Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | November 30, 2022

Scroll to top

Top

Jueves 4 de septiembre de 2014

Más sobre la Argentina antiestética

Más sobre la Argentina antiestética

En lo que va del año la nafta aumentó un 44%, las facturas de gas llegan con incrementos que en varios casos llegan al 600%, según dieron cuenta diferentes medios, los que estamos asegurados por algún sistema de salud o medicina prepaga tendremos que pagar “copagos”, por lo menos durante este mes de septiembre por diversas prestaciones, radiografías, análisis o diversos estudios, que sería lo mismo que al subir a un bus de transporte te cobren, además del boleto un adicional para contribuir al sueldo del chofer o el lubricante que usa el motor o al comprar un entrada para ir al cine te cobraran un adicional por los títulos de la película. Las tarifas aéreas aumentaron un 25%, el transporte de buses un 66% en enero y un 20% en julio y así podríamos seguir con todos los rubros ofertados.

La venta de autos se desmoronó un 35% y la de autos importados tiende lisa y llanamente a cero ya que no hay nuevos ingresos de unidades.

Esta variedad de incrementos muestra una disparidad y falta de relación en los precios relativos que esencialmente muestra la inexistencia de un sistema económico racional, por ello toda esa variedad de aumentos, copagos, porcentajes surrealistas como las tarifas de gas, nos resultan groseros y antiestéticos y por lo tanto insoportables.

Si a ello agregamos la presión fiscal que ya ingresó en el terreno de la confiscación de parte del trabajo personal o del beneficio previsional, que en definitiva es lo mismo ya que se accede al sistema debido a los años de aportes acumulados durante la actividad.

El mínimo no imponible para la actividad profesional se mantiene en el mismo nivel, creo que desde la década del 90 que es de $ 1200,00, si lo adecuáramos solo computando el 50% de la inflación desde aquel entonces ¿cual debería ser el mínimo no imponible de hoy?

Esto significa que cada mes el estado se apropia de una parte mayor del ingreso del sector profesional independiente en perjuicio de nuestro poder adquisitivo, pero ningún colegio representativo se preocupa por la cuestión.

Por último la imposibilidad de practicar ajustes por inflación en los balances, muestra ganancias virtuales, solo existentes para la voracidad fiscal y el populismo “k”.

Kristina en sus clases propias de una maestra de Siruela, nos habla de los autos “encanutados” creyendo que de ese modo, nos demuestra su conocimiento del mercado y que la prórroga del plan “pro.cre.auto” o como se llame, es una supuesta “avivada” suya, para corregir una picardía del sector automotor que estaría reteniendo autos. Pero si se compararan algunos datos, veríamos que el mercado automotor está llegando a lo que sería su nivel de normalidad, ya que la fiebre del casi millón de unidades vendidas durante el año pasado tuvo su causa en el proceso inflacionario, ya que la compra de un auto “cero km” fue un modo con el que la gente se protegía de la inflación o huía del dinero.

Hoy las ventas llegan a un nivel de “normalidad” ya que la gente precisamente por causa de la “inflación” ha perdido su capacidad de protegerse dado que el incremento constante de los precios, los copagos, la inseguridad laboral, por suspensiones o despidos, encoge su capacidad de pago.

Por otro parte ese record de ventas de autos solo puso de manifiesto otro aspecto antiestético de nuestro sistema “político económico” que fue que ese “record” fue consecuencia de la inflación y no de un genuino incremento del poder real adquisitivo al tiempo que los índices de pobreza e indigencia se incrementan.

Quizás salvo Venezuela y algunos países de África administrados por dirigencias corruptas, no creo que haya otro lugar en la tierra que ofrezca este nivel de groserías en su sistema “político económico”, que hace de la Argentina un país antiestético que creo tiene que ver con lo que Juan J. Llach y Martín Lagos llaman “El país de las desmesuras”, libro que comenzaré a leer el fin de semana próximo.

La obsecuencia “k” en el Senado de la nación, le dio otro aliento a la antiestética argentina al darle media sanción al proyecto de ley que modifica el lugar de pago de los bonos reestructurados y al que modifica la ley de abastecimiento.

La futura “gobernanza” cada vez más debilitada, contrariamente a lo que se suele decir el peronismo comienza a ingresar al cementerio, quizás crean o confundan que los “k” podrán, mediante el embalsamiento, lograr su inmortalidad…