Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | December 15, 2017

Scroll to top

Top

Martes 1 de julio de 2014

Mejora de precios ante señales de demanda, pero lo central seguirá siendo el clima en EEUU

Mejora de precios ante señales de demanda, pero lo central seguirá siendo el clima en EEUU

Luego de un arranque de la semana con los operadores concentrados en las buenas perspectivas de rinde para maíz y soja de EEUU, algunas operaciones puntuales de exportación, y el informe de ventas semanales al exterior de ese país, pusieron de relieve que a estos precios más bajos, los compradores genuinos salen a buscar mercadería, y vivimos un rebote interesante, especialmente en soja

La suba fue más firme para la oleaginosa, que de hecho cerró la semana con mejoras, porque las existencia en EEUU se pronostican ya en niveles mínimos históricos, a pesar de una buena cosecha apuntalada por importaciones muy por encima de los niveles normales para este país que es uno de los grandes exportadores tradicionales. Por otro lado, para suplir la oferta de EEUU tenemos a Brasil, donde cerca del 90% de la soja estaría ya comercializada por los productores, con lo que no hay mucho espacio adicional para abastecer al mundo. Al que le queda soja es al productor Argentino, quien a los precios que tuvimos en el arranque de la semana no vende. Los compradores entonces ávidos por soja, cuando ven precios muy bajos en EEUU, van corriendo a comprar, los valores rebotan, mejora por ende el precio local, aparecen las ventas, y allí el mercado se calma.

Podemos esperar que ese ciclo siga dándose en el mercado de soja de aquí hasta que esté disponible la mercadería nueva de EEUU, de Septiembre en adelante. La conclusión es volatilidad de precios, pero con pisos (cuando los compradores deciden entrar tomando grano de EEUU) y techos (cuando los precios suben mucho y los compradores prefieren esperar a la cosecha nueva de EEUU).

En el caso de maíz el movimiento es más leve, porque en EEUU las existencias son elevadas. La cosecha fue un máximo histórico, pero lo que estamos viendo es que la demanda es mucho más fuerte que lo esperado, y esto va haciendo que paulatinamente el USDA deba corregir sus proyecciones de consumo a la suba, y por ende de stocks a la baja. Sin embargo como todavía hay un incremento sustancial en los niveles de stocks de maíz, los precios no reaccionan tan firmemente como los de la soja.

De todas formas estos elementos impactan en forma directa sobre los valores de cosecha vieja. Los de la cosecha nueva norteamericana están más enfocados en el clima. Esperamos que luego del reporte de stocks del lunes, que hará referencia a los temas charlados más arriba, el foco del mercado vuelva al clima.

Allí la discusión pasó nuevamente por el exceso de humedad en el noroeste, que podría causar pérdida de área sembrada, versus condiciones muy propicias para la producción en el resto del país. En general los años de &"excesos de humedad&" terminan siendo buenos en cuanto a rinde.

Sin embargo lo otro que debemos mencionar es que si bien se esperan lluvias fuertes para el noroeste en los próximos cinco días, hacia el centro  este las condiciones serían más secas. El pronóstico de 6/10 días por su lado apunta a condiciones más secas. Veremos si este pronóstico se concreta y se mantiene, pero podría llevar el mercado a preocuparse si los pronósticos secos se sostienen la semana próxima.

En cuanto al trigo, la caída de precios genera preocupación. En el frente internacional, la entrada de la mercadería del hemisferio norte está presionando los precios. Si bien en EEUU, con una superficie implantada más chica, problemas climáticos que generaron una calidad de cultivo muy baja, y lluvias en el momento de la cosecha, generan un escenario complicado, la posición de este país en el mercado internacional no es hegemónica como en el maíz, o de relevancia central como en soja. Allí hay otros oferentes y demandantes de peso. Tal es así que también está entrando el trigo de la zona del Mar Negro,  lo está haciendo a precios muy bajos, lo que fuerza la competencia con el resto de lo oferentes, llevando el mercado a la baja.

Recordemos que el mercado internacional estuvo descontando en su momento que el conflicto entre Rusia y Ucrania terminaría teniendo algún impacto en el flujo de mercadería desde el mar Negro. Esto finalmente no sucedió. Por un lado hubo que desandar la suba previa cuando este factor se sumó a precios, y por el otro reducir más los mismos, ya que los valores a los que se está ofreciendo esa oferta son muy bajos.

Por nuestras latitudes el problema es el exceso de humedad. Pero no solamente en Argentina, también en Uruguay y en el sur de Brasil, donde está el área triguera de ese país. Es muy temprano para determinar cómo afecta esto las perspectivas de producción, pero por el momento agrega un signo de preguntas.

En el mercado disponible de Argentina  una gran posición comprada en el término se ha reducido previo a que inicie el período de entrega, forzando ventas, y la noticia de que Brasil otorgó un cupo de exportación de 1 mill.tt. para trigo de EEUU porque el MERCOSUR no podía abastecerlo, presionó a la baja.

En cuanto al trigo nuevo, los precios que estaban en 210 U$S/tt  previo a la siembra, bajaron luego a la zona de los 200 U$S/tt, hoy están en 185 U$S/tt, y &"el número es otro&", hablando de rentabilidad.

La pregunta es quien abastecerá a Brasil el año próximo? Lo desarrollaremos en mayor extensión luego, pero teniendo saldo exportable de trigo, parece difícil que Argentina no le oferte cereal a Brasil, y que este no lo compre, ya que ello es mutuamente beneficioso.

 

Fuente: Austral Agroperspectivas