Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | December 9, 2021

Scroll to top

Top

Jueves 22 de diciembre de 2005

Informe concluyente del Banco Mundial sobre las papeleras uruguayas

El Banco Mundial demostró que las plantas productoras de papel que se instalarán sobre el río Uruguay no constituyen una amenaza para el medio ambiente y que, además, serán una fuente de creación de empleos directos e indirectos por la necesidad de mayores explotaciones forestales.

Desde hace meses, el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, ha estado empeñado en una tan agresiva, como grosera e intimidatoria, campaña de hostilidad contra la instalación de plantas papeleras en la margen oriental del río Uruguay. Su accionar, disfrazado de ambientalista, ha tenido lamentables objetivos de corte político.

Con motivo de esa campaña, Busti no ha vacilado en estimular cortes en los puentes internacionales para impedir así que los turistas argentinos puedan cruzar al país vecino. Lo que lastima desaprensivamente la imagen exterior de la República y constituye una inaceptable -y constante- intromisión del mencionado gobernador en el manejo de los asuntos exteriores de la Nación, que están constitucionalmente reservados al gobierno federal (artículo 99, inciso 11).

El Banco Mundial acaba de generar un esperado y categórico informe -favorable a la instalación de las plantas papeleras en Fray Bentos- que despeja toda presunción de contaminación ambiental en torno a la operación de esas plantas, no sólo porque ambas (como cabía esperar) utilizarán la mejor tecnología de control de la contaminación disponible, sino porque cumplen con las normas de protección ambiental de la Unión Europea y del propio Banco Mundial.

Al referirse a los aspectos técnicos de la cuestión, el informe del organismo multilateral de crédito dejó claro que las descargas de las plantas en el río no afectarán la vida en sus aguas, ni el uso recreativo de las mismas o la actividad turística. Respecto de las emisiones al aire, concluyó que están dentro de los parámetros aceptados pese a que, quizás, durante la puesta en marcha puedan producirse, alguna vez, gases olorosos por algunas horas, durante un período estimado en tres o cuatro meses.

Se entra ahora en un período de 60 días de consultas públicas durante el cual cualquier persona puede opinar o pedir aclaraciones. Ésta es la oportunidad para, civilizadamente, hacer conocer las inquietudes que pudieran existir respecto del tema, de modo de disipar aprehensiones.

Esperamos que el gobernador Busti -sin obstruir innecesariamente el proceso- no la desperdicie, porque ello sería confirmar los temores de aquellos que, desde hace rato, sospechan que las acciones del entrerriano tienen -en realidad- un motivo populista, disfrazado de ambientalista.

Contrariando expresamente la opinión reiterada de Busti, el informe del Banco Mundial confirma que los proyectos crearán 7.000 nuevos empleos directos y generarán una operativa que requerirá de una nueva área forestal de 65.000 hectáreas adicionales.

Además, solamente para el Uruguay las plantas generarán exportaciones anuales del orden de los 700 millones de dólares, cifra que es equivalente al ingreso de divisas que el país vecino tiene por sus tradicionales exportaciones de carne. No es poca cosa.© www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)