Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 16, 2019

Scroll to top

Top

Martes 12 de agosto de 2014

Soja con leve mejora, maíz respetando pisos y trigo subiendo

Soja con leve mejora, maíz respetando pisos y trigo subiendo

Esta semana la soja logró respetar los pisos previos, y rebotar para terminar el viernes con un pequeño saldo positivo

En el caso del maíz, se respetaron los pisos, pero el mercado no logra despegar, mientras que las posiciones de trigo nuevo que venían en niveles muy bajos, lograron marcar seis ruedas consecutivas de suba, seguidas de una toma de ganancias bajista, pero que terminó mostrando una variación semanal positiva.

Es muy importante que el mercado esté logrando consolidar los pisos de maíz y soja, ya que los fundamentos siguen siendo negativos. La sensación es que la mala noticia estaría ya descontada en el nivel de precios actual. Sin embargo parece demasiado temprano para aseverar esto: el foco del mercado sigue puesto en la discusión de rindes para EEUU.

En el plano local lo más destacado es que el trigo nuevo despertó, y se comenzó a mover pasando de los 170 a los 180 U$S/tt. Esto generó interés de los productores, que empiezan a ver retornar la rentabilidad a sus cálculos de margen bruto. Sin embargo estamos lejos del pico de 200 U$S/tt que inspiró el incremento del área sembrada.

COMO VIENE LA COSECHA NORTEAMERICANA?

Con la floración del maíz prácticamente concluida, y la soja atravesando ya las etapas finales de definición de rendimientos, acompañada de pronósticos prometedores, nadie duda que la productividad va a terminar siendo elevada. La pregunta es qué tan elevada será?

Cierto es que la calidad de los cultivos de maíz bajaron dos puntos en el reporte del lunes de la semana pasada. Sin embargo, a estas alturas no resulta tan preocupante, porque el proceso de floración está ya casi terminado: 78% de los cultivos habían ya finalizado la floración, y 17% ya estaba en grano pastoso.

Por el lado de la soja se esperaba también que fruto de la falta de lluvias en la semana en cuestión, la calidad de los cultivos se deteriorara. Sin embargo se mantuvo en 71% bueno a excelente, lo que desalentó a los alcistas. Sin embargo aquí el período de riesgo climático no está concluido. Si bien con 79% habiendo pasado ya por la floración y 38% formando vainas, podemos decir que la mitad del riesgo ha sido superado exitosamente, habrá que terminar la formación de vainas, y luego superar el llenado de granos.

Sin embargo las lluvias la semana pasada fueron algo más generosas en el sudoeste, la zona más necesitada de humedad, lo que podría reacomodar un poco la situación. Para la semana que comienza se esperan pocas lluvias, pero el pronóstico de 6/10 días vuelve a presagiar lluvias por encima de lo normal, extendiéndose hasta el 19 de agosto. Si estos pronósticos se cumplen, la alternancia de lluvias y días secos generará un buen cierre del ciclo.

CUANDO SABREMOS EL RINDE DE LOS CULTIVOS NORTEAMERICANOS?

El rinde norteamericano recién será un dato real cuando la trilla esté avanzada, hacia el mes de octubre. Típicamente cuando superamos la mitad de la cosecha, podemos pensar que la tendencia de rendimiento estará definida.

En el mientras tanto se trata de detectar tendencias partiendo hasta ahora del estado de los cultivos. Sin embargo se comenzará a sumar las giras que van a comenzar a realizar los analistas por EEUU, los sucesivos reportes del USDA que reflejarán el parecer del organismo oficial norteamericano basado en encuestas a los productores, aunque con mucha prudencia en las variaciones, y finalmente a medida que avance la trilla, iremos monitoreando los reportes de rendimiento.

El problema es que viendo como se ha dado el clima, lo más probable es que todos estos datos sean negativos.

De la mano de esta perspectiva, tenemos que pensar que los fondos de inversión seguirán acumulando ventas, y por esto los precios se mostrarían débiles.

LA DEMANDA FIRME NO ALCANZA POR AHORA PARA GENERAR SUBAS

Es importante tener en cuenta que si bien el mercado se mueve por expectativas, hay algunas que son más probables, y por ello tallan más fuerte en las tendencias, que otras que son muy poco claras, y que por lo tanto no se tienen en cuenta.

Recién luego de superar la duda sobre los rindes norteamericanos, el mercado comenzará a considerar la marcha de la demanda más seriamente. Las exportaciones semanales que se van dando en el mientras tanto nos dan el indicio de que la caída de precios despertó la demanda. Pero una aceleración del ritmo de ventas no implica necesariamente que la misma continúe en el futuro. Los compradores podrían estar aprovechando la baja de precios, pero una vez cumplida la tarea de comprar un stock barato, podrían esperar nuevas bajas para continuar.

El año pasado recién se retocaron las cifras de exportaciones y consumo esperado en los primeros meses del nuevo año calendario.

ESPERABAMOS MERMA DE AREA EN SUDAMERICA, PERO REPORTES INDICAN QUE ESO NO PASARA

El otro factor a considerar son las intenciones de siembra en Sudamérica. Veníamos penando que los precios más bajos harían caer el área en las zonas marginales, como el norte y oeste de Argentina, y el noroeste de Brasil, las regiones donde con la suba de precios, se incorporó superficie a la producción, pero que con precios más bajos generarían quebrantos.

Sin embargo AGRURAL estimó esta semana que Brasil incrementaría el área de soja. En Argentina pasa algo similar. Se habla de una caída de área de maíz en la zona núcleo, que pasaría a soja, compensando así las pérdidas de superficie dedicada a la oleaginosa en las zonas más alejadas o de menor productividad, que no se sembrarían en estas condiciones.

Esto nos abre un gran interrogante: si tras la enorme cosecha norteamericana, viene una gran siembra Sudamericana, podrán los precios recuperarse sólo de la mano de la demanda? Posiblemente no: el shock de oferta sería descomunal, y justificaría estos bajos precios.

EL TRIGO RESUCITA, LO APROVECHAMOS?

El que resucitó esta semana fue el mercado de trigo nuevo en Argentina. En parte esto refleja una firmeza internacional.  En Europa se están registrando excesos de lluvia que generan un faltante de trigo de calidad. Mientras tanto, la tensión entre Rusia y Ucrania sigue creciendo. EEUU y Europa decidieron implementar sanciones comerciales y financieras sobre Rusia, las que no sólo fueron ineficaces, ya que Rusia movilizó unas 20.000 tropas a la frontera entre estos países, sino que inspiró a su veces la prohibición de importación a Rusia de alimentos Europeo o Norteamericanos.

De todas formas hay que tener presente que los valores FOB que se están manejando por trigo nuevo Argentino, permitirían pagar entre 190 y 200 U$S/tt por la mercadería, cuando el precio real en el mercado interno pasó recién de la zona de los 170 a los 180 U$S/tt. Sin embargo no hay anuncios de ROE VERDE, ni se publican valores FOB INDICE en base a los cuales cerrar negocios de exportación. Por estas razones salir a comprar trigo enero es una tarea riesgosa, que bien vale 10 o 20 U$S/tt como compensación del mismo.

LAS NECESIDADES DE LAS FABRICAS ESTE AÑO

La campaña pasada, con una cosecha de soja debilitada, y la intención de retener de lo productores, las fábricas debieron pagar sobreprecios para asegurarse mantener un nivel mínimo de producción.

Esta campaña, con una producción más elevada, mayores restricciones al financiamiento, y tasas de interés más altas, las fábricas se pusieron en una posición intransigente, pensando que iban a poder comprar por la necesidad de los productores de generar fondos. Sin embargo con la caída de precios las ventas de soja se detuvieron, y las fábricas están nuevamente con problemas de stock. Esto justifica que se paguen sobreprecios para tentar a los vendedores.

Sin embargo debemos ser conscientes que el mundo necesita mucha soja mientras no esté disponible la mercadería norteamericana. Una vez que la cosecha del norte llegue, si lo hace en los tonelajes esperados, hará que el mercado esté más tranquilo a nivel internacional. Si bien los industriales tratarán de conseguir granos pagando algo más, partirán de un nivel de precios muy bajo. Por ello lo que se ve cuando el mercado baja, es que los precios de la posición noviembre caen mucho más que los disponibles, generando incluso que sea posible vender disponible  y recomprar más barato en noviembre, una rareza que venimos mostrando en las últimas tres semanas.

 

Fuente: Austral Agroperspectivas