debieran ser homogéneos es decir calculados a los precios de un  año-base, porque si así no fuese estaríamos midiendo el crecimiento de precios nominales y no el incremento de las cantidades producidas.  De esta manera, el PBI 2012 medido a precios de PBI 2003   en términos simples, sería  igual a:

\"\"

\"\"Reemplazando términos logramos la fórmula para calcular el
incremento del PBI entre 2003 y 2012:

\"\"

Ahora bien, debemos  suponer distintos cálculos de inflación:

a)    los publicados engañosamente  por el INDEC y aceptados oficialmente, pero cuestionados por los organismos técnicos como las Universidades Nacionales y el FMI.

b)    los calculados por las provincias autónomas, consultores pri- vados y Sloan School (www.InflaciónVerdadera.com, MIT)

Unos y otros, esquemáticamente arrojan estos resultados aproximados, que  pueden variar, pero son consistentes con las evidencias obtenidas por otros medios.

a)    Inflación del INDEC
     Del 2003 al 2006 =                                        12 %
     Del 2007 al 2012 = 0,6% x mes x 5 años       36 %
     En 9 años de gobierno “K”                             48 %

b)    Inflación verdadera
     Del 2003 al 2006 =                                        12 %
     Del 2007 al 2012 = 1,6% x mes x 5 años        96 %
     En 9 años de gobierno “K”                            108 %

Aplicando estos datos a la fórmula (4) tenemos:

\"\"
\"\"
Como podrá apreciarse, en cada fórmula, se incorporan los PBI expresados en dólares corrientes a los precios de cada año.
Donde 380mM = u$s 380.000 millones de PBI 2012 Y
             160mM = u$s  160.000 millones de PBI 2003

Para una comprobación empírica si dividimos el PBI 2012 u$s 380.000 millones por la población de 40  millones tenemos un PBI per capita de 9.500 u$s aproximados, lo cual parece estar bastante aproximado a la realidad que hoy percibimos empíricamente. Lo verdaderamente importante no es cuestionar el mayor o menor grado de precisión en las cifras que,  por naturaleza son inciertas o imprecisas, sino en advertir que el famoso “crecimiento a tasas chinas” tan sólo un fue una modesta superación del nivel de vida que teníamos cuando salimos de la convertibilidad.