Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | November 24, 2017

Scroll to top

Top

Al inicio de la semana

Lunes 24 de mayo de 2004

Era previsible lo que venía: Un año de rencores, odios y revanchas.

Esta nota la escribí en 2004 haciendo el balance del primer año de gobierno de Néstor Kirchner. Era previsible lo que venía

El balance de los primeros doce meses de gobierno del presidente Néstor Kirchner arroja resultados desalentadores: no aparece por ningún lado un proyecto concreto de futuro para la Argentina. Si el rumbo no cambia, no sólo perderemos cuatro años más, sino también sufriremos un fenomenal retroceso. Ver Más

Lunes 17 de mayo de 2004

Si soy tratado como el enemigo, ¿por qué invertir en la Argentina?

Esta nota es del 17 de mayo de 2004. 10 años atrás ya se venía venir lo que vivimos hoy. Me sorprenden los que ahora se sorprenden 

Las políticas populistas han provocado que el hecho de invertir en el país se haya convertido casi en un delito: si lo hace, usted será perseguido por el Estado y será señalado como el culpable de la pobreza de otros compatriotas. El resultado: fuga de capitales. Ver Más

Domingo 9 de mayo de 2004

K, The Gardener: brevísimo manual para interpretar al gobierno

Desentrañar las verdaderas intenciones que se esconden detrás de los actos y declaraciones del presidente argentino se ha convertido en el deporte nacional por excelencia. Aquí, una guía para saber cómo hacerlo. Ver Más

Domingo 2 de mayo de 2004

Vuelven el estatismo y la soberbia de los iluminados

El anuncio de la creación de una petrolera estatal que actúe como “testigo” en el mercado, vuelve a poner sobre la mesa un debate que parecía ya definitivamente cerrado: la probada ineficiencia de las empresas públicas y el grave error de los estatistas de creerse más capacitados que los contribuyentes para asignar los recursos. Ver Más

Domingo 25 de abril de 2004

Sobresueldos en el Estado: la hipocresía y la corrupción

El pretender que los funcionarios públicos cobren sueldos bajísimos por “solidaridad” con los pobres o con los que menos ganan, no es más que una práctica hipócrita que esconde pagos “por detrás” y una de las principales causas de la corrupción. Ver Más