Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | February 27, 2024

Scroll to top

Top

Jueves 28 de julio de 2005

Hugo Chávez profundiza su enfrentamiento con la Iglesia

Los obispos venezolanos acaban de hacer público un comunicado en el que expresan su preocupación por el cada vez mayor clima de odio y de enfrentamiento entre clases que Chávez está propiciando desde el poder.

En su propia casa, el insólito Hugo Chávez profundiza cada vez más su pugna con la Iglesia Católica, la cual, a través de la Conferencia Episcopal de Venezuela, está abogando abiertamente porque se logre alcanzar “un clima diferente” al actual, en el que se respeten los derechos humanos, las libertades civiles y, en general, el Estado de Derecho, y se acabe con la polarización socioeconómica impulsada constantemente desde el poder y la creciente “partidización” del Poder Judicial (suena conocido, ¿no es cierto?).

Los reiterados reclamos de la Iglesia Católica están contenidos en un comunicado de 10 puntos que Chávez rechazó airadamente señalando que los obispos venezolanos están “desconectados” de la realidad. Él, por supuesto, no lo está.

Los obispos venezolanos expresaron su clara preocupación por la constante siembra de odio que se realiza desde el poder y por lo que entienden es “una polarización y malestar interior que condicionan las percepciones y los juicios sobre toda la realidad social y que dificultan el diálogo, el consenso y la colaboración”, agregando que “nuestra sociedad (la venezolana) necesita un clima diferente porque el camino antes descripto es destructor y nos está llevando al desconocimiento del otro, al que consideramos enemigo”.

Las reflexiones de los prelados venezolanos describen, con otras palabras, el obvio temor que ellos sienten por el resultado de lo que claramente es una siembra permanente de la filosofía de la “lucha de clases”, típica de quienes tienen convicciones marxistas.

La Iglesia, en su comunicado, apeló asimismo a todos los venezolanos a no permitir que se imponga una “legalidad injusta” que se utilice para “castigar la disidencia”. En pocas palabras: que se use para cercenar la libertad de opinión de aquellos que osan disentir con el “discurso único”.

El comunicado de la jerarquía eclesiástica agrega, en obvia alusión a Hugo Chávez, que “hay quien pretende que el criterio de solución de las divergencias es la imposición de la fuerza, bien sea de las mayorías, o del manejo arbitrario del poder o de las armas” y critica la manera en que la Asamblea Nacional (de mayoría oficialista) “aprueba leyes que deben tener un tratamiento prioritario y ser fruto de un amplio consenso”.

Finalmente, la Iglesia Católica lamentó también la muerte de tres estudiantes universitarios que perdieron recientemente la vida en manos de cuerpos policiales y militares en Caracas.

Las reflexiones de los obispos venezolanos no sólo recuerdan el “ambiente” prevaleciente en la Cuba de Fidel Castro, también algunas sensaciones del mismo tenor que han ido creciendo aceleradamente en nuestra propia sociedad. © www.economiaparatodos.com.ar



Emilio Cárdenas es ex Representante Permanente de la Argentina ante la Organización de las Naciones Unidas.




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)