Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | February 5, 2023

Scroll to top

Top

Sábado 8 de junio de 2013

Los Kirchner y el peculado

Los Kirchner y el peculado

Uno de los síntomas que demuestra que algo anda mal en una sociedad, es la aparición del abuso de los dineros públicos por parte de las personas que están en la obligación de administrarlos honestamente

Uno de los síntomas que demuestra que algo anda mal en una sociedad, es la aparición del abuso de los dineros públicos por parte de las personas que están en la obligación de administrarlos honestamente, lamentablemente parece que esto está ocurriendo en la Argentina donde el periodista Jorge Lanata ha denunciado varios casos de corrupción que se centraron en la ruta K( que representa al Kirchnerismo) y que involucra a Lázaro Báez allegado al ex presidente Kirchner, a su esposa y actual presidenta de Argentina y a varios funcionarios públicos.

¿Pero tanta influencia tenia Néstor Kirchner?

Claro que sí, ya que su muerte dejó un gran vacío en la política argentina ya que quien en realidad tenía el poder político era él, lo que es más iba a ser candidato nuevamente a la Presidente de la República y ejercía el cargo de Secretario General de la UNASUR.

Por otro lado, para poder entender la influencia que tenia Kirchner en Argentina, debemos recordar al General Juan Domingo Perón que representaba todo el poder en su época, poder que fue reconocido por la misma Evita a pesar de que ella logró también el cariño por parte del pueblo, o en el caso de Isabelita Perón que sin tener ninguna influencia, llego a la presidencia solo por ser la esposa de Perón.

Insisto el caso de Néstor Kirchner era similar al de Perón ya que quien gobernaba la Argentina era él y su mujer Cristina se encontraba en la presidencia sostenida por Kirchner. En consecuencia su muerte dejó un fuerte vacío de poder en Argentina.

Por otro lado, la figura del peculado que viene del vocablo latino Pecunia significa riqueza. Específicamente peculado es la riqueza ilícita de un funcionario o de una persona encargada de un servicio público que, aprovechando su condición, se apropia o aprovecha de dinero público o privado, como en el caso que denuncia el periodista argentino Lanata.

En Roma, que es la cuna del Derecho, existió la Ley Julia del Peculator, que castigaba con la pérdida de la ciudadanía y prisión a los que roban rentas públicas. La pena se agravaba más si quien la cometía era un magistrado, siendo en este caso el castigo la muerte. Era tan difícil conseguir la ciudadanía en Roma que los no ciudadanos que denunciaban el peculado de un magistrado adquirían la ciudadanía.

En el Ecuador, la figura penal del peculado también tiene una larga tradición legal. Vicente Rocafuerte, el constructor de la República, al percatarse de la poca moralidad de los funcionarios y empleados públicos, dispuso en el código penal en 1837, inspirado y prácticamente dirigido por el, que constara varios artículos destinados a reprimir los malos manejos de los funcionarios y empleados públicos. En su mensaje al Congreso 1838, Rocafuerte expresa enfáticamente el siguiente pensamiento: “Una nación que se encuentra servida por malos ciudadanos está condenada a la disolución. La ley debe de reprimir estrictamente a la persona que por enriquecerse defrauda el interés nacional, especula con caudales públicos”.

Otro gran Guayaquileño, Gabriel García Moreno inspira el código penal en 1871 en el que establece una pena de tres a seis años “al empleado público o persona encargada de un servicio público que hubiere abusado de dineros públicos o privados, títulos, documentos o efectos mobiliarios que estuvieren en su poder e razón de su cargo”. La disposición del Código de 1871 es una réplica del Código Belga. Recuérdese que García Moreno estudio en Francia y conoció seguramente los comentarios sobre el Código Penal Belga que era considerado el mejor y más adelantado de sus tiempos.

La figura del peculado se encuentra en el Código Penal vigente en el Ecuador.

Ojalá de comprobarse las denuncias del periodista Lanata que se castiguen a los malos funcionarios públicos que se enriquecen ilícitamente en la Argentina y que están obligados a responder por sus malas acciones.

Por lo demás, ese país hermano, merece mejor suerte y lamentablemente no ha podido salir adelante por el populismo que tanto daño le hace.

Fuente: http://independent.typepad.com/